Imatges de pàgina
PDF
EPUB

servacion de ninguna especie, compareció de nuevo en este misino dia 28 la interesada pidiendo la restitución en el uso de las aguas, porque la presa habia quedado concluida en la noche del 27 lo cual le fué concedido: Que la ejecucion de esta providencia produjo por parte del apoderado del Marqués la interposicion en 29 de noviembre del recurso de nulidad que le sue denegado, y el de apelacion que le fué admitido en un solo efecto por el alcalde de San Juan de Vilatorta la comparecencia en autos en 4 de diciembre oponiéndose á, todo procedimiento ulterior, porque la restitucion atribuía á la reclamante que no la pertenecia, siendo como era del pueblo el terreno donde se habia construido la presa, y formar esta el paso al abrevadero comun, cuyo paso se habia querido salvar de las avenidas con la construccion de dicha presa: Que desestimada esta pretension, pidió mejora del auto el mismo alcalde el 9 del propio mes de diciembre, espresando que la construccion de la obra habia sido autoriZada por el Ayuntamiento y formaba un camino público además del paso para el abrevadero, debiendo separarse este punto absolutamente del aprovechamiento de aguas por el Marqués á consecuencia de dicha construccion, á lo cual se mostraba ageno el Ayuntamiento; y desestimada esta pretension, se interpusieron por el alcalde con igual resultado los mismos recursos de nulidad y apelacion que anteriormente habia deducido el Marqués; Que en estado de llevarse á efecto la demolicion de la obra, provocó el referido Gefe politico esta competencii, apareciendo de su espediente las comunicaciones que siguen : 1.“ Una del alcalde espresado, en que manifiesta con fecha 18 de noviembre que segun acta estendida el 12 del mismo reunido el Ayuntamiento bajo su presidencia, habia acordado que acto continuo se estendiese en el libro de acuerdos, el permiso que á mediados de octubre anterior, en presencia de los propietarios que se nombran y otros, se concedió al apoderado del Marqués para que construe. yese una presa en el lugar en que se construyó en lil mañana del 27 del propio mes para conducir al manso de Altarriba, de la propiedad de dicho Marqués, las aguas del Quer, de la fuente llamada de la Noguera y otras del pueblo, cuyo permiso se habia concedilo perpétuamente con la condicion de que corriesen de cuenta del Marqués los gastos de esta concesion, los del arreglo de las fuentes públicas del pueblo para abrevarlas caballerías, los que ocasionare el tener espedito el abrevadero y el camino que iba por encima de la presa para llegar á aquel y dirigirse á Villallcons, los de barre no y destruccion de la roca que se hallaba entre el puente y la presa á fin de que no continuasen causando las avenidas los daños que hasta entonces habian producido en las fuentes públicas, todo lo cual estaba concluido el dia de la estension del acta; añadióndose en ella que el Ayuntamien lo esperaba que el Marqués construiría á gusto y disposicion del mismo y en breve una pared para impedir que las aguas del Quer penetrasen en las fuentes públicas, como tambien que presentaria las cuentas de todas las obras referidas para hacerlas constar en el mismo libro á los efectos oportunos, cuya acta la firmaron, con los demás concejales, el apoderado del Marqués y cuatro testigos, el teniente de alcalde y el regidor primero, advirtiendo aquel que no habia oido que se celebrase el anterior convenio, y este que no queria que la concesion irrogase perjuicio á ningun propietario de la jurisdiccion; despues de la cual maniliesta el alcalde que prescindiendo del título espedido en tiempo remoto por el Real Patrimonio á favor del Marqués para construir presas, abrir zanjas y hacer el uso que estimare conveniente de las aguas del Quer, de la fuente de la Noguera y otras, ningun perjuicio sino antes bien ventajas, se seguian al público de Jas obras referidas, siendo la mas notable la de que conducidas las aguas á la heredad de Altarriba, se habia convertido en huerta una porcion de terreno contiguo al pueblo, y distribuido ya entre sus habitantes, con lo cual se aseguraba el abasto de hortalizas y legumbres de que carecian aun en los veranos mas húmedos; todo lo cual hacia presente á dicho Gose para que de conformidad con lo prevenido en las disposiciones vigentes se sirviese sancionar con su aprobacion el permiso otorgado á mediados de octubre. 2.Un oficio del Gefe político al Gefe civil de Manresa, de fecha 29 del mismo mes, remitiéndole la comunicacion anterior para que con arreglo á lo mandado en la Real órden de 14 de marzo de 1846 formase el oportuno espediente, y previniese entre otras cosas al alcalde que la concesion de aguas de los rios no es de la atribucion de un Ayuntamiento sino del Gobierno. 3.“ Otro oficio del espresado alcalde de 14 de diciembre inmediato, participando al Gere político que a mediados de octubre anterior se hrabia presentado á aquel Ayuntamiento el apoderado del Marqués de Sentmanat ofreciendo mejorar notablemente el paso público del torrente del Quer por el que se conducen las caballerías al abrevadero público contiguo á las fuentes del pueblo, colocando además en el mismo sitio algunas piedras que sirviesen como de puente ó palanca por donde pudiesen salir los vecinos para sus faenas y otros objetos, cuyo ofrecimiento habia aceptado muy gustosa aquella corporacion, porque le producia el ahorro de Jas sumas que anualmente tenia que invertir para reparar las escavaciones que en dicho paso ocasionaban las avenidas del torrente, dejándole intransitable; mas que ejecutada la obra, á consecuencia de que por ella el Marqués de Sentmanat podia aprovechar mas cómodamente las aguas del torrente y fuentes del pueblo, "habia acudido ante el Juez José Serra y Vestit y Francisca Albó y Calvaria, alegando aquel que parte de la obra estaba enclavada en terreno de su pertenencia, y pretendiendo esta que por medio de ella trataba el Marqués de distraer las aguas del torrente, sobre lo cual dice el alcalde que lo primero es absolutamente falso, y respecto de lo segundo que nada tiene que ver la tal construccion con el uso de las aguas del torrente, pues una vez privado el Marqués (si habia derecho para ello) de abrir acequia en la orilla del torrente, discurririan las aguas como antes sin que pudiese estorbarlo aquella mejora, conclu vendo por hacerle presente la providencia judicial de demolicion , y su comparecencia en juicio sin el resultado que se habia propuesto, a fin de que requiriese al Juez de inhibicion, como así lo acordo y verificó el Gefe politico. 4.* El traslado de este al alcalde en 18 del mismo diciembre de la comunicacion dirigida al Gefe civil de Manresa de que se ha hablado en segundo lugar. 5. Un oficio á este gefe civil dirigido por el alcalde en 21 de enero de 1849, en que contestando al de aquella autoridad de 12 del mismo, comunicándole para su cumplimiento la resolucion espresada del Gere político, manifiesta que creía podia escusársele de practicar las diligencias que, en ellas se prevenian, porque el Ayuntamiento, al conceder al Marqués su permiso para construir la presa, no se propuso ni se habia propuesto jamás trasmitirle derecho alguno al aprovechamiento de las aguas, por mas que el interesado se hubiese llevado en esto la mira de conducir estas con mas comodidad por la acequia que de inmemorial tenia construida, sobre lo cual no habia habido de parte del Ayuntamiento concesion ni prohibicion, á cuyo oficio se decretó al margen que se instruyese el espediente como medio de reparar la falta cometida por el Ayuntamiento en no haberlo verificado antes, y de acreditar en la forma debida lo mismo que se decia en la comunicacion: Que en la sustanciacion del conflicto presentó el alcalde

testimonio del acta dc 12 de noviembre de 1848 á que se refiere la primera comunicacion de que antes se ha hecho mérito, y por parte de Francisca Albó y Calvaria se hizo constar por medio de declaraciones de los individuos del Ayuntamiento, entre otras particularidades que no se habia celebrado en el ines de octubre acuerdo alguno para los efectos y en los términos de que se trataba, á consecuencia de cuya justificacion dispuso el Gefe político, á peticion del alcalde, que por el de Tabernoles, y con asistencia de escribano se recibiese una especie de contrainformacion sobre aquel y otros estremos: Que dictado por el Juez su fallo declarándose competente, y confirmado este en grado de apelacion por la Sala segunda de la Audiencia de Barcelona, insistió el Gefe político, resultando la presente competencia:

Vista la Real órden de 14 de marzo de 1846, que exige la autorizacion Real, prévia la instruccion de espediente, para establecer cualquiera empresa de interés privado que tenga por objeto ó pueda hallarse en relacion inmediata, entre otras cosas, con el uso, aprovechamiento y distribucion de las aguas de los rios, sean ó no navegables ó flotables, ó con la construccion en los mismos de cualquier especie de obra nueva, inclusos los puentes de todas clases, en cuyo espediente se han de guardar las formaJidades que se espresan con el fin, entre otros, de que los particulares y corporaciones que se juzguen perjudicados deduzcan sus reclamaciones, debiéndose formar en el caso de que el proyecto tenga por objeto el establecimiento de nuevos riegos un espediente igual en las provincias por donde aguas abajo atraviese el rio que ha de suministrarlas, ó el de que fuere afluente inmediato:

Vista la Real órden de 8 de mayo de 1839, que declara improcedentes los interdictos de manutencion y restitucion contra providencias de los Ayuntamientos y Diputaciones provinciales en materia de su legal atribucion:

Considerando: 1.° Que el caso en cuestion no es otro que el de concesion de aguas para nuevo riego, ya porque así se declara espresamente en el acta en que se autorizó la construccion de la presa, ya porque esta clase de obras no tiene mas objeto que dar á las aguas una direccion especial v determinada, y ya finalmente, porque el Marqués no procedió a su construccion como contratista ó por un acto de liberalidad, sino en virtud de obligaciones que se impuso en compensacion del beneficio que recibia:

2.° Que por lo mismo la poseedora del molino no pudo ni debió intentar la revocacion del acuerdo administrativo por el medio que tiene prohibido la Real órden citada de 8 de mayo de 1839, sino que atemperándose á la aplicable al caso, que es la otra citada tambien de 14 de marzo de 1846, mayormente desde que el Gefe político dispuso la rectificacion del acto esencialmente adıninistrativo, aunque resultó con notoria incompetencia por el alcalde, tenia abierto para deducir su queja el espediente que dicha órden previene, y el referido Gefe mandó formar, donde el Gobierno la hubiera apreciado y la puede apreciar todavía á su debido tiempo:

3. Que las irregularidades y contradicciones que aparecen en el espediente del Gefe político reclaman un exámen y apreciacion separados:

Oido el Consejo Real, vengo en decidir esta competencia a favor de la Administracion y en disponer lo acordado. Dado en Palacio á 27 de febrero de 1850.-Está rubricado de la Real mano.-El Ministro de la Gobernacion del Reino, el Conde de San Luis,

319.

Señalamiento de cañada para el paso del ganado trashumante.-Se decide a favor de la Administracion la competencia suscilada entre el Gefe politico de Toledo y el Juez de primera instancia de Puente del Arzobispo, con motivo de haber dejado sin efecto el ayuntamiento de Aldea Nueva de San Bartolomé, el referido señalamiento que en el sitio de Colada de las Minas habia hecho el fiscal de la Mesta; y se resuelve:

1.° Que las medidas de inspeccion y policia respecto de los ganados trashumantes son de atribucion de los Gefes políticos, y de ningun modo de los jueces de primera instancia;

Y 2.o que esto es lanto mas evidente, cuando en rigor solo se trata de hacer observar la providencia dictada por el mismo Gefe politico en el año anterior respecto á un Ayuntainiento determinado (Coleccion legislativa.—1850.- Tomo 49, núm. 12.).

