Imatges de pàgina
PDF
EPUB

cional y temeraria de extender las conquistas porque los ambiciosos miran como cosa de ninguna importancia el despoblar tan vastos paises, y robar inmensos tesoros derramando rios copiosos de sangre de los inocentes moradores, y matando á millones de estos. Importunan continuamente á V. A. pidiendo permisos para nuevas conquistas pretextando motivos y objetos fingidos; pero semejante permiso no se debe conceder porque sus consecuencias son una multitud inumerable de gravisimos pecados mortales opuestos á las leyes natural y divina dignos de los mas terribles castigos eternos.

Por evitarlos he pensado presentar de nuevo á V. A. esta brevísima relacion de los estragos y daños experimentados reduciendo á mui poco la materia que seria suficiente para muchos tomos si yo quisiera escribir una historia difusa.

Suplico á V. A. se sirva leerla con aquella benignidad con que acostumbra leer las obras de sus criados y de todos los buenos servidores que desean la felicidad de estos reynos; V. A. verá por mi relacion cuan enorme injusticia se hace á los Indios en el modo con que se les trata, matándolos y robándolos sin causa y esclavizándolos sin razon.

Consiguientemente vuelvo á suplicar á V- A; que

se sirva rogar á S. M. que no conceda ningun permiso para nuevas conquistas, las cuales son nocivas y detestables, antes bien imponga silencio perpetuo á tan infernales demandas con un vigor taa fuerte que nadie sea osado de hablar de semejante asunto en su presencia; pues todo esto es necesario pana que Dios conceda prosperidad á Jos reynós ¿é Castilla y los haga bienaventurados. Amen.

[ocr errors][graphic][ocr errors]

ARGUMENTO DE ESTA OBRA:

Aíos sucesos verificados en las Indias-Occidentales desde su maravilloso descubrimiento y desde que fueron á ellas los primeros Españoles , han sido tan. extraordinarios , <• increíbles que no pueden ser comparados con cuantos se vieron en los siglos precedentes ; pues exceden á todos ellos.

Entran1 eh este número las matanzas de personas inocentes , los estragos y las despoblaciones de paises , lugares , provincias y reynos con tanta crueldad que da espanto el saberlo.

El obispo don fray Bartolomé de las Casas ( ó Casaus ) las había visto; vino á España para informar al emperador; contó á varias personas lo que había sucedido; su relacion llenó de horror á los oyentes ; estos le rogaron que diera noticia por escrito; el obispo lo hizo. Vio algunos años despues que muchos degeneraban del ser de hombres por ambicion y codicia , pues no contentos con los traiciones y tiranías ya cometidas en despoblar al Nuevo-Mundo con crueldades exquisitas , importunaban al rey , pidiendo licencia para intentar nuevas conquistas con peor conducta , si cabia peor.

Entonces resolvió el autor presentar al príncipe nuestro señor éste compendio para que su Alteza mediase á fin de su Magestad el emperador negase las licennias. El obispo hizo imprimirsu obra para que pudiera el principe leerla mas facilmente.

[graphic]

DE

LAS OBRAS LITERARIAS

DEL

VENERABLE OBISPO DE CHIAPA,

DON BARTOLOMÉ

DE LAS CASAS. CAPITULO PRIMERO.

OPÚSCULO PRIMERO.

Historia De Las Crueldades De Los Españoles Conquistadores De America ó Brevísima Relacion De La Destruccion De Las Indias-occidentales.

Brevísima relacion de la destruicion de las Indias. EXORDIO.

Descubriéronse las Indias el año de i492 : comenzáron á ser pobladas por Cristianos españoles en 1493, de manera que hace cuarenta y nueve años en este de 154^ en que escribo.

La primera tierra en que los nuestros habitáron fué la grande y felicísima Isla Española cuya circunferencia es de seiscientas leguas. Hay al rededor

r

otras islas muí grandes; he visto yo todas , y estas tan pobladas por gentes naturales del pais, que no pueda haber otra que les exceda en poblacion.

La Tierra-Firme dista de la Isla Española mas de 25o leguas; tiouc una costa marítima que por la parte conocida pasa de diez mil leguas; y cada dia se descubre mas. La descubierta es una colmena de hombres, pues parece que Dios ha egercido allí su poder para multiplicar la poblacion. Las gentes de todos aquellos vastísimos paises son sencillas, sin iniquidad, ni doblez, obedientes y fieles á sus señores naturales y á los cristianos á quienes sirven apacientes, pacíficas, quietas, no rencillosas , ni alborotadoras t no querellosas, ni rencorosas , sin odio ni deseos de venganza.

Su complexion es delicada, tierna, flaca, y debil; por lo que no pueden sufrir trabajos grandes. Aun los hijos de labradores son menos robustos que los europeos hijos de principes criados con lujo , y regalo; por eso resisten mucho menos en las enfermedades.

Son pobres pero contentos con su pobreza sin voluntad de poseer bienes temporales y por lo mismo humildes, exentos de orgullo , ambicion, y codicia.

Su comida es mui escasa y mui ordinaria, comparable con la que se nos cuenta de los santos anacoretas del desierto. .

Su vestid© es por lo comun una piel que cubre lo que la honestidad manda; y cuando mas, una

« AnteriorContinua »