Imatges de pàgina
PDF
EPUB

ma y cuerpo) testifica tambien lo mucho que le habia favorecido la Naturaleza en su complexion y física organizacion.

Por eso no es extraño que hombres mui respetables le hayan hecho grandes elogios. Antonio Herrera ( que no manifiesta en su Historia general de las Indias ser uno de sus mas apasionados , á lo menos en algunas de sus empresas) lo alaba sin embargo varias veces. Refiriendo la libertad que Diego Velazquez gobernador de la isla de Cuba dió á unos Indios por intercesion de Casas, año 1012 , añade que los Indios siempre le tuvieron gran reverencia^). Hablando de la conducta de Casas en Camaguey ,, provincia de la isla de Cuba año 1513 expresa que los Indios ( como le veían que por todas vías era su amparo , y defensa) le estimaron en mucho y les parecía que tenia mas imperio que los demás (2). Tratando de la reconvencion que los auditores de la real Audiencia de Santo-Domingo hizieron á fray Bartolomé de las Casas de resultas de haber este visitado al Cacique don Enrique cuando ya estaba reducido y reconciliado, dice, que fray Bartolomé como persona de doctrina y experiencia se descargó mui bien de lo que le imputaban (3). Refiriendolos sucesos de Nicaragua del año i534

(1) Herrera, dec. 1 , lib. 9, cap. 9.

(2) Dec. i, lib. 9, cap. i5.

(3) Dec. 5, lib. 5, cap. 5.

expresa la imputacion que el gobernador Rodrigo de Contreras hizo á Iray Bartolomé de que le amotinaba la gente, y manifiesta luego su opinion propria favorable á Casas diciendo ser esto porque el padre Casas con la predicacion enseñaba á los soldados lo que para seguridad de sus almas debían hacer (i). Manifestando Herrera las fuentes originales de donde hahia deducido sus narraciones , colocó entre ellas los escritos de fray Bartolome' de las Casas de la orden de Predicadoresj santo obispo de Chiapa (2). Contando los buenos efectos que produjo en Guatemala la deferencia del virrey don Antonio de Mendoza á los consejos de nuestro religioso, añade por opinion propria que había hecho gran fruto el padre fray Bartolomé de las Casas en aquellas provincias de Chiapa y Guatemala : luego cuenta que don Pedro Alvarado quiso entrar con guerra , y que el obispo y este bienaventurado padre se desconsoláron (3). Refiriendo los sucesos de Juan de Grijalba se adhiere á la narracion de Casas en un punto controvertido porque « el licenciado Bartolomé de las Casas es au» tor de mucha fe y puso particular cuidado para » saber la verdad (4)- Habiendo leido en las historias de Indias escritas por Gonzalo Fernandez de

(1) Dec.6, lib. 1, cap. 8.

(2) Dec.6, lib. 3, cap. 19.

(3) Dec. 6 , lib. 7 , cap. 6.

(4) Dec. 2 , lib. 3, cap. 1.

Oviedo, y Francisco Lopez de Gomara ciertas especies que como conquistadores habian publicado contra Casas, dijo que en esto no fueron mui puntuales y que por eso el obispo mostró sentimiento algunas veces con mucha razon (i).

Nicolas Antonio en su biblioteca nueva de los escritores españoles refiriendo la muerte de Casas en Madrid, dice que habia conservado íntegra en aquella Corte durante todo el tiempo posterior á su renuncia del obispado, la fama de santidad que ya de aute-mano habia adquirido con egemplos ilustres de virtudes (2).

Juan de Torquemada en su historia de las Indias, intitulada Monarquía Indiana cita muchas veces al obispo Casas y siempre con elogio. Tratando del origen de los Indios refiere la opinion de don fray Bar» tolomc y sin embargo de seguir otra contraria , confesó ser mucha su autoridad y su sabiduría (3). Refiriendo el viage de Juan de Grijalva manifiesta diferentes opiniones, y prefiere la de Casas porque es autor de mucha fe j quiso saber la verdad con particular cuidado (4). Contando la conversion de los Indios de Yucatan y su voluntaria sumision al

(1) Dec. 3, lib. a, cap. 5.

(2) Nicolas Antonio : Bibliotheca hispana nova, tomo 1 , art. Bartholomeus Casas. •

(3) Torquemada : Mornarquia indiana, t. 1, lib. i, cap. 9. (4)Tom. i, lib. 41 cap- 4

rey de Castilla por efecto de la pacífica predicacion de fray Jacobo de Testera y otros religiosos franciscos compañeros suyos, dice que los testimonios de esta verdad llevó consigo el buen obispo de Chiapa don fray Bartolomé de las Casas, amparo y defensa destos Indios cuando se fué á España (i). Haciendo mencion de los obispados que se fueron creando en América, dijo : « En el de Chiapa fué el primer » obispo don fray Bartolomé de las Casas fraile do» minico á quien todos los Indios, y aun todos los » reynos y provincias de las Indias, son en mu» cha obligacion, por haber sido su incansable pro» curador ante nuestros católicos reyes por muchos » años y con grandes trabajos » (2). Tratando de los religiosos dominicos que predicáron en América, dice : « Y pues que hacemos memorias de los que ;> la mereciéron por haber trabajado fiel y aposto» licamente en la obra de la conversion de los In» dios, razon será que se haga de quien, entre otros » religiosos, mas que otro alguno trabajó y mas » hizo por su conservacion y cristiandad. Este fué » el obispo de Chiapa don fray Bartolomé de las » Casas, desta orden del bienaventurado padre San» to-Domingo que aun antes de tomar el habito de » esta órden, siendo clérigo en la isla de Santo» Domingo, con cristiano y piadoso zelo comenzó

[ocr errors]

» á llorar delante la presencia divina y clamar de» lante de los reyes católicos poco antes de su muerte, » y de don Carlos su nieto felícicimo emperador, » los grandes daños que recibian los Indios natura» les destas regiones, y despues tomó el habito en » la provincia de Guatemala donde aprovechó mu» cho en sus intentos : y siendo obispo , renunció » su obispado por hacerse procurador de ellos ( co» mo mui largamente parece en su historia ) asis» tiendo en la Corte de sus Magestades por espacio » de veinte y dos años donde pasando mucha pe» nuria, trabajos y contradiciones, siendo avisado » ( por sus frailes y por los de mi órden de San-Fran» cisco que asistían en estas provincias desta Nueva» España ) de las vejaciones y daños que se hacian « á los Indios recien convertidos, con su buena di» ligencia fue parte para que muchos se remediasen; » y sobre todo, que se libertasen los que erante» nidos por esclavos; y que no los hubiese de allí » adelante entre los Indios. Y sobre estas materias » de su libertad y del buen tratamiento que se les » debia hacer y lo que nuestros reyes de Castilla » estan obligados en su defensa y amparo compuso » muchos tratados en latin y en romance mui fun>> dados en toda razon y derecho divino y humano, » como hombre mui docto y leido en todas buenas » letras. Tengo para mi sin alguna duda que es muy » particular la gloria que goza en el cielo y honro» sisima la corona de que está coronado por el san

« AnteriorContinua »