Imatges de pàgina
PDF

PÁGINAS.

Competencias.—La cuestion que sobre ellas se suscite, se concreta, y no puede menos de concretarse siempre á determinar entre las autoridades contendedoras quien debe conocer (Competencia, números 108, y 122.). 150 y 173 Como las cuestiones de esta clase versan siempre, y únicamente, sobre cuál es entre las autoridades que la sostienen, la designada por la ley para conocer del negocio en el fondo, no es aplicable á ellas el párrafo 8.°, art. 4.° de la ley de 2 de abril de 1845, que esclusivamente se refiere al modo de conocer (Competencia, núm. 118.). 167

Es preciso calificar de mal formada la en que el Gefe político

y el Juez de primera instancia desconocen que toca al primero provocarla (Competencia, núm. 125.). '17fi Está mal formada la que ha sido provocada por el Juez de primera instancia, y sostenida y aceptada primero por el Consejo provincial, y despues por el Gefe político (Competencia, núm. 126.). 177 Cuando el Juez prescinde de la intervencion que corresponde al Promotor fiscal en los autos sobre competencia de jurisdiccion, no solo desconoce el carácter de defensor de la Real lurisdiccion ordinaria que este time , sino que infringe abiertamente el Real decreto de 6 de junio de 1844 (Competencia, núm. 135.). 18"

Igualmente infringe el Real decreto de 4 de junio de 1847, cuando despues de advertido del defecto que encierran las actuaciones, no quiere subsanarlo oyendo al Promotor liscal (Competencia, núm. 135 ). 18!»

Quedan anuladas las actuaciones que haya practicado el Juez,

despues de advertido del defecto que encierra la actua-
cion por no haber oido al Promotor fiscal sobre la com-
petencia de jurisdiccion (Competencia, núm. 135.). 189

—— Las anula la parte activa que las Diputaciones generales de las
Proviucias Vascongadas, no autorizadas al efecto por dis-
posicion alguna superior, se permitan tomar en las cues-
tiones de competencia de jurisdiccion (Competencia, nú-
mero 135.). 189

— No solo es privativa de los Gefes políticos la facultad de promoverlas , sino que los jueces de primera instancia no pueden arrogarse esta facultad sin incurrir en una falta indisculpable (Competencia, núm. 141.). 197

No puede menos de calificarse de mal formada, cuando no es el Juez de primera instancia quien conoce del negocio, sino el Alcalde gubernativamente, y aquel reclama las diligencias (Competencia, núm. 150.). 216

Sin traspasar los límites señalados á ambas autoridades, ni puede el Gefe político promoverlas sobre atribuciones de los tribunales, ni los Jueces reclamar las diligencias formadas por el alcalde y el Gefe político (Competencia, número 160.)." 222

—— No pudiendo promoverse sino por los Gefes políticos y en el

[ocr errors]

PÁGINAS.«aso único de estar conociendo un Juez de primera instancia ó tribunal superior de un asunto contencioso-administrativo, debe tenerse por mