Imatges de pàgina
PDF
EPUB

98. No perdemos lo que ignoramos haber perdido. 99. Arrojo nos da la ira. 100. No todas las cosas están bien á todos. 101. Los males dudosos atormentan más. 102. El que promete dudosa salud al afligido, se la niega. 103. Tarde se olvida lo que se aprende por mucho tiempo. 104. Las lágrimas del heredero son risas encubiertas. 105. Ha de llevarse en paciencia la voluntad de l príncipe, en lo justo y en lo injusto. 106. Conceder los ruegos que son en daño del rogador es bondad cruel. 107. Hasta el que se aparta de la virtud, la reco1000, 108. La amistad y la enemistad proceden de la voluntad. 109. La carencia de una cosa le da precio. 1 10. Muchos deleites afeminan los espíritus. 1 1. Hasta de males hay ambicion. 112. Debe esperarse la muerte que la naturaleza ordena. 113. Muchas veces por dolor la inocencia se hace culpada. 1 14. La diligencia nos parece tardanza cuando deSCl II10S Ullla COSl. o 115. Por el vicio ajeno enmienda el sabio el suyo. 116. Al infeliz sóbranle y fáltanle pensamientos. 117. Por demas se impide la muerte al que está determinado á morir. 118. La virtud impide á los valientes llorar, y á los débiles lo manda. 119. Súfrase, y no se reprenda lo que excusar no se puede. 120. Paciencia muchas veces ofendida trastorna el Juicio. 121. El miedo se pinta en el rostro. 122. Más contínua es adversa que próspera fortuna. 123. Haz lo que debes, y no lo que puedes. 124, Ménos camino hay de la virtud al vicio, que de los vicios á la virtud. 425. Mejor sufre el mal quien siempre le teme. 126. No hay manjar caro para el gloton. 127. La frugalidad es una pobreza voluntaria. 128. Poco importa carecer de sepultura. 129. Dichoso es el que no lo parece á los otros, sino á sí. 130. La felicidad no mira de dónde nace, sino adónde puede llegar. 131. Venturoso premio de la virtud es ser aborrecido de los viciosos. 132. Más seguro está en la virtud el que ya pasó por los vicios. 133. La confianza produce muchas veces la lealtad. 134. Para mayores desgracias guarda la fortuna á quien favorece. 135. Tolerable es el infortunio que es comun á muchos. 136. La fortuna teme á los valientes y avasalla á los cobardes.

137. La fortuna puede robarmos la hacienda, pero no el valor. 138. Hasta la desgracia se cansa. 139. En los ancianos es ocasion de más constancia el estar cerca de su libertad. 140. El fin de un trabajo es principio de otro. 141. Tiénese por virtud la maldad que sucede bien. 142. Mejor es la salud que nunca se perdió. 143. Grande recomendacion tiene un rostro herIIl0S0. 144. El que recibe lo que no puede pagar, engaña. 145. Confiesa el delito el que huye del juicio. 146. Cosas fingidas pronto vuelven á su natural. 147. Al que una vez perdió el crédito, nada le queda que perder. 148. No se contenta la fortuna de hacer un solo daño. 149. Lleva en bien pequeños trabajos el que pasó por otros mayores. 150. Más fácilmente se entiende lo que por partes se propone. 151. Con más dificultad comienzan los honores que prosiguen. 152. En poco precio se tiene lo adquirido de gracia. 153. El que esgrime, en el mismo ejercicio aprende las reglas. 154. El trabajo sirve de nutrimento á los pechos geI10IOSOS, 155. Más grata es la virtud en una persona her10S3l. 156. Despreciable honra es la que en la ociosidad se granjea. 157. Desgracia imprevista nos hiere más fuertemente. 158. El peor enemigo es el traidor. 159. Feas palabras, áun livianamente dichas ofenden. 160. Para venir á mucho, no se habia de comenzar por poco. 161. En ninguna parte se siente más la pobreza que en el destierro. 162. El piloto muestra en la tempestad su saber y su valor. 163. Mucho se siente quedar atras en honores á aquellos á quienes en virtud precedemos. 164. Sola es loable la ambicion por no perder el tiempo. 165. Honrosa es la alegre pobreza. 166. El que no obtiene cargos públicos, no se tiene por honrado. 167. Los placeres áun despues de haber pasado reCrean. 168. Halla en la desgracia consuelo el que lo prodigó en la prosperidad. 169. La pobreza se ve obligada á tentar todos los caminos. 170. Su ponzoña tienen las palabras blandas. 171. Honrosamente sirve el que conforme á las circunstancias sirve. 172. Mejor es hacer á otros hereddros, que buscar á quien heredar.

173. De vivir y de morir nos pesa.
74. Sin razon se queja del mar el que otra vez na-
vega.
175. Presume de tu amigo, que puede ser en algun
tiempo tu enemigo.
176. Muchas veces las ofensas son incentivo del
valor.
177. La furia del mancebo, súbito se enciende y fú-
cilmente se apaga.
178. Gravísima caida es de señor á esclavo.
179. No tiene seguro el cetro un príncipe aborrecido.
180. En las grandes desgracias faltan las lágrimas.
81. Víspera es una desgracia de otra desgracia.
182. El ánimo inconstante, cuanto más procura sa-
ber, ménos sabe.
183. Hasta los vicios de quien mucho amamos nos
lacen.
184. De los males posibles ninguno peor que la opi-
nion del vulgo.
185. Débese guardar con más cuidado lo que no se
sabe cuándo ha de faltar.
186. No tiene la fortuna poder en el tiempo que
pasa.
187. Maldad es no dejar el beneficio á merced del
que lo hace.
188. Justa causa de alegría es ver alegre á un amigo.
189. Ingrato es el que sólo en secreto es agradecido.
190. Muchas cosas hay que todavía carecen de nom-
bre.
191. El que desea hacer una injuria, ya la hizo.
192. El que airado procura hacer daño, no se guar-
da del que le puede suceder. -
193. En el pecho del sábio, áun sanada la herida,
queda señal.
194. En lo mal comenzado, por más honrosa se
tiene la porfía que el arrepentimiento.
195. El mayor mal que en los vicios puede haber,
cs convertirse los unos en los otros.
196. Ingrato es el que por miedo es agradecido.
197. Propio de un hombre débil es no saber usar de
las riquezas.
198. Más alegre cosa es granjearse un amigo que
tenerlo.
199. De torpes deleites no queda sino el arrepenti-
miento.
200. El conocimiento del vicio es principio de vir-
tud.
201. Aquella se puede llamar felicidad, que con
nuestros deseos se mide.
202. La fortuna no tiene poder en nuestras costum-
bres.
203. Flaqueza es temer lo que nunca experimen-
talmOS.
204. Débil es el que por evitar las desgracias abraza
la muerte, y necio el que vive para ellas solas.
205. En convites no hay plática que llegue al cabo.
206. Estar en el ocio muy sosegados no es reposo,
sino pereza.
207. Especie de vanagloria es mucho recogimiento.
208. Injusto es hacer mal al que ménos veces te lo
Inizo.

209. Espera vencer á la desgracia el que se encuen-
tra inocente.
210. Virtuosa cosa es perdonar á quien se arre-
piente.
211. Llamas á la desdicha cuando dichoso te haces.
212. Mal se vive entre gentes sospechosas.
213. Desagradecido es el que agradeciendo tiene ojo
á otro segundo beneficio.
214. Desagradecido es el que con igual beneficio
agradece.
25. Sufrible es todo lo pasado; lo que se tene da
mayor cuidado.
216. Muchas veces la ley se somete á la utilidad.
217. Bien se sufre sola una muerte.
218. Mejor se guarda lo que con trabajo se gana
219. No es grave el mal que admite consejo.
220. Ménos teme el que de cerca teme.
221. El miedo hace á los hombres pecheros.
222. Si á las lágrimas no vence la razon, la suerte
las aumenta.
223. Mejor puede usar de sus apetitos el que me-
jor los puede encubrir.
224. Ménos duran los deleites que su memoria.
225. Ligera es la desgracia que puede sufrirse, y la
que no, breve.
226. Todo es posible á quién no teme los trabajos.
227. Lloren los ojos, mas no el alma.
228. Nadie puede ganar sin que otro pierda.
229. Llevadero sería todo trabajo, si no lo acrecen-
tase la opinion de las gentes.
230. La mujer no admite medio: ó ama mucho, ó
aborTece mucho.
231. La buena memoria es principio de la sabi-
duría.
232. No tiene perfecto amor el que sufre ver morir.
233. Hasta la muerte huye de los desgraciados.
234. Fácilmente cree el desdichado.
235. El mal consejo, para el que lo da es peor.
236. Mucho falta al que mucho tiene.
237. Malo es el consejo que no se puede mudar.
238. Más agradable es dar que recibir.
239. Grande remedio es la demencia para los que
temen.
240. La virtud aborrece á los espíritus bajos.
241. Poco bien alegra al pobre.
242. Alivio es de trabajos el reposo.
243. Mucho se descubre en su rostro el temeroso.
244. Mayor trabajo es venir á miseria que tenerla.
245. El desdichado no cree á la prosperidad cuando
viene.
246. Las cosas que mucho suben, al mejor tiempo
C10Il.
247. El mayor castigo de la injuria es haberla hecho.
248. La enfermedad que sobreviene al convaleciente
es más peligrosa.
249. Muy poco nos es absolutamente necesario.
250. Ninguno es de otro menospreciado, si no lo es
antes de sí.
251. Los afligidos se apartan de lo que aman mucho.
252. Más ama el que con mayor peligro se pone á
ménos provecho.

253. Mal se agradece lo que mal se dió. 254. Muchos son desagradecidos, pero los más por nuestra culpa. 255. Más se agradece lo que con fácil que lo que con larga mano se da. 256. Pesada y molesta palabra es ruego. 257. Especie de misericordia es matar de súbito. 258. Ménos se siente perder lo que nunca pudo alegrar. 259. Mejor es tener bienes, aunque sea para dejar— los, que no tenerlos. 260. Mal consuelo es tener compañeros de desgracia. 261. Pierde la virtud sus fuerzas si le falta oposiC:01. 262. No hay grandes ejemplos sino de mala fortuna. 263. Más siente los trabajos el que de ellos no tiene cxperiencia. 264. Más se estima el beneficio que dió principio á la amistad. 265. Mejor es tener á la verdad obligada que confiar en ella. 266. Mala salud es la que por otra enfermedad se alcanza. 267. No se debe poner la espada en manos del desesperado. 268. Dar consejo es virtud de segundo órden. 269. Muchas cosas tienen reputacion, no por su valor, mas por flaqueza nuestra. 270. Mejor debe ser nuestra vida que la del pueblo, mas mo contraria. 271. De muchos riesgos nos excusariamos si tuviésemos siempre testigos. 272. Más se aumenta el valor en competencia. 273. A muchos fué causa de temer, poder ser temidos. 274. Trabajosa cosa es comenzar siempre la vida. 275. Miéntese muchas veces solamente por costumbre. 276. Mucho puede ia casualidad en nuestra vida, porque vivimos por casualidad. 277. Con grande espíritu se deben determinar cosas grandes. 278. Mucho camino tiene andado para mejorar las costumbres el que desea mejorarlas. 279. Los desgraciados casi nos fuerzan á ser duros é insensibles. 280. No es buena la causa que tiene necesidad de compasion. 281. Malo se puede llamar el que solamente por su provecho es bueno. 282. Con gran peligro se guarda lo que á muchos agrada. 283. Ménos agravio se hace al que presto se niega lo que pide. 284. A los que poca experiencia tienen, mucho les acrecienta su mal, pensar que no tienen semejante. 285. Sepultura es de ingenios la sensualidad. 286. Más cuenta tiene con Dios el desdichado que el feliz. 287. Grande es la elocuencia que place al que oye COIllrd Su volultad,

288. No hay mal que no haga una mujer airada. 289. Nunca un peligro sin otro se vence. 290. En grandes porfías la verdad se pierde. 291. Más difícil es vencernos á nosotros que á nuestros enemigos. 292. No es vileza lo que se hace por no poder más. 293. Ninguno, si, no se compara, es desdichado. 294. No hay cosa, por chica que sea, cn que no quepa virtud. 295. Para hacer mal, poco tiempo basta. 296. No se puede sin peligro acometerá los poderosos. 297. No hay felicidad que dure mucho. 298. No es blando el camino del cielo. 299. No hay cosa más fuerte que el verdadero amor. 300. Cuanto mayor es la prosperidad, tanto ménos se debe confiar de ella. 301. No bastan en una nacion las fuerzas sin la union, ni la union sin fuerzas. 302. Es cobardía menospreciar la vida, y esfuerzo resistir á grandes desgracias. 303. Nunca te rindas á la fortuna. 304. No hay cosa honesta que no sea útil. 305. No tiene la felicidad cosa semejante á lo que muestra. 306. No hay soledad en que alguno no viva por pasatiempo. 307. No hizo naturaleza cosa dificultosa de las que al hombre son necesarias. 308. Lo necesario no falta en destierro, y para lo superfluo no bastan reinos. 309. De hombres es sentir los males, y flaqueza es no sufrirlos. 310. La razon no vence por sí á cada vicio, mas juntamente á todos. 311. El que verdaderamente ama, nunca mira su provecho. 312. Solamente pueden consolar al triste la razon y el trabajo honesto. 313. No se confiesa obligado quien no recibió. 314. No hay cosa tan cara como la que con ruegos se compra. 315. Insufrible cosa es haber de rogar por lo que ya se concedió. 316. Doloroso es el tiempo que entre dudas se pasa. 317. Carecemos de libertad para nacer á nuestro arbitrio. 318. De ninguna suerte debemos fiarnos ménos que de la buena. 319. No hay cosa perpétua, y áun son muchas las que poco duran. 320. La prosperidad que más dura es la que vino despacio. 321. No hay desgraciado que no halle consuelo con la vista de otro más desgraciado. 322. Ninguno nace para pasar la vida sin trabajo. 323. No es ofensa partir por medio con el más poderoso. 324. De nuestras cosas, la que perdimos nos parece la mejor. 325. Muy sentida es la muerte en que el padre queda vivo.

326. No murió temprano el que no habia de vivir más de lo que vivió. 327. Lo que más se ama, más veces corre peligro. 328. Nadie aceptaria la vida si al tiempo de recibirla tuviese entendimiento. 329. No se comete la muerte con tanto ánimo la primera vez como la segunda. 330. El que sin peligro vence no consigue la gloria. 831. Felicidad es no necesitar de ella. 332. Ninguno vive tan pobre, que más no naciese. 333. Ningun trabajo que una sola vez se ha de pasar es grande. 334. A hombre muerto toda tierra es natural. 335. No se debe adquirir el amigo en la mesa. 336. No es beneficio el que nos obliga á recibir. 337. Nadie se cree culpado si es él su mismo juez. 338. No puede el codicioso ser agradecido. 339. No hay contentamiento más cierto que el que no se puede quitar. 340. No hay desgracia igual á la execracion pública. 341. No tiene bajo espíritu el que por hacer cosas grandes se infama. 342. Ménos se debe al que ménos se conoce. 343. Ninguno hay tan bajo, que no pueda esperar venganza de otro mayor. 344. Fácil se nos hace la cura, por grave que sea, si se siente provecho en ella. 345. En ninguno es la ira más peligrosa que en el que á otros castiga. 346. El sabio no castiga por venganza de lo pasado, sino por remedio de lo venidero. 347. No hace beneficio quien mira á la prosperidad del que lo recibe. 348. Ninguno yerra para sí solo.

340. No hagas juez de la vida á la opinion popular, .

sino á tu sola conciencia. 350. Toda virtud se adquiere con trabajo. 351. No es deshonor no alcanzar una cosa, sino cesar de poner los medios. 352. Nunca hubo muerte de que no hubiese queja. 353. No hace buenas obras el que contra su voluntad es útil. 354. Solamente sabe mucho el que sabe lo bastante para vencer. 355. Para grandes cosas mucho tiempo se requiere. 356. No es destierro el sitio en que estamos seguros. 357. No hay desgracia á que falte remedio. 358. En ninguna parte está el que en todas está. 359. Ninguna desgracia es grande si es la última. 360. Nunca mucho costó poco. 361. No puede el médico curar bien sin tener presente al enfermo. 382. Nunca es demasía publicar lo que es necesario Se sepa. 363. No se debe hablar sino al que con voluntad escucha. 364. Alguna cosa sucede bien al que muchas prueba. 365. No es industria la que por acaso llegó á su efecto. 366. Poco tiene que esperar aquel á quien la vejez hizo vecino á la muerte.

307. Ningun descubrimiento se haria ya, si nos contentáramos con lo que sabemos. 368. No tiene el valor en su punto aquel cuyas obras u0 son conformes. 369. No puede haber órden cuando hay mucha priesa. 370. Hónrese cada uno con lo que le pertenece. 371. No interesa el que leas muchos libros, mas interesa mucho el que sean buenos los que lcas. 372. No hay esclavitud más vergonzosa que la voluntaria. 373. Quien mucho ama no teme. 374. Todo lo vence la porfiada diligencia. 375. Sirven de impedimento para la felicidad las muchas ocupaciones. 376. Ninguno desea darse tristeza á sí mismo. 377. No hay cosa que más presto aborrezcamos que le que nos incomoda. 378. Ninguno ama á su patria porque es grande, sino porque es suya. 379. No hay cosa que más pronto torne á si, que el ll ll0". 380. Ninguno muere sino á su tiempo. 381. No consiste la felicidad de nuestra vida en vivir, sino en vivir bien. 382. No hay determinacion tan general, que en parte no falle. 383. Al desdichado no hacer nada es lo mejor. 384. No hay felicidad tan perfecta, que carezca de todo sinsabor. 385. Nunca falta al avariento razon para negar. 386. No debes exigir lo que tú debias negar. 387. El delito lleva consigo mismo el castigo. 388. No hay camino que no tenga fin. 389. No hay grande desgracia que dure mucho. 390. Naturalmente nos alegra el fin de nuestras desgracias. 391. No es bueno el que es mejor que el malvado. 392. La virtud no permanece oculta. 393. Si algun animal tiene paz, la debe á nuestro hartamiento. 394. Para el hombre ocupado no hay dia largo. 395. No se debe imitará uno solo, aunque sea el más sabio. 396. Pocas veces el discípulo iguala al maestro. 397. No hay mayor causa para llorar que no poder llorar. 398. Con dificultad se cree lo que despues de creido ha de dar pena. 300. El que sin fundamento empieza, nunca tiene, en lo que hace, asiento. 400. Ama como que has de aborrecer, y aborrece como que has de amar. 401. Triste cosa es no saber morir. 402. El verdadero amor no sufre dilaciones. 403. No sabe ser rey el que teme mucho el odio ajeno. 404. Natural es de mujeres deleitarse con atavíos. 405. La obediencia del vasallo hace pacífico al señor. 406. Contumaz es toda pasion, y mala de despedir 407. Toda vida es tormento. 408. Bien acaba la virtud, si acaba primero la vida,

409. Toda virtud es difícil de seguir, y áun lo que se acerca á la virtud. 410. El sabio en la virtud debe siempre hacer fundamento. 411. La dificultad de los tiempos es ley de la naturaleza. 412. Virtud es sufrir al ingrato hasta que sea agradecido. 413. Todo lo vence el hombre, ménos el hambre. 414. Toda arte es imitacion de la naturaleza. 315. Todo lo puede esperar el hombre mién tras vive. 416. Ningun vicio hay que no tenga disculpa alguna. 417. En toda reprension debe entrar la blandura. 418. Todo es inciertQ áun al dichoso. 419. Parte es de beneficio negar con buena disculpa. " 420. fre. 421. Doloroso es perder la patria, más doloroso temer esta desgracia, y dolorosísimo los dos infortunios juntos. 422. No sabe tornar á su dueño la vergüenza que se fué. 423. Al que va de priesa se le hace grande un pequeño estorbo. 424. Mejor parece á los mozos el peor consejo. 25. Más que á sus hijos debe amar el príncipe á su nacion. 426. Obedezca la nobleza á las fuerzas de fortuna, principalmente si es oprimida en justa guerra. 427. Pierde su gracia lo que muchas veces se mira. 428. No sirven de nada las desgracias á aquel que no aprenda en ellas. 429. A leyes del pueblo, por la mayor parte contradicen sabios. 430. El pobre contra su voluntad se harta. 431. Acrecienta el valor de los mantenimientos la dificultad con que se alcanzan. 432. Nada se logra con restituir al pródigo lo que perdió. 433. No es pesada la pobreza sino para aquel que la tiene por pesada. 434. Muy cerca está de negar el que duda responder. 435. Vicio es grande en el deudor hacer á su acreedor ofensa. 436. Por patria reputamos la tierra donde vivimos felizmente. 437. Parte de inocencia es la ceguedad. 438. Quítanos la vergüenza de pecar la multitud de los que pecan. 439. Ahógase el principio cuando se sigue grandeza. 440. Poco nos hubiera dado naturaleza si más que á sí no nos diera. 441. Alguna cosa pide sobrenatural el que pregunta por qué se debe seguir la virtud. 442. El primer grado de las riquezas es tener lo preciso, y el segundo lo que basta. 443. Perdiéronse las buenas costumbres, despues que á los vicios se les dió el nombre de virtud.

Del tormento se libra el que fácilmente lo su

444. En poca costa nos mete el hambre, y en Intv.cha el hastío. 445. Virtuosa cosa es haber acabado de vivir ántes de acabar la vida. 446. Natural es de pobres contar muchas veces el caudal. 447. La presencia y la conversacion de una persona amada tienen un deleite que parece ser vivo. 448. Ántes de ofrecer debemos detenernos, Iero despues de haber ofrccido, cumplirlo. 449. Engaño hay cuando se concode lo que primero se negó. 450. Lo segundo, despues de no errar, es vergüenza de haber errado. 451. Voluntad de condenar muestra el que fácilmente condena. 452. Más daño hace el enemigo al que huye. 453. Las pasiones aguzan el Ingenio. 454. Qué no vence la virtud? 455. La verdadera virtud, natural ha de ser, y no fingida. 456. Quien no tiene que esperar, de nada debe desesperarse. 457. Al que la razon no pudo dar remedio, muc!ias veces se lo dió la paciencia. 458. Da causa para negar el que pide con temor. 459. Sufra trabajos aquel á quien la suerte los da. 460. El afligido cree con más facilidad lo que desea. 461. Cosa ajena alaba el que á su prosapia alaba. 462. La desgracia no llega al hombre valeroso. 463. Alegre nos es el recuerdo de las desgracias que han pasado. 464. Cada uno sufre ó goza segun sus obras. 465. No se puede asegurar la existencia de un solo dia. 466. El príncipe que desee sostenerse en el trono, gobierne con clemencia. 467. El que en sí reconoce algun vicio, presume que de él se habla cuando se nombra aquel vicio. . 468. Lo más perfecto que hay en el hombre está libre del poder de los hombres. 469. El que tarde dió, por mucho tiempo no quiso dar. 70. No satisface al beneficio recibido el que no lo paga con usura. 471. Si alguna cosa deseas de mucho valor, procura que haya pocas como ella. 472. El que, pudiendo, no evita el delito, lo consiente. 473. Todo es lícito al vencedor. 474. Cosas hay en que la ley nos da lugar, y vergüenza le quita. 475. Aficion es todo lo que vence á la razon. 76. Lo que nunca se hizo, se puede hacer. 477. La mayor parte del tormento es el tiempo que precede al tormento. 478. Vicios hay que como señales de felicidad deleitan. 479. La cosa que naturaleza hizo más grave, comun la hizo. 480. Lo que á lo más alto llega, cerca está de caer.

« AnteriorContinua »