En el espediente y autos de competencia suscitada entre el Gere politico de Toledo y el Juez le primera instancia de Puente del Arzobispo, de los cuales resulta: Que en 1841 el fiscal de la Mesta, asistido de peritos, y en presencia de comisionados, nombrados por los pueblos de Aldea Nuevi de San Bartolomé y de la Estrella, señaló los puntos por donde debia ir la cañada que dá paso al ganado trashumante por el sitio llamado Colada de las Minas, lindante con los términos de los dos pueblos referidos, y como el Ayuntamiento del primero hubiese dejado sin efecto este señalamiento por varias consideraciones, acudieron al Gefe político referido en 1816 dos vecinos propietarios pidiendo su observancia, la cual fue dispuesta por dicha autoridad en 1817: Que comprendiendo dicho señalamiento cierta alternativa entre ambos pueblos, en la prestacion de esta servidumbre, y habiendo ocurrido disputa entre los mismos en 1848 sobre á cual de los dos le correspondia en este año, se vieron detenidos los ganaderos al tiempo de la trashuinacion, y acudieron al promotor fiscal, por quien escitado el Juez de primera instancia referido dispuso primero que el alcalde de la Estrella señalase bajo su responsabilidad el punto por donde debia de abrirse paso inmediatamente a los ganados sin perjuicio de oirle en justicia; posteriormente se constituyó en el lugar de la disputa haciendo él mismo este señalamiento con asistencia de los alcaldes y vecinos, y exámen de los documentos que aquellos exhibieron, marcando el mismo camino que se habia guardado el año anterior, salvos los derechos que ambos pueblos pudiesen deducir en juicio: Que no pareciendo arreglada esta designacion al promotor fiscal, pidió lo que tuvo por conveniente, y el Juez proveyó en 6 de noviembre de 1848 un auto de amparo a favor de la ganadería trashumante en el cordel señalado en 1841, mandando que se marcase de nuevo uno interino por donde menos perjudicase, como así se verificó por el mismo en 10 del propio mes, desestimando las pretensiones que en contra dedujo el ayuntamiento de la Estrella : Que noticioso el Gefe político de estas diligencias, requirió al Juez de inhibicion, resultando la presente competencia:

Vista la Real órden de 13 de octubre de 1844, por la que recordando el cumplimiento de otras anteriores sobre el particular, se encarga á los Ge

fes políticos cuiden con todo esmero y vigilancia de quese observen y cumplan las disposiciones que declaran á favor de la ganadería el libre uso de las cañadas, cordeles, abrevaderos y demás servidumbres pecuarias establecidas para el tránsito y aprovechamiento comun de los ganados de toda especie, los descansaderos, sesteadores y demás terrenos que bajo cualquiera denominacion hayan disfrutado hasta entonces para sus viajes y necesidades; el pasto, no tan solo de los terrenos espresados, sino tambien de las tierras comunes en los términos que está prevenido, y con esclusion de los propios y baldíos arbitrados; debiendo impedir por todos los medios que están al alcance de su autoridad que las locales ni otra persona pongan obstáculo de ninguna especie para el goce de los derechos declarados, amparando a los ganaderos con arreglo a las leyes en los casos que lo soliciten, y concediéndoles todos los auxilios y proteccion que fueren necesarios en obsequio de este importante ramo de la rigucza pública:

Considerando que las medidas adoptadas por el Juez de primera instancia en el caso presente son las de inspeccion y policía que la Real órden citada somete a los Gefes políticos de las provincias, siendo esto tanto mas evidente cuanto que en rigor solo se trataba de hacer observar la providencia que el de Toledo habia dictado en el año anterior respecto al Ayuntamiento de la Estrella:

Oido el Consejo Real, vengo en decidir esta competencia á favor de la Administracion. Dado en Palacio á 7 de marzo de 1850.-Está rubricado de la Real mano.-El Ministro de la Gobernacion del Reino, el Conde de San Luis.

320.

Plantacion hecha en un camino y pradera do aprovechamiento comun.-Se decide contra el Intendente de Leon la competencia suscitada entre el mismo y el Juez de primera instancia de Valencia de D. Juan, con motivo de haber don Frutos Maria Sanchez plantado de chopos un trozo de valle que habia comprado procedente de encomiendas; y se resuelve:

1Que cuando no hay duda alguna sobre la cabida y linderos de un terreno vendido de bienes nacionales, ni por consiguiente diligencias que aclarar o determinar en el espediente de subasta, es perfecta y completa la posesion que se al comprador en virtud del pago del primer plazo y otorgamiento de la escritura, quedando - por este acto consumado el contrato;

2.° Que las cuestiones que en tal estado se susciten entre el comprador y otro tercero sobre la pertenencia ó estension del dominio de la finca, corresponde resolverlas á la autoridad judicial;

Y 3.o que el interés notorio que en tales casos tiene la Hacienda por la eviccion ó saneamiento á que está sujeta, es solamente una razon para que se reserve á un juzgado privativo el conocimiento y fallo del pleito, que el Inteudente podrá reclamar como subdelegado, mas no para que se resuelva por la via gubernaliva (Coleccion legislativa.-1850.- Tomo 49, núm. 13.). TOMO 1.

59

« AnteriorContinua »