Imatges de pàgina
PDF
EPUB

te servicio es mas á propósito para las obras del interior de las poblaciones, que para las de caminos. La creacion de arbitrios con que subvenir á los gastos, y la celebracion de un ajuste ó, asiento en pública subasta, es sin duda el medio preferible de realizar estas obras tan útiles a la comunicacion y al tráfico. Cualquiera que sea el método que se adopte, deben los ayuntamientos, antes de proceder á la ejecución, remitir los planos para su exámen y aprobacion, con el presupuesto y cálculo de los gastos, á la direcion general de caminos (1).

Respecto de las calzadas pertenecientes á una provincia en general, las carreteras, los canales y otras obras semejantes, la obligacion de los ayun, tamientos de los pueblos por donde pasen ó en củyo término se hallen, está limitada a dar á la diputacion provincial aviso de cuauto creyeren digno de su atencion, á desempeñar la parte que el gobierno les confie (2), y á ejecutar y componer por cuenta del pueblo las entradas y salidas hasta la distancia de 325 varas, é igualmente las calles de travesía (3).

Para evitar la destruccion ó descomposicion de .. los caminos, está prohibido á los dueños de predios inmediatos á los ramales ó carreteras genera

das hasles de tr la destr hibido

(1) Real orden de 4 de setiembre de 1834.
(2) Art. 20 y 21 de la ley de 3 de febrero de 1823.

(3) Nota 2 yley 6, tít. 35, lib. 7, N. R., y real drden de 9 de diciembre de 1838.

les, situados en pendientes ó declives, que puedan cortar árboles contiguos sin previa expresa licencia de la autoridad local respectiva, ni arrancar las raices de los que con este requisito cortaren (1). Sobre esta materia, y acerca de todos los daños que se causen en los caminos públicos, los alcaldes estan autorizados para imponer y exigir multas proporcionadas á los contraventores (2). ,

De los ayuntamientos es asimismo obligacion cuidar, que esten transitables los caminos de travesía y reparados los puentes, y el impedir que en aquellos se introduzcan á labrar, debiendo dar cuenta con la justificacion necesaria a la direccion, si pecesitaren mayor ensanche ó reparo los puentes y calzadas, á fin de que adopte las providencias oportunas (3). "

Para la composicion de los caminos, puentes y barcas estan establecidos los portazgos, pontazgoš ý barcajes sobre los carruajes, caballerías y ganados que trasitan por ellos. Los alcaldes no tienen intervencion directa en las cobranzas de estos derechos; pero deben auxiliar á los empleados ó encargados en la exaccion, a fin de que se satisfaga

(1) Real órden de 15 de setiembre de 1828.

(2) Real orden de 22 de noviembre de 1836. La jurisdiccion de caminos se extiende hasta 30 varas colaterales de ellos, y á la misma corresponde el conocimiento de lo relativo al arbolado , plantado para adorno y comodidad en los caminos , puentes y entradas de los pueblos. Ley 1.", tit. 35 , lib. 7 del suplemento á la N. R.

(3) Ley 5, tit. 35 , lib. 7, N. R.

puntualmente lo asigoado en las tarifas (U.

Así como a la autoridad local corresponde proteger la recaudacion de estos impuestos, tierre obligacion de oponerse á que se cobren abusivamente (2).

A los ayuntamientos y personas particulares cs licito coostruir puentes å su costa, con tal de que 110 establezcan pontazgo sin la aprobacion superior (3); y cuando se hiciere alguna obra de esta clase por cuenta de los fondos públicos, debe observarse una rigida enconomía (4).

Acerca de las posadas, mesones, paradores y ven

(i) De este pago se exceptúan los dueños de los ganados que se trasporten por temor de guerra ( ley 4, tít. 20, lib. 6, N. R:); los caballos de postas ( cap. 12, ley 19, tit. 13 , lib. 3, N. R.); los ministros de S. M., que viajon para alguna comision de real órden, ó poracuerdo de su tribunal respectivo (nota 6 del mismo tit. y lib.); los militares, aunque no lleven tropà consigo, siempre que en el pasaporte se exprese que van en comision del servicio nacional ( nota 7 id.); los cabaltos españoles que pasen de diez dedos de la morta ( real decreto de 17 de febrero de 1834 ); y los vecinos de las poblaciones que tienen especial privilegio para no pagar este impuesto ( ley 5 del mismo tít. y lib.), aunque segun lo declarado en varias reales órdenes , y entre otras la de 23 de julio de 1831, esto no se entiende respecto de las carreteras generales construidas á expensas del estado. Todos los demás'estan sujetos al pago de dichos derechos, sin distincion de clases. Reales órdenes de 14 de octubre de 1819 , 1.o de mayo de 1824, y 4 de agosto de 1827.

( 2) Ley 1.*, 2.^y 13, tít. 20, lib. 6, N. A.
(3) Ley 7 del mismo tit. y lib. ; *
(4) Nota 5, tit. 34 , lib. 7, N. R .

tas, corresponde a los alcaldes vigilar cuidadosamente, para que se proporcionen a los viajeros las comodidades posibles, y se les suministren de su cuenta los comestibles necesarios ( 1 ).

[merged small][merged small][ocr errors]

Con el útil objeto de facilitar el servicio de la comunicacion pública, deben los alcaldes proporcionar á los maestros de casas ó paradas de postas todos los auxilios necesarios para la manutencion de sus caballos; y llegando algun correo ó conductor á un pueblo, donde no hubiere establecimiento de dicha clase, es tambien obligacion de las mismas autoridades proporcionarle caballerías y todo lo demás necesario, pagando aquel el precio corriente ó de tarifa, para que sin dilacion haga su viaje hasta el pueblo ó párada donde haya caballos de posta (2). Los mismos auxilios deben facilitarse á los correos de gabinete (3). i .

No pueden ser detenidos los conductores de correos, ni los postillones, á menos que hayan cometido algun grave delito, en cuyo caso debe el alcalde asegurar su persona, y dar cuentà al administrador mas inmediato del ramo, para que recogien

[merged small][ocr errors]

do la balija ó paquete de la correspondencia, despache otra persona que la conduzca ; ó bien autorizar por sí mismo un conductor, si hubiere perjuicio en la tardanza , dando cuenta despues á dicho administrador de correos. Igual obligacion y facultad tiene el alcalde respecto de los conductores de hijuelas ó travesías (1).

Tampoco pueden las autoridades detener, ni permitir que persona alguna detenga, al correo ó particular que transite en posta, con pretexto de examinar si son legítimos los encargos que lleva, ni con otro algun motivo, pues esta investigacion corresponde á los administradores de la renta; bastando á los encargados en las paradas y á las autoridades, para permitirle el paso y no detenerle, sino antes bien auxiliarle , que lleve caballos de la casa de postas antecedente (2).

Cuando se forme algun procedimiento contra un maestro de dichas paradas, debe el alcalde evitar que se perjudique ó entorpezca el servicio de correos y postas, y dejar en libertad, si fuere posible, al encargado del establecimiento, no estorbando el uso de los caballos, arreos y demás necesario ( 3 ).

Tambien es un deber de la autoridad local, proteger el sagrado de la correspondencia pública, y en los casos de robo ó interceptaciones tomar to

(1) Leyes 8 y 9 del mismo tit. y lib.
(2) Ley 12, tit. 10, lib. 3, N. R.
(3) Ley 10, tit. 13 , lib. 3, N. R.

« AnteriorContinua »