Imatges de pàgina
PDF
EPUB

El famoso historiador de las Indias, Antonio de Herrera, siguió mucho las opiniones de FAy BARTolomé, y áun viéndose reprendido y hasta acusado por un descendiente de los conquistadores, habló con la misma libertad que LAS CASAs (1).

Fray Agustin Dávila Padilla, en la Historia de la provincia de Santiago de Méjico por la órden de predicadores (1596), concuerda en sus juicios sobre la opresion de los indios con fRAy BARToLoMÉ DE LAs CAsAs. «Todo se acabó y despobló (exclama) por el rigor y crueldad de algunos capitanes y soldados, que, interpretando siniestramente las justas leyes de los Reyes Católicos, llamaban promulgacion pacífica su violenta demanda de oro, y el no dársele llamaban resistencia á la promul

[merged small][ocr errors]

Aparte de esto, merece gran estima FRAy BARToloMé como historiador filosófico, y por los retratos elocuentes que hace de algunos de los caudillos de la conquista. De Vasco Nuñez de Balboa dice: «Este Vasco Nuñez era uno de los que muchas deudas debia, vecino del postrero pueblo desta isla al occidente, llamado Salvatierra de la Cavada, donde tenía indios de repartimiento, natural de Badajoz. Era mancebo de hasta treinta y cinco ó pocos más años, bien alto y dispuesto de cuerpo y buenos miembros y fuerzas y gentil gesto, hombre muy entendido y para sufrir trabajos.» De este modo retrata al comendador mayor don fray Nicolas de Ovando: «Este caballero era varon prudentísimo y digno de gobernar mucha gente, pero no indios, porque en su gobernacion inestimables daños les hizo, y era mediano de cuerpo y la barba muy rubia ó bermeja. Tenía y mostraba grande autoridad, amigo de justicia. Era honestísimo en su persona y en obras y palabras; de codicia y avaricia muy grande enemigo, y no pareció faltarle humildad, que es esmalte de las virtudes; y dejado que lo mostraba en todos sus actos exteriores, en el regimiento de su casa, en su comer y vestir, hablas familiares y públicas, guardando siempre su gravedad y autoridad. Mostrólo asimismo en que despues que le trajeron la encomienda mayor nunca jamas consintió que le dijese alguno señoría. Todas estas partes de virtud y virtudes, sin duda ninguna en él conoscimos.» La vida de LAs CASAs fué, en verdad, un completo martirio, con el alma en tribulacion, harto de oprobios é injurias y de todos estos dolores en olvido, por la defensa de la humanidad. En el tiempo de más contrariedades, más amor por sus hermanos, y en el de más iras de parte de aquellos cuya codicia combatia, más misericordia por los oprimidos. FRAY BARToLoMÉ pertenece á uno de los caractéres más extraños que la historia de la filosofía nos presenta; de ánimo levantado, de vehementes sentimientos de caridad, de constancia admirable, de mucha energía, llorando con los que lloraban y sintiendo la opresion de los indios tanto ó más de lo que ellos la sentian, indicando á todos la senda de la caridad para con los prójimos, y hacer dulce una conquista por medio de la benevolencia y de la virtud. Como quiera que sea, y juzguen más ó ménos verdaderamente á LAs CASAs algunos escritores contemporáneos, con un mal entendido amor á las glorias patrias, siempre al Obispo de Chiapa se considerará como una de las glorias de España, y un pensador ilustre, amante de que en su patria no hubiese quien por malas pasiones cometiese abusos con los desvalidos, y que el cristiamismo se practicase en toda su pureza con los pueblos conquistados, cual querian nuestros reyes y nuestros grandes y sabios y religiosos. Con razon muchos hombres eminentes extranjeros tienen en gran reputacion á FRAY BARToLoMé DE LAs CAsAs. (1). . Desde los libros de Rodrigo de Zamora y los de Pedro de Montes, llamado por Pellicer (2) el gran filósofo, y cuyo libro en lo filosófico es lo mejor de España, y donde muchos magnates han bebido asuntos y tratados, y ninguno le exccde, las prensas extranjeras seguian publicando obras de sabios españoles. Por muy dignas de mencion, sobre las ya anteriormente citadas, tengo el Scriptum aureum sobre la metafísica de Aristóteles, por FRAY ANToNIO ANDREs, de la órden de los Menores, en la provincia de Aragon, que floreció en el siglo xv, y las Disputas en los cuatro libros del maestro de las Sentencias, por FRAY GUILLERMo DE RUBION, tambien minorita, y de la provincia aragonesa (5). Y no sólo habíase empezado con empeño á cultivar la filosofía de las escuelas, sino que tambien se escribian tratados para dará conocer, por fácil y sencillo modo, á los aficionados las principales doctrinas de los filósofos de Grecia y Roma. Del famoso ANToNIo DE NEBRIIA se publicó en Granada, el año de 1554, un librito intitulado In Vafre Dicta Philosophorum (4). En él se leen las sentencias mejores de Táles, de Solon y demas filósofos griegos.

ormadores untan el casco é quebran el ojo, sino para
echarlos á las minis, donde muy en breve mueran mala-
mente, y vivan muriendo y mueran viviendo como deses-
perados; y en lugar de deprender la doctrina, deprendan
á maldecir el dia en que mascieron y la leche que ma-
llaron. »
(1) Hay impresa una hoja que empieza así: «En el ne-
gocio del Conde de Puñonrostro con Antonio de Herre-
ra, Coronista Mayor de la Majestad Católica de los reinos
de las Indias. Sobre que de la Historia se quiten cier-
tas cosas contra Pedrarias de Ávila, se advierte lo si-
guiente.»
Es notable este documento. Concuerda en mucha par-
te con las opiniones de FRAY BARTolomé DE LAs CAsAs., y
ciertamente merece ser más conocido de lo que es.
«Que lo principal de la historia es referir los hechos
puntual y verdaderamente, y, como dice Plutarco en la
Vida de Ciceron, el historiador ha de ser como un exce-
lente pintor, que hace un retrato con mucha perfeccion,
y aunque tenga algun defecto no lo ha de dejar, porque
no sería retrato al natural si le dejase, y no hay ley im-
puesta al historiador para que calle cosa ninguna en la
historia. . . . . . . . . . . . . . . . . .
» Viniendo al caso, en lo que se ha de insistir es si el
coronista tiene fundamento para lo que escribe de Pe-
drarias, ó si el Conde prueba lo contrario. El Conde se
queja que se dice en la historia que Pedrarias, siendo
gobernador del Darien, tuvo emulacion y ódio con el
adelantado Vasco Nuñez de Balboa, y que puesto que le
casó con su hija, le cortó la cabeza, y que sus capitanes hi-
cieron muchos estragos, homicidios é insultos contra los
indios, por codicia de roballos el oro que tenian. Lo que
no castigó, y que jugó cien esclavos de los mismos indios,
y otras cosas de ménos importancia, no embargante que
en otras partes de la misma historia le loa de valiente y
buen caballero, como lo mostró en Orán, Bugía, Granada
y tierra firme.
» Replica el Conde que era muy buen cristiano, y que
despues de la muerte del Adelantado, fué conservado en
el mismo gobierno, habiendo pedido licencia para venirá
Castilla, y que le hicieron otras mercedes y favores, como
parece por cartas y cédulas reales. Y que si hubiera lo que
el cronista escribe, no fuera posible que los reyes hubie-
ran favorecido.
»El referido suceso há casi cien años que pasó, y la
averiguacion de lo cierto no puede ser por testigos que
lo hayan visto, y, aunque el Conde es actor y el coronista
reo, y habia de probar su intencion el actor aunque el
reo no tuviera ninguna probanza, y se presumiria por él
por ser corouista real..... con todo eso, para probar sus

excepciones aduce tres géneros de bastantísimas pro-
banzas.
»La primera, con los papeles y cartas que el Obispo de
Chiapa y el Obispo del Darien, dos religiosos, uno domi-
nico y otro francisco, escriben al frey acerca de las muer-
tes, robos é insultos de Pedrarias y otros. Y no se puede
imaginar ni conjeturar que dos obispos y dos religiosos,
fuera de los demas, dijesen mentira á un rey en casos tan
graves y de conciencia y conforme á derecho en negocio
tan antiguo, que las presunciones, aunque fueran ligeras,
hacen fea y plena probanza.
» La segunda manera de probanza son las muchas his-
torias que hablan de Pedrarias, las cuales hacen proban-
za plena, mayormente siendo, como son, admitidas entre
los historiadores y entre otros del pueblo, y impresas con
licencias, y dadoles crédito comunmente, conforme á la
doctrina de Bártulo, etc. Y los historiadores Chiapa, la
Pontifical, Cieza, Gomara y otros muchos dicen haber
condenado apasionadamente al Adelantado, y haber el di-
cho Pedrarias y sus ministros destruido la tierra firme, y
en particular, dice Chiapa en sus libros y cartas que es-
cribió al Emperador, que con a varicia y tiranía asolaron
más de cuatro millones de indios y robaron y destruyeron
más de otros tantos de hacienda, y Lipsio, historiador
auténtico, dice en el libro de Constancia, que ni bárbaros
nigente ninguna cruel hicieron tantos estragos y cruelda-
des como aquellos del Darien, porque de 600 000 indios
no dejaron 15.000, y no se puede entender de otros sino
de Pedrarias y sus capitanes, como lo escribieron al Rey
los sobredichos obispos y otros muchos, y los religiosos;
cuanto más que destas crueldades y avaricia nadie duda
en España, y está muy recibido que las hubo.
» La tercera manera de prueba son los papeles, cartas,
libros y escrituras que se hallarán en los archivos de los
secretarios que han sucedido en los registros y protoco-
los de las Indias y en el archivo del colegio de San Gre-
gorio de Valladolid, que por mandado de la Majestad Ca-
tólica se entregaron al coronista, que contienen cosas
abominables y peores que las que escribe, y deja muchas
de escribir por honra de la nacion castellana, por no ser
públicas á las extranjeras, y las escrituras y papeles que
están en el arca y archivo público hacen fe.
»No perdonan los historiadores á Carlomagno, ni al rey
don Jaime de Aragon, ni el Guichardeno al Marqués de
Pescara, y no por eso los Marqueses del Gasto tratan que
se quite de la historia, ni tampoco dejan en silencio al
Gran Capitan, al señor de Toral, ni á don Pedro Giron,
ni al Rey Católico, en ser codicioso y malicioso y haber
faltado á su fe y palabra, con haber sido rey excelenti-
Sll 0.9

(1) Weise. —FRA y BARTolomé DE LAS CAsAs, en la Gazette de Théologie historique, de Ilgen, 1854, primer tomo.—La brevisima relacion ha sido traducida al latin, italiano, frances, inglés y aleman.

Gregoire, Apologie de las Casas; Memorias del Instituto de ciencias morales y políticas, tomo III.—Las Casas y los Indianos, noticia inserta en los Annales de Philosophie chrétienne, Marzo, 1858.—Emilio Souvestre, Revue de Paris, 1845.—Retrospective Review, tomo vi.—Foreign quarterly Revieu, Marzo, 1855.—Raynal, Historia filosófica de las dos Indias.— Robertson, Historia de América. — Llorente, 0bras completas de las Casas. Michel Pio, Vie de las Casas, Boulogne 1618, en 4.o—Moreri, Diccio

nario histórico; las obras de Washington Irving y Pres-
COtt. -
(2) Don José de Pellicer y Tobar, en carta de 15 de Ju-
lio de 1679, al cronista D. Andres de Uztarroz. Recuerdo
que la version que Gonzalo de Ayora hizo de la lengua
española á la latina, se publicó en Milan el año de 1492.
Pellicer cree que fué en 1494, pero fué error esta afir-
macion. -
(5) Fray Guillelmi de Rubione, venerabilis admodum
patris et teologi facili doctissimi provincia Aragonicae, fó-
lio, 1518, Paris.
(4) Su hijo Fabian de Nebrija lo dió á luz, con varios
opúsculos del padre y suyos, entre estos últimos su fá-

HERNANDO Diaz dió á luz en 1841 (1) la Vida y excelentes dichos de los más sabios filosofos que wo en este mundo (2). Una parte del librito está tomada de la obra de Diógenes Laercio, otra de los libros de los filósofos mismos, cuyas doctrinas compendiosa y clarísimamente expone. Dedicó su libro á don Peralvarez Osorio, hijo del Marqués de Astorga.

Su intento fué facer un breve tratado con tal órden, que antes por mucha brevedad aplaciese, que con enhastiosa prolijidad desechado, enojase. Es un librito tan lleno de ciencia el de HERNAN Diaz, y tan al alcance de todas las inteligencias, que seguramente debió ser muy estimado y de gran utilidad en aquel siglo.

De Táles dice que fue el primero que dijo las ánimas ser inmortales.

De Chilo afirma que profirió estas sentencias : que se ha de ser más honrado que temido; que la lengua no ha de andar delante del pensamiento; que á la ira se debe siempre resistir, y que no se han de desear las cosas imposibles.

De Pitágoras dice que opinaba que no sabe hablar quien no sabe callar.

Que es doctrina de Sócrates que así el mal hombre daña al que le hace bien, como al que le hace mal.

Pone en boca de Escipion Africano estas palabras, hablando de los romanos : « Es bien la verdad que hemos sido más ricos de envidia que de dineros, ,

HERNAN Diaz tradujo todo el Dante. No tenía sino una noticia confusa de la version del Arcediano Villegas. Al fin de su librito pone una muestra de la traslacion suya de La Divina Comedia (3).

Anónimo se publicó su libro en lengua castellana, en Coimbra, el año de 1555, por Juan Alvarez, con este título : Primera parte de las Sentencias que hasta nuestros tiempos, para edificacion de buenas costumbres, están por diversos autores escritas en este tratado, summariamente referidas en su propio estilo y traducidas en el nuestro comun, conveniente licion á toda suerte y estado de gentes.

Encierra este libro, con dos textos latino y castellano, las mejores sentencias de Plutarco, Tito Livio, Quintiliano, Séneca , Plinio (de la natural historia), Plinio el mozo, Salustio, Quinto Curcio, Valerio Máximo, Tulio, Suetonio Tranquilo, Publio Mimo, Aristóteles, Platon, Aulo Gelio, Erasmo, Virgilio, Ovidio, Horacio, Juvenal, Plauto, de diversos poetas y autores latinos y griegos, de otros de ambos derechos, de san Jerónimo, san Cipriano, san Agustin, san Ambrosio, san Bernardo, san Crisóstomo y san Gregorio.

El propósito del autor fué que la filosofía de estos grandes autores se conociese y admirase, para mejor enseñanza de los buenos ingenios. Ninguno que se ocupe en su lectura (creia el ordenador) dejará de sentir que no se liaya escrito el libro por él solo. A todos conviene, a todos haLla, á todos aconseja.

Este pasar de vida , en más verdadero lenguaje es allegar a la muerte. No está la vida en vivir, mas en bien vivir. Imposible es satisfacer a todos juicios. Tan vária é inconstante es en las opiniones la naturaleza humana, que por nuestra culpa casi se ha hecho entre nosotros más natural el diferir que el conformar. Es conveniente y necesario a todos, por consejos de virtud, llegar á bien vivir. En todas artes y facultades, lo mejor, lo de más espíritu y de mayor entendimiento, se pone y dice despues. Es ménos trabajar siempre en diversas ocupaciones, que trabajar siempre en una. )

Son éstas las más notables sentencias del ordenador de las de los más célebres filósofos; libro,

bula en versos latinos De Crepidine duorum Amantium, leyenda de la pena de los enamorados.

(1) Sevilla, en casa de Cromberger (4.", gótico).

(2) HERNAN Díaz decia inventador por inventor, Irasladacion por traslacion, aplacible, la Africa, la Asia , la arte, traducidor, velas por desvelos, etc. (J) Acerca de la version del Dante dice en el prólogo:

No creo sea fuera de propósito dar aqui cuenta cómo lara diferido por lan luengo espacio aquella dificullosa traduccion de las tres cánticas ó comedias del Infierno y Purgatorio y Paraiso, del divino poeta Dante, con la glosa en la cual despendia todo el tiempo que del servicio asi de vuestra merced como de los señores don Juan y

don Antonio Osorio en Astorga me sobraba , mayormente que venido a esta forecida universidad de Salamanca , en servicio de sus mercedes, be seido de contino impor. lanado de algunos beneméritos varones, para que en comun utilidad la publicase.....

Me paresció provechoso consejo para efectuarse mi deseo, dar lugar á que se publicase la primera parte del Infierno, que tradució un arcediano de Burgos, y aunque al tiempo que una vez nos comunicamos, estando la corte en Burgos, lo cual habrá cuasi cuatro años, tuvo intencion de no publicarla, mi luenga dilacion mudo su propósito.)

como se ve, de gran importancia, y que demuestra cuán ardientemente se cultivaba el saber por los españoles del siglo XVI, facilitándose la ciencia á todo género de personas. FRAY DoMINGO DE SoTo, amigo de fray Bartolomé de las Casas, y hermano en religion, merece ser contado entre los primeros filósofos españoles de su edad, ya como asistente cerca de la persona de Cárlos V, en Alemania, ya como teólogo en el concilio de Trento, ya como obispo renunciante de Segovia, su patria, ya como teólogo en la cátedra de Melchor Cano. Si examinamos los libros de los historiadores de la filosofía en Europa, hallarémos que en el siglo XVI comenzó la reforma de esta ciencia; Erasmo, Faber, Vives, Nizolio, Melaucht, Scadoletti, Ramos y otros emprendieron una guerra enérgica contra el escolasticismo. Entre los que intentaron su defensa, procurando quitar de él algunas de las faltas que sus adversarios le oponian, se encuentra FRAY DOMINGo DE SoTo. Este religioso, Francisco de Santa Victoria, Lalemandet, Lokowitz, y Suarez sobre todos, fueron los últimos campeones notables que el escolasticismo tuvo. Bacon procuró reformar la filosofía en Inglaterra, como Descártes en Francia y como despues de uno y otro el gran Leibnitz en Alemania (1). FRAY DoMINGo DE SoTo publicó unas Súmulas (1529), sus Comentarios á la Dialéctica de Aristóteles (1544), sus Comentarios y cuestiones en los ocho libros de física (1545), su libro de La justicia y del derech0 (1556), y una multitud de libros teológicos que le dieron gran renombre. Si no tuviera otro titulo para el respeto de los amantes de la filosofía FRAy DoMINGo DE Soto, que sus escritos sobre filosofía y teología, en que se descubre un talento profundísimo, un criterio admirable y un tesoro de doctrina, bastaria á atraérselo un pasaje de su libro de La justicia y del derecho. Bueno es que conste, para gloria de los pensadores de nuestra patria; FRAY DoMINGo DE SoTo ha precedido á Juan Voolman y á Antonio Benezet en la defensa de la libertad de los negros; precedió á Granville Sharp, á Ramsay, á Clarkson, á Bielly, á Montesquieu, á Raynal, á Necker, al abate Genty, á Frossard y á tantos como han combatido la esclavitud de la raza africana. En nombre de la religion cristiana y de sus preceptos de la más cariñosa filosofia para el bien de los humanos, FRAY DoMINGo DE Soto no hallaba justicia en la esclavitud de los negros (2). BARToLOMé DE ALBomNoz, que se llamaba estudiante de Talavera, publicó en Valencia, el año de 1575, su libro Arte de los Contractos, obra que por otros respetos hubo de prohibir el Santo Oficio. Su discurso contra la esclavitud de los negros va en el texto de esta coleccion. No puede ser más terminante y vigoroso su parecer adverso á la esclavitud de los negros. Seguramente ningun filósofo extranjero que ha hablado en su impugnacion ha aventajado en nobleza de pensamiento á BARToloMÉ DE ALBoRNoz, gloria tambien española en este asunto. BARTOLOMÉ DE ALBoRNoz no era afecto á fray Bartolomé de las Casas, de quien habla con encono, sin nombrarlo claramente, en diversos lugares de su Arte de los Contractos (5).

Nam si quis rem alienam possidet etiam si mercatu vel alio

(1) Degerando, en su Histoire comparée des systèmes justo titulo eam acquisierit cum primum alienam es se res

de philosophie (París, 1804), dice que Bacon estudia la

naturaleza y confia todo á la experiencia; que Descártes
entra en el santuario de la meditacion y saca todo de sus
propias ideas; que la influencia de Bacon se debe á sus
máximas, la de Descártes al carácter de su espíritu, y la
de Leibnitz á su sistema. Bacon (segun él) creia que la
filosofía conduce á la física; Descártes, que la engendra,
y Leibnitz, que la comenta. Bacon aprende á saber mejor,
Descártes á mejor pensar y Leibnitz á mejor deducir.
(2) Aiunt lamen apud AEtiopes eundem adhuc vigere
morem, quo ad eorum mercatum lusitani adnavigant,
quod si libere vaeneunt non est cur mercatura illa crimi-
ne ullo denotetur. Veruntamen, si quae iam percrebuit vera
est fama, diversa est ferenda sententia. Sunt enim qui af-
firmant fraude et dolo calamilosam gente seduci inescari-
que nescio quibus iocalibus et astu pellici versus porium
et nonnunquam compelli et sic neque prudentes, neque
quid de illis fiat opinantes huc ad nos transmitti et venun-
dari. Quae si vera es historia neque qui illos capiunt,
neque qui captoribus coemunt, neque illi qui possident
tutas habere unquam conscientias possunt quousque illos
manumittant; etiam si praetium recuperare nequeant.

civerit, tenetur cum pretii etiam dispendio domino reddere
quanto magis liberum natum hominem per injuria manu
captum, astringitur in suam restituere libertatem? Quod
si quis id sibi prete cere cogitaverit quae praeclare cum
illis agitur dum pro servitute beneficium christianismi re-
penderit, injurium se noverit esse in fidem que summa est
libertate docenda ac persuadenda, tantum abest tuteorum
excusationem Deus admittat. (Edicion de Salamanca,
1862, pág. 280.)
(5) No sé si á este autor alude fray Agustin Dávila Pa-
dilla, en su Historia de la provincia de Santiago de Mé-
jico, cuando escribe:
« La resolucion de todas las disputas fué quedar siem-
pre el Obispo (Casas) con victoria, como el más acertado
en la doctrina, y muestra bien esto el dia de hoy el Santo
Oficio de la lnquisicion, que recoge los libros del licen-
ciado Frias de Albornoz, enemigo de la doctrina del Obis-
po, porque el estilo deste licenciado para predicar el
Evangelio no es conforme al que el Príncipe de la Paz
dejó enseñado á sus apóstoles en el mesmo evangelio.»

PRAY TOMAS MERCADO, en el mismo siglo, publicó tambien su libro Sobre tratos y contratos, en que vaga y temerosamente impugna asimismo la esclavitud de los negros.

DON ANTONIO DE GUEVARA, religioso franciscano, obispo de Mondoñedo y predicador del emperador Carlos V, escribiy várias obras notables, que fueron repetidamente traducidas en Francia, Inglaterra é Italia, especialmente su libro El relox de principes ó Vida de Marco Aurelio y su mujer Faustina, y el que se intitula Menosprecio de la córle y alabanza de la aldea.

Con razon GUEVARA es acusado de haber introducido en muchos de sus libros citas ideales y noticias, como verdaderas hijas de su propia fantasía. El bachiller Pedro de la Rua escribió carlas al Obispo, en que juiciosamente lo censura por tal manera de componer libros, impropia de un varon ilustre por su sangre, por el sacerdocio y por la dignidad.

Pero si atinado estuvo en sus censuras Rua, no asi tales Vossio, Schoockio y otros autores criticos que severísimamente hablan del libro del Relox de principes, considerándolo como lo que quiso su autor que fuese, una novela, un libro de pura invencion. Más acertado estuvo un critico frances (1) del siglo xvii al hablar de este libro y de GUEVARA, manifestando ser éste uno de los escritores más célebres de sus contemporáneos de todas las naciones, y aquél una obra novelesca que encierra útiles moralidades.

¿Qué es el Relox de principes sino un libro semejante á lo que J. Fenelon hizo con el Telémaco, á lo que Labruyère con los Caractéres morales de Teofrasto, y á lo que el abate Mably con las Conferencias de Focion?

La Fontaine torró para una de sus fábulas el episodio del Villano del Danubio, y don Juan de la Hoz y Mota el asunto para una comedia de este título (2).

Evidentemente en los libros citados de DON ANTONIO DE GUEVARA, obispo de Mondoñedo, hay muchos pensamientos filosóficos de gran mérito y novedad, muy dignos de ser celebrados. Débese dar á su autor un puesto distinguido en el número de los españoles que han cultivado con acierto y profundidad la filosofía en nuestra patria.

El doctor JUAN DE VERGARA, canónigo en la santa iglesia de Toledo, varon de gran fama y virtud y muy docto en filosofia, á cuya enseñanza estuvo dedicado algun tiempo, floreció en la primera mitad del siglo xvi, amigo de Juan Luis Vives y de otros insignes escritores. En los últimos años de su vida padeció acerbisimamente por la enfermedad que lo tuvo impedido. Consolábase con aquellas palabras de Epileto Absline et sustine, sobre las cuales compuso un distico, que repetia para fortalecerse en la vehemencia y constancia de sus dolores.

No sólo era hombre de gran talento VERGARA para la ciencia, sino tambien para la vida humana y trato de gentes (5).

Ferreras, en su Sinopsis Histórica Cronológica de España, dice que Vergara fué de los primeros que conocieron y probaron la falsedad del libro atribuido á Beroso. Para Ferreras fué JUAN DE VERGARA uno de los primeros varones de su siglo en erudicion.

(1) Desessarts, en el tomo iv de la Bibliothèque d'un homme de gout (Paris, año 7), dice:

ASTOISE DE GUEVARA fut le premier orateur espagnol qui prit un essor élevé. Il égala les plus célèbres de ses contemporains de toutes les nations, et mérita de servir de modele. Ses ouvrages furent traduits avec empressement dans loutes les langues.

On a de lui l'Horloge des Princes, où la Vie de MarcAurèle, et de Faustine , sa femme, in-8.0; ouvrage romanesque, où l'on trouve quelques utiles moralités; un Traité du mépris de la Cour, in-8.°, et plusieurs autres Irres, dont on auroit de la peine à supporter aujourd'hui la lecture.

e Véase lo que Taine escribe de Cassandre y de La Fontaine. Dox ANTONIO DE GUEVARA, en su libro La Fonfaine el ses fables. Paris, 1861.

(5) Bartolomé de Albornoz nos da idea de la agudeza de togenio de VENGARA, en su libro Arte de los contractos.

Babia un capellan , dice, en el coro, que se preciaba de mucha conciencia, y cada año se presentaba en el ca bildo con una bolsa y decia que, becha la cuenta de lo

dos los descuidos que en el coro le parecia haber lenido, y ganado injustamente las distribuciones, lo traia en aquella bolsa para restituirlo al cabildo, cuyo era. El santo cabildo, lodos de conformidad, loaban su buen respeto y cristiandad y hacíanle merced del din ro que traia, y ol se volvia rico y contento y con crédito de muy buen cristiano. El doctor Juan de Vergara, canónigo de aquella iglesia y de Alcalá, hombre de muy grandes partes..... en un cabildo donde este capellan vino á representar aquella comedia ordinaria..... impidió la gracia y mandó que la restitucion se aceptase..... Con este desconsuelo fué despedido el clérigo y a todos puso admiracion el voto de Vergara, porque no era hombre miserable en su hacienda, ni ejecutivo en la ajena; mas él dió razon de su voto y dijo: «Este clerigo piensa á nosotros hacernos malos »cristianos, y á sí buen cristiano, con mostrar que hace la

diligencia que otro del coro no bace, y si resliluye, es de. »bajo de saber que le han de hacer gracia de lo que restistuye. Váyase sin su dinero, y deaquí adelante tendrá cui»dado en el coro, y veréis como no vuelve cosa.. Y así fué, que nunca más volvió.o

« AnteriorContinua »