Imatges de pàgina
PDF
EPUB
[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]

HARVARD COLLEGE LIBRARY

NOV 19 1920

LATIN-AMERICAN ,
PACFESSORSHIP FUXD

Esta obra es propiedad de Mariano Galvan Rivera, y nadie la podrá reimprimir sin su permiso.

[ocr errors]
[blocks in formation]

adie la podrá

INTRODUCCION. Primer viage de Cristóbal Colon al Nuevo

Mundo: descubrimiento de algunas islas: la nueva poblacion
del puerto de Navidad en Haiti. Regreso de Colon á Espa-
ña: concesion hecha por la Santa Sede a la corona de Castilla:
reclamaciones del rey de Portugal: segundo viage de Colon al
Nuevo-Mundo: fundacion de la Isabela en la Española. Des-
cubrimiento de Jamaica: llegada de D. Bartolomě Colon a la
Española: prision de Caonabo. Derrota de un ejército de in-
dios en la Española: el almirante regresa por segunda vez û
Castilla. Fundacion de la ciudad de Santo Domingo: derro-
ta del rey Guarinoer. Motin de Francisco Roldan. Aprehen-
sion de los reyes Mayobanez y Guarinoex: tercer viage de Co-
lon al Nuevo - Mundo: su expedicion û Tierrafirme y su regre-
so á lu Española. Sumision de Francisco Roldan: expedicion
y ercesos de Alonso de Ojeda. Prision del almirante y sus her-
manos: descubrimiento de las playas del Brasil. Nicolás de
Ovando, gobernador de la Española: cuarto y último viage de
Colon al Nuevo-Mundo. Muerte de Cristobal Colon. Expedicion
de Juan Diaz de Solis y Vicente Yañez Pinzon: expedicion de
Sebastian de Ocampo à Cuba: viage de Juan Ponce de Leon à
Puerto-Rico: pretensiones de Don Diego Colon. Don Diego
Color loma posesion del gobierno de la Española: colonizacion

de la isla de Jamaica. Expedicion de Ilonso de Ojeda y Diego de Nicuesa a Tierrafirme. Colonizacion de San Juan de Puerto-Rico: colonizacion de la isla de Cuba. Regreso de Don Diego Colon a Castilla: descubrimiento del rio de la Plata. Esfuerzos de Bartolomé de Las Casas en fuvor de los indios: diputacion de los religiosos de San Geronimo: expedicion de Francisco Hernandez de Córdoba a Yucatan. Los religiosos geronimos son llamados à Castilla: expedicion de Juan de Grijalba a las costas de México. Modificacion del sistema de repartimientos: nuevo proyecto del Lic. Las Casas: cxpedicion de Hernan Cortés à México. Descubrimiento del estrecho de Magallanes: Don Diego Colon vuelve a hacerse cargo del gobierno de la Española. Muerte de Magallanes: resultado de su expedicion. Breve ojeuda sobre las islas del mar de las Antillas.

INTRODUCCION. Antes de ocuparnos de las extraordinarias empresas que los españoles acometieron á fines del siglo XV, presididos por el genio y constancia de un ilustre genovés, necesario es dar 11na breve ojeada sobre los hechos históricos que facilitaron de un modo indirecto el descubrimiento del Nuevo-Mundo, cuyo gran suceso no debe considerarse como un hecho enteramente aislado; pues á él contribuyeron sobreinanera las empresas marítimas de los pueblos de la antigüedad, como tambien los estudios de épocas menos remotas. Nadie ignora que algunos habitantes de los primeros tiempos, excitados por las necesidades del comercio, no solo emprendieron dificiles viages por medio de los desiertos, sino que tambien se atrevieron á recorrer las costas en frágiles é insignificantes barquillas. Los egipcios, poco despues de la fundacion de su monarquia, navegaron por el golfo Arábigo y por las costas oceidentales de la India, nada inas que para cambiar sus efectos de comercio con los de los habitantes de otros paises. Estas expediciones duraron poco tiempo. Los fenicios, deseando que su patria adquiriese preponderancia por medio de las negociaciones mercantiles, procuraron extender por todas partes su comercio, se aventuraron á pasar las co. lumnas de Hércules y descubrieron las costas occidentales de la antigua Hesperia. Los judíos, á quienes estimuló la ambicion de los fenicios, acometieron á ejemplo suyo algunas expediciones marítimas. Los cartagineses, que trataron de iinitar á sus fundadores los fenicios, navegaron por el norte y occidente de Europa, pasaron el estrecho de Gibraltar, dierou la vuelta á la península española, bajaron por las costas de África y descubrieron las islas Canarias, que sirvieron de limites por muchos años á la navegacion de los pueblos del viejo mundo.

El espíritu de curiosidad movió muy pronto el ánimo de algunos hombres atrevidos y amantes de la observacion: la historia nos refiere los viages de Hannon y de Himilcon, á quienes se debieron los descubrimientos de la isla de Gorea y mucha parte de la costa occidental de África. Herodoto cuenta que una flota egipcia salió del mar Rojo 604 años antes de Jesucristo, dió la vuelta al Africa y regresó a su pais por el estrecho de Gibraltar. Las expediciones de los griegos, como no tuvieron mas objeto que los hechos de sus armas, muy poco o ningun adelanto proporcionaron á la navegacion. En fin, los romanos fueron los primeros que se entregaron á merced del viento en medio de los mares, cuando principió su comercio con los pueblos de la India; pero como el arte de la navegacion se haliaba todavia mny imperfecto, procuraron aprovecharse en siis empresas marítimas, de las corrientes favorables de la brisa que reina en aquellos mares. En conseciiencia, los pueblos de la antigüedad solo conocieron; de Europa, las provincias que se encuentran al occidente de Alemania y mediodia de la Gran Bretaña: de África, las costas del Mediterráneo y el golfo de Arabia; y de Asia, las naciones que están situadas entre Europa, la Gran Tartaria y el Ganges. Los demás descubrimientos se debieron al espíritu de las especulaciones mercantiles, como tambien nl genio observador de algunos talentos ilustrados. El estudio de la geografia prodajo á su vez alguinos adelantos; pres la descripcion del globo terrestre que publicó Tolomeo en el seguindo siglo de la era cristiana, fue la única guia para otras expediciones que se hicieron en los siglos posteriores.

Aunque los árabes habian hecho curiosas observaciones sobre la figura del globo, no se dieron á conocer en Europa sus investigaciones geográficas hasta el tieinpo de las cruzadas, cuando los venecianos establecieron relaciones de comercio con los habitantes de aquel pais.

En el siglo XIII navegaron por el oriente Benjamin, Marco Polo y Juan de Mandeville, cuyas expediciones reanirnaron el deseo de ofrecer al mundo conocido el descubrimiento de lejanas tierras. En esta época los genoveses, cuya república se hallaba en alto grado de prosperidad, dispusieron una expedicion de dos galeras para las islas Canarias, y extendieron hasta allí el buen suceso de sus negociaciones mercantiles: á imitacion de ellos algunos navegantes de otras naciones, en el siguiente siglo, especularon con la venta de esclavos que hacian en aquellas islas y costas de la Mauritania. El siglo XIV vino por último á ser testigo de la invencion de la brújula, que dió á los navegantes la dominacion del inmenso oceano, y á los pueblos la facilidad de cambiar sus mercancías. Esta invencion se debió al ilustre napolitano Flavio Goia. Los normandos hicieron en este mismo siglo algunos descubrimientos, con motivo del espíritu de piratería que dominó siempre en las empresas de estos habitantes; pero hasta entonces no se habian atrevido á emprender lejanas expediciones por mares desconocidos. Estas dificiles y arriesgadas einpresas estaban reservadas para los siglos quince y diez y seis.

« AnteriorContinua »