Imatges de pàgina
PDF
EPUB

festividad, acordando concurrir anualmente coti el venerable cabildo eclesiástico á la iglesia parroquial de Santa Mari«, á solemnizar esta fiesta, en todos los años e>i igual dia. Actualmente no se cumple ya este voto, como otros muchos.

D¡a 10.

La manera con que D. Alonso el Sibio fué comunicando el fuero real á unos y á otros pueblos por carias particulares , es una prueba evidente de que este código no era universal en un principio para toda Castilla. De esto se han dado á la prensa varios documentos; pero el que más comprueba aque'la proposicion, es el privilegio rodado , escrito en pergamino y sellado con el sello de plomo pendiente, que original se conserva en el archivo de Búrgos. El rey decia en su principio: que habiendo notado que esta ciudad , que era cabeza de Castilla , no tenia fuero cumplido por donde se juzgase, asi como debia, j que por esta razon sobrevenian muchas dudas y contiendas , y no pocas enmiendas á la justicia; para remediar tales daños daba y otorgaba aquel fuero, que hizo por consejo de su corte, el cual entuba escrito en un volúmen y sellado con su sello de plomo, y mandaba que lo tuviesen vigente el concejo de Búrgos, las villas y las aldeas, juzgándose todos por él en todas las cosas para siempre jam s. Si este libro del fuero hubiese sido general á todo el reino il-srin su formacion, que consta fué en Valladolid el año 1255 , era bien escusado comunicarlo á Búrgos, capital del reino , en carta particular que mandó espedir el rey en Segovia á 27 de julio del año inmediato 4256, y que espresan las palabras que dejamos copiadas con poca variacion para su mayor inteligencia. La multitud continua de estos ejemplares, en que consia que D. Alonso el Sábio en este mismo año y en los inmediatos fué presentando el espresado código á otras ciudades y villas de Castilla con igual motiva, no dejan duda en este particu'ar; á lo que se añade que, no seguro el monarca de que se recibiese con todo beneplácito da los pueblos, ó por afianzar más su valimiento, repetidas veces confirmó semejantes cartas rodadas, como sucedió en esta de Búrgos, reproducida en otra dada en la mencionada ciudad de Búrgos, en este dia 10 de diciembre del año citado de 1256.

En igual dia del año 1369, recibió el venerable cabildo de MadrM la confirmacion de todos los privilegios y exenciones que tenia dolos antiguos reyes , espedida por real decreto de D. Enrique II, estendiéndose S. A. á revalidar tambien los que le habia otorgada en las Córles de Valladolid D. Pidro I en 20 de noviembre de 1351, que eran muy notables.

Tambien en el mismo dia del año 676, segun Leon Pinedo, el rey Wamba señaló de nuevo los términos de las iglesias de Empaña, que estaban confundidos.

funeste mencionado dia de f145, el rey D. Alonso, sétimo de este nombre , espidió un privilegio en favor de la santa iglesia de Toledo , en que le adjudicaba la cuarta parte de la villa de Madrid; esto es , la décima parte de todas sus rentas.

Algunos autores graves señalan asimismo este dia comn aniversario de la muerte del filósofo Séneca, ocurrida el año 60 despues de Cri«to , acordada por el cruel Neron , quien para ejecutar su bárbaro designio comisionó al tribuno Granio Silvano. Hallábase por casualidad el español Séneca en un caserio de campo á cuatro millas de Roma ; uno de los centuriones penetró en la quinta por mandato del comisionado, á intimarle el decreto de muerte de órden del César.

Y Séneca, que habia sido el maestro de Neron, y que uunca le habia adulado, habiéndole visto en el apogeo del poder y en el esplendor de la mayor grandeza y valimiento, tuvo la suficiente serenidad para oir sin perturbarse la sentencia que contra él habia dictado su discipulo, pidiendo otorgar su testamento, para dar pruebas á sus amigos de su fina voluntad. Estos, no pudiendo dejar de conocer el valor inestimable del hombre que iban á perder, comenzaron á llorar, mesarse los cabellos, rasgarse los vestidos y hacer otras demostraciones de tristeza y dolor. Pero nuestro filósofo, superior á cuantas desgracias pudieran sucederle en el mundo, los consoló al principio con reflexiones suaves y moderadas ; y no bastando estas, se revistió del carácter de superioridad que le daban su mérito y la deferencia de sus conocidos , y les dijo de este modo: «¿dónde están los preceptos de la sabiduria? ¿qué se ha hech'ide aquellas saludables máximas sobre qu" hemos reflexionado tantas veces? ¿Por ventura no habia de llegar alguna vez el caso de practicar y poner en ejecu,$en era procedente del monasterio de Santa Ursula de Toledo, y una de las que vinieron á fundar éste de la Concepcion Estaba adornada de una ilustracion altisima: vivió inocente .muriendo colmada de méritos. Su cuerpo se halló incorrupto cuando al siguiente año abrieron la tumba en que dormia, para sepultar alli á la humildisima v penitente Magdalena de San Agustin. En el pavimento de aquel panteon dormia tambien sueño de paz la ejemplar Juana de S¡\n Nicolás, que finó su gloriosa carrera en 13 de abril de 1627, quien por su portentosa vida mereció que las autoridades eclesiástica y civil sellasen su sepultura. Estas fueron las primeras flores que brotaron de aquel fragante vergel divino.

[graphic][subsumed]

Asimismo en este dia del año 745, noticioso el papa Zacarias I de las escelentes hazañas del re; D. Alonso I, le dio el glorioso titulo de Principe Ca'ólico, que hoy vienen gozando los soberanos de España, y que se les espidió 56 años ántes que á Garlo Magno el de Cristianisimo, si bien este esclarecido timbre de católico le tuvo ya el rey Recaredo por conce-ion de San Gregorio el Grande en 589.

Tambien en este dia del año 1285 se bautizó con estraordinaria pompa y asistencia numerosa de ricoshotnbres y prelados, en la catedral de Sevilla, el principe D. Fernando, hijo del rey D. Sancho el Bravo, cuarto de este nombre, habido con su esposa doña Maria la Grande.

Tambien fitfura entre los acontecimientos de este dia, en el año 1232, segun retieren algunos historiadores, el .que un recaudador real que vino á Madrid á cobrar el derechn de la Martiniega (1), hombre blasfemo que vivia en el arrabal de Madrid, cerca del monasterio de San Martin, y que se hospedó en las casas de Pedro Carrantone, habló con cierta libertad y desprecio acerca dela honra de San Isidro, por lo que quedó privado del uso de la lengua en castigo de su mordacidad, suceso que llamó mucho la atencion de los vecinos de nuestra villa, y del cual trata tambien el diácono Juan, cuando pseribe: Hospitatus fui in suburbio juxta ecclesiam beati Martini, in Petri domibus Corranteme.

(1) Llamada así esta contribucion por empezarle á cobraren la temporada de San Martin, de noviembre á principio de diciembre.

Dia 11.

El reinado deD. Juan, primero de este nombre en Castilla, no nus presenta más que desdichas é infelicidades, recopiladas en las historias pur los pocos años de su duraracion. La batalla de Albujarrota es la sombra que oscurece todo el cuadro de ni pintura, olvidando los historiadores el cuadro que puede justamente disminuir aquella oscuridad. No.hay duda que este monarca esperimentó adversa fortuna en la guerra; pero en la paz, donde no son tan espuestas las acciones al acaso de un momento infáusto, y en el que da mas lugar la meditacion para que el juicio no se perturbe con el temor y la zozobra, es seguro que D. Juan el I obró con pulso y acierto en las mas de lascosus que emprendió.

Las pruebas de esta verdad deben sacarse de las sábiasleyes que publicó en las famosas Córtes de Bribiesca, afio de 1387. Estos documentos tan poco conocidos, testificarán >,iempre el juicio y madurez con que procedia aquel monarca, y acreditarán eternamente su clemencia, su amor á los vasallos, y su celo infatigable por la causa pública. A unís del espresado año era cuando con mayor ardor se ventilaban en aquellas Córtes los puntos mas dificiles de gobierno y politica, tanto mas árduos ae arreglar, cuanto la guerra anterior habia casi del todo desfigurado y herido los mas vivos resortes de la constitucion civil de nuestra monarquia.

Esta grande empresa prueba el magnánimo corazon de aquel monarca, porque la memoria de su loable ejecucion desmiente cierta parle de poco lustre con que se ha dado á conocer su carácter; y pues las fechas de los documentos de estas Córtes pertenecen al mes de diciembre, procuraremos dar noticia de ellos en los dias á que corresponden, indicando hoy el ordenamiento sobre monedas, que fué publicado en 11 de diciembre de 1387. Consta en él que este rey habia mandado acuñar la moneda de blancos de menos ley que la anterior, por motivo de la guerra que en los dos años precedentes habia sostenido conira los ingleses y duque de Aleneastre, reduciendo su valor á seis dineros. Como cesaron estas causas, vuelve á darles el ai tiguo valor, arreglando con la mayor minuciosidad las pagas de las deudas contraidas durante el tiempo de la guerra.

« AnteriorContinua »