Historia de la conquista de Méjico: población y progresos de la América septentrional : conocida por el nombre de Nueva España

Portada
Garnier, 1884 - 597 pàgines

Des de l'interior del llibre

Què opinen els usuaris - Escriviu una ressenya

No hem trobat cap ressenya als llocs habituals.

Continguts

se vuelven a embarcar los Éspañoles para continuar su viaje
62
visitar á Cortés en nombre de Motezuma Dase cuenta de lo
70
porfía de Cortés de quién era Motezuma la grandeza de su impe
77
llegan los embajadores de Motezuma y se despiden
86
miento que se hizo en la VeraCruz el titulo de capitan general
95
buena acogida el cacique y se toma nueva noticia de las tiranías
99
edificase y ponese en defensa la villa
108
la marcha y penetrada con mucho trabajo la sierra entra el ejér
121
dase noticia del traje y estilo con que se daban las embajadas
130
CAP XVI Determinan los Españoles acercarse á Tlascala
136
gunda batalla con mayores fuerzas y quedan rotos y desbaratados
142
los de Tlascala tienen por encantadores á los Españoles
148
persevera el senado en pedirla
158
viados de Cortés y de las contradicciones y embarazos que retar
164
nadores de que anduviesen armados los Españoles sintiendo
173
reconoce Diego de Ordaz el volcan de Popocatepec y se
179
descúbrese
189
nueva dificuldad en la montaña de Chalco y Motezuma procura
200
refierese la grandeza con que salió Motezuma
210
refierese la oracion que hizo antes
216
y situacion el mercado de Tlatelulco y el mayor de sus templos
227
que se hacía servir Motezuma en su palacio del gasto de su mesa
239
llegan cartas de la VeraCruz con noticia de la
256
hace castigar con pena de muerte mandando echar unos grillos
270
trata Cortés de algunas pre
276
zuma parte con su industria y parte por las advertencias de Cor
284
junta sus nobles y dispone que sea reco
291

Altres edicions - Mostra-ho tot

Frases i termes més freqüents

Passatges populars

Pàgina 133 - No puedo negaros que me ha puesto en gran cuidado lo que conforman estas señas con las de esos extranjeros que tenéis en vuestra vecindad. Ellos vienen por el rumbo del Oriente: sus armas son de fuego, casas marítimas sus embarcaciones; de su valentía, ya os ha dicho la fama lo que obraron en Tabasco; su benignidad ya la veis en el agradecimiento de vuestros mismos confederados; y si volvemos los ojos a esos cometas y señales del cielo, que repetidamente nos asombran, parece que nos hablan al...
Pàgina 16 - Porque habiendo obispos y otros prelados no dejarían de seguir la costumbre que, por nuestros pecados hoy tienen, en disponer de los bienes de la Iglesia, que es gastarlos en pompas y en otros vicios, en dejar mayorazgos a sus hijos o parientes...
Pàgina 213 - Venían en dos hileras con notable silencio y compostura, descalzos todos, y sin levantar los ojos de la tierra: acompañamiento con apariencias de procesión. Luego que llegaron cerca del ejército, se fueron arrimando a las paredes en la misma orden, y se vio a lo lejos una gran tropa...
Pàgina 14 - Y los agramonteses, que, muerto Juan de Labrit y la reina doña Catalina , aclamaban al príncipe de Bearne su hijo, fundaban su atrevimiento en las amenazas de Francia; siendo unos y otros dificultosos de reducir , porque andaba en ambos partidos el odio envuelto en apariencias de fidelidad ; y mal colocado el nombre del rey , servia de pretexto á la venganza y á la sedición.
Pàgina 402 - ... llenar el puesto de los que morían, y el mismo estrago de los suyos era nueva dificultad para los españoles, porque se iba cebando la batalla con gente de refresco.
Pàgina 333 - Muchos se hallan desobligados ó quejosos de su capitan: no faltan algunos á quien debe inclinacion nuestro partido; ni son pocos los que aborrecen como voluntario este rompimiento: y suelen pesar los brazos cuando se mueven contra el dictamen, ó contra la voluntad.
Pàgina 40 - ... menester socorreros de todo vuestro valor ; miserias de la necesidad , inclemencias del tiempo y asperezas de la tierra, en que os será necesario el sufrimiento, que es el segundo valor de los hombres, y tan hijo del...
Pàgina 366 - Exceso fué tomar las armas sin mi licencia, pero exceso de vuestra fidelidad. Creísteis, no sin alguna razon, que yo estaba en este palacio de mis predecesores detenido y violentado; y el sacar de opresion á vuestro rey es empeño grande para intentado sin desórden, que no hay leyes que puedan sujetar el nimio dolor á los términos de la prudencia; y aunque tomasteis con poco fundamento la ocasion de vuestra...
Pàgina 229 - Los edificios públicos y casas de los nobles, de que se componía la mayor parte de la ciudad , eran de piedra y bien fabricadas; las que ocupaba la gente popular humildes y desiguales; pero unas y otras en tal...
Pàgina 135 - Mi sentir es que se junten nuestras fuerzas y se acabe de una vez con ellos, pues vienen á nuestro poder, señalados con el Índice de las estrellas para que los miremos como tiranos de la patria y de los dioses , y librando en su castigo la reputación de nuestras armas: conozca el mundo que no es lo mismo ser inmortales en Tabasco que invencibles en Tlascala.

Informació bibliogràfica