Los Voluntarios de la Habana en el acontecimiento de los estudiantes de medicina

Portada
Segundo Martínez, 1873 - 148 pàgines
 

Què opinen els usuaris - Escriviu una ressenya

No hem trobat cap ressenya als llocs habituals.

Pàgines seleccionades

Altres edicions - Mostra-ho tot

Frases i termes més freqüents

Passatges populars

Pàgina 148 - ... al fin, con el morir, la vida! ¡Oh, más que un mundo, más! Cuando la gloria A esta estrecha mansión nos arrebata. El espíritu crece. El cielo se abre, el mundo se dilata Y en medio de los mundos se amanece. ¡Déspota, mira aquí cómo tu ciego Anhelo ansioso contra ti conspira: Mira tu afán y tu impotencia, y luego Ese cadáver que venciste mira, Que murió con un himno en la garganta. Que entre tus brazos mutilado expira Y en brazos de la gloria se levanta! No vacile tu mano vengadora:...
Pàgina 146 - ¡Perdón! — Así dijeron Para los que en la tierra abandonada Sus restos esparcieron! ¡Llanto para vosotros los de Iberia, Hijos en la opresión y la venganza! ¡Perdón! ¡Perdón! esclavos de miseria! ¡Mártires que murieron, bienandanza! La virgen sin honor del Occidente, El removido suelo que os encubre Golpea desolada con la frente, Y al no hallar vuestros nombres en la tierra Que más honor y más mancilla encierra, Del vértigo fatal de la locura Horrible presa ya, su vestidura Rasga,...
Pàgina 135 - Apóstol: hay un límite al llanto sobre las sepulturas de los muertos, y es el amor infinito a la patria ya la gloria que se mira sobre sus cuerpos, y que no teme ni se abate ni se debilita jamás; porque los cuerpos de los mártires son el altar más hermoso de la honra.
Pàgina 145 - ¡Ellos son! ¡Ellos son! Ellos me dicen Que mi furor colérico suspenda, Y me enseñan sus pechos traspasados, Y sus heridas con amor bendicen, Y sus cuerpos estrechan abrazados, ¡Y favor por los déspotas imploran! ¡Y siento ya sus besos en mi frente, Y en mi rostro las lágrimas que lloran! ¡Aquí están, aquí están! En torno mío se mueven y se agitan . . . —¡Perdón! —¡Perdón! — ¿Perdón para el impío? — ¡Perdón! ¡Perdón! — me gritan, ¡Y en un mundo de ser se precipitan!
Pàgina 141 - Los surcos de dolor recién abiertos, Mi afán y mi ansiedad precipitaron. —¿Y ellos? ¿Y ellos? mis labios preguntaron: —¡Muertos!, me dijo; ¡muertos! Y en llanto amargo prorrumpió mi hermano, Y se abrazó llorando con mi amigo, Y yo mi cuerpo alcé sobre una mano, Viví en infierno bárbaro un instante, Y amé, y enloquecí, y os vi, y deshecho En iras y en dolor, odié al tirano, Y sentí tal poder y fuerza tanta, Que el corazón se me salió del pecho, Y lo exhalé en un ¡ay! por la...
Pàgina 145 - ¡Dejadme ¡oh, gloria! que a mi vida arranque Cuanto del mundo mísero recibe! ¡Deja que vaya al mundo generoso, Donde la vida del perdón se vive! ¡Ellos son! ¡Ellos son! Ellos me dicen Que mi furor colérico suspenda, Y me enseñan sus pechos traspasados...
Pàgina 135 - El honor y la justicia gimen con nosotros, con nosotros inclinan la frente sobre la tierra; con nosotros lloran sobre ella, tumba inmensa y gloriosa de aquellos a quienes la maldad y la ira negó la tumba común.
Pàgina 144 - ... ensangrentado Con bárbara delicia se recrea. Así sobre vosotros, -Cadáveres vivientes, Esclavos tristes de malvadas gentes, Las hienas en legión se desataron, Y en respirar la sangre enrojecida Con bárbara fruición se recrearon! Y así como la hiena desparece Entre el montón de muertos, Y al cabo de un instante reaparece Ebria de gozo, en sangre reteñida, Y semeja que crece, Y muerde, y ruge, y rápida desgarra, Y salta, y hunde la profunda garra En un cráneo saliente, Y, al fin, allí...
Pàgina 142 - ... volcán a la horrenda sacudida, así el volcán de mi dolor, rugiendo, se abrió a la par en abrasados ríos, que en rápido correr se abalanzaron, y que las iras de los ojos míos por mis mejillas pálidas y secas en tumulto y tropel precipitaron. Lloré, lloré de espanto y amargura: cuando el amor o el entusiasmo llora, se siente a Dios, y se idolatra, y se ora. ¡Cuando se llora como yo, se jura! ¡Y yo juré!
Pàgina 121 - DECRETO A propuesta del Ministro de Ultramar, de acuerdo con el Consejo de Ministros; En nombre de mi Augusto Hijo el Rey D. Alfonso XIII, y como Reina Regente del Reino, Vengo en decretar lo siguiente: Artículo 1.

Informació bibliogràfica