Examen de los delitos de infidelidad a la patria

Portada
T. Espinal, 1834 - 468 pàgines
 

Què opinen els usuaris - Escriviu una ressenya

No hem trobat cap ressenya als llocs habituals.

Pàgines seleccionades

Frases i termes més freqüents

Passatges populars

Pàgina 316 - El arrestado, antes de ser puesto en prisión, será presentado al juez, siempre que no haya cosa que lo estorbe, para que le reciba declaración; mas si esto no pudiere verificarse, se le conducirá a la cárcel en calidad de detenido, y el juez le recibirá la declaración dentro de las veinticuatro horas.
Pàgina 316 - Ningún español podrá ser preso sin que preceda información sumaria del hecho, por el que merezca según la ley ser castigado con pena corporal, y asimismo un mandamiento del juez por escrito, que se le notificará en el acto mismo de la prisión.
Pàgina 301 - Leys en este nuestro libro mandamos que se libren primeramente todos los pleytos ceviles, é creminales; é lospleytos, ó contiendas que se non pudieren librar por las Leys deste nuestro libro , é por los dichos fueros , mandamos que se libren por las Leys contenidas en los libros de las Siete Partidas, que el Rey D.
Pàgina 450 - Nacion, minan al propio tiempo los cimientos del trono, se declarasen resueltos á sostener como voluntad del cautivo Fernando las malignas sugestiones del robador de su corona, y seduciendo á los incautos, instigando á los débiles, reuniendo bajo el fingido pendon de lealtad á cuantos pudiesen mirar con ceño las nuevas instituciones, encendiesen la guerra civil en esta Nacion desventurada, para que, destrozada y sin alientos, se entregase de grado á cualquier usurpador atrevido.
Pàgina 445 - ... como si fuéramos menos nobles y constantes , cuando la prosperidad nos brinda , mostrándonos cercanos al glorioso término de tan desigual lucha, que lo fuimos con asombro del mundo y mengua del tirano , en los...
Pàgina 447 - ... en riesgo la libertad de Europa. Tan ciego en el delirio de su impotente furor, como desacordado y temerario en los devaneos de su próspera fortuna , no tuvo presente Bonaparte el temple de nuestras almas, ni la firmeza de nuestro carácter, y que si es fácil...
Pàgina 448 - ... al mismo tiempo que en nuestros desiertos campos, en los solitarios pueblos, en las ciudades abrasadas no se escuchen sino acentos de miseria y gritos de desesperacion?
Pàgina 445 - ... que formamos, guiados como por instinto, á impulso del pundonor y honradez española , osando resistir cuando apenas teníamos derechos que defender, se hubiera debilitado ahora que podemos decir tenemos patria, y que hemos sacado las libres instituciones de nuestros mayores del abandono y olvido en que por nuestro mal yacieran...
Pàgina 452 - ... en fin, el sentimiento incontrastable que anime todos los corazones, que resuene en todos los labios, y que arme el brazo de todos los españoles en los peligros de la patria.

Informació bibliogràfica