Imatges de pàgina
PDF
EPUB

da especie, y las condiciones particulares, si las hubiere, inherentes al destino ( 1 ). Despues el ayuntamiento, en vista de las cualidades de los aspirantes, y precedido informe de la diputacioni provincial, á cuyo efecto le pasa una nota de los maestros pretendientes, acuerda la eleccion, y se extiende sobre ello acta formal expresiva del sueldo y obvenciones del preceptor y de sus obligaciones, principalmente la de observar el reglamento. De este acuerdo se dá por el secretario una copia al interesado (2).

En cualquier vacante, mientras se hace la provision del modo expresado, debe el ayuntamiento, para que ni por un solo dia se interrumpa la enseñanza, nombrar con audiencia de la comision, una persona que provisionalmente se encargue de la escuela, abonándosele la parte de sueldo que le corresponda (3).

Hecho el nombramiento, y obtenida la aprobacion indispensable del jefe político, con audiencia de la comision superior (4), se pone al maestro en posesion de su destino ( 5 ), bien por el

(1) Art. 16 de la misma. (2) Arts. 16 , 18 y 19 de la citada instruccion.. (3) Art. 17 de la misma. . '

(4) Art. 23 del plan general. El nombramiento de maestros para las escuelas de patronatos ó fundaciones particulares, debe hacerse con arreglo á su fundacion, aunque siempre bajo la aprobacion del mismo jefe. Artículo 24 del plan.

(5) Art, 20 de la real instruccion citada.

mismo ayuntamiento, bien por una comision de su seno, que pase con el secretario, y con asistencia de la comision local, á realizar este acto en la escuela, á presencia de los niños y de las personas que quisieren asistir. Al mismo tiempo un individuo de cualquiera de ambas corporaciones dá á conocer el maestro á sus discípulos, exhortándoles al cumplimiento de sus deberes ( 1 ). De este acto posesorio se extiende tambien acta formal, firmada por los concejales y miembros de la comision local que hubieren concurrido y por el maestro; conservándose original en la secretaría de ayuntamiento, y pasándose copia á dicha comision, y al preceptor, si la pidiere (2).

Los nombramientos hechos del modo referido, se entienden en propiedad y por tiempo indeterminado, no pudiendo el maestro electo ser separado sino con aprobacion del jefe político, ó en virtud de sentencia judicial (3). Pero tiene facultad de renunciar su empleo, ó de pasar á servir otro, sin mas restriccion que la de dar aviso al ayuntamiento con la anticipacion de dos meses (4)..'

A lo expuesto estan reducidas las disposiciones fundamentales y reglamentarias que rigen acerca de la primera y mas indispensable instruccion de los pueblos. Reasumiendo ahora las doctrinas re-

[merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

cłactadas, observaremos, que el gobierno ha llenado por su parte la obligacion tutelar en que está constituido de promover, facilitar y propagar todo lo posible la enseñanza primaria, objeto sagrado de una paternal administracion y base la mas sólida de todas las mejoras sociales. Interviene como es conveniente, en indagar la idoneidad de los que aspiran al magisterio de esta instruccion , y les concede el documento que los autoriza. Permite á cualquier ciudadano adornado con las cualidades necesarias, que abra un establecimiento de dicha clase, sin mas obligacion que la de dar cuenta á la autoridad local, para que esta ejerza una vigilancia, sin la cual podria acaso extraviarse la educacion de la niñez. Crea todas las escuelas necesarias para que la enseñanza se divulgue aun por las pequeñas aldeas, cuyos vecinos tienen opcion, lo mismo que los de las grandes poblaciones, á recibir aquel beneficio inestimable. Proporciona enseñanza gratuita solo á los pobres, y no á los pudientes, porque esta excesiva gracia pesaría entonces sobre todos los que contribuyen. Por último, para ejercer el gobierno la suprema inspeccion que le es propia, se vale de la direccion general de estudios , de sus agentes superiores en las provincias, y de las comisiones, que como consultivas y auxiliadoras, estan establecidas en las capitales; y en cada pueblo delega el mismo importante cargo en los ayuntamientos, y en las comisiones locales, presididas por el alcalde, agente y subordinado del mismo gobierno.

Ya hemos visto cuáles son las atribuciones que

cada uno de estos cuerpos desempeña en los pueblos. A los ayuntamientos, como encargados natos de todo cuanto es relativo al interés de la comunidad, es á quien principalmente incumbe facilitar la propagacion de la enseñanza, proporcionando para ello todos los elementos necesarios: y á las comisiones locales corresponde auxiliar a aquellos en el ejercicio de este cargo, cooperar por su parte á que sus acuerdos tengan aplicacion , y descender á todos los pormenores, penetrando en el interior de los establecimientos, presidiendo los exámenes, observando el régimen de las escuelas, el método de enseñanza, los adelantos, la conducta de los preceptores, y ejecutando en fin cuanto entra en el mecanismo en que no sería fácil ni conveniente ocupar á los ayuntamientos, distraidos siempre con multiplicadas atenciones.

No creo oportuno, ni es objeto de este libro, hacer mencion prolija de todas las reglas establecidas para la direccion interior de la enseñanza primaria; pudiendo tanto las comisiones locales, como los ayuntamientos, consultarlas en el reglamento de 26 de noviembre de 1838. Pero sobre. salen algunas de tan evidente influjo para la buena instruccion de la niñez, que merecen ser mencionadas aunque de paso.

Corresponde á dichas comisiones vigilar sobre los métodos que adopten los maestros, auxiliar á estos con sus consejos, no permitir la práctica de ningun régimen conocidamente vicioso, y dar cuen

Touo I.

ta á la comision superior de la provincia de cuanto observen de alguna importancia ( 1 ).

Conviene tambien, que las comisiones vigilen cuidadosamente, a fin de que los preceptores pongan especial cuidado en la correccion del habla de los niños, ya para que el idioma castellano sea

(1) Art. 52 del reglamento citado de 1838., que reitera lo dispuesto en la real órden de 4 de abril de 1837. Recomendable es el método de enseñanza mutua, practicado con tan buen éxito en Inglaterra por el abate Gaultier , por Bell y por Lancaster, y en Francia por Helbault y Paulet, cuyos progresos han sido tan notorios, Pero el que ha llegado a la perfeccion de que parece capaz el entendimiento , es el sistema ingenioso del célebre español don José Mariano Vallejo, al cual se debe el prodigio de que eu pocos dias se pueda aprender à leer

correctamente, Descubrimiento admirable, que aplicado - con discrecion, y generalizado cual conviene , es un paso

gigantesco hacia la posible perfeccion social. Pero este método no puede ejercitarse indistintamente con todos los que aprenden á leer : por lo comun suele producir bucnos efectos en los adultos ó en niños de cierta capacidad y disposicion. Sin embargo, tiene siempre la ventaja de que es tambien aplicable a él la enseñanza mutua. La prudencia y la sagacidad de los maestros pueden , combi. nándolos ambos, facilitarla extraordinariamente,

Mucha vigilancia reclama tambien el método relativo á la escritura. El olvido que algunos preceptores han hecho de la letra castiza española, cuyos modelos admiramos en la de Torcuato Torío, para introducir en su lugar una caligrafía consusa , exótica y casi ininteligible, debe llamar muy seriamente la atencion de las comisiones, á fin de restablecer el uso de la correcta letra castellana.

« AnteriorContinua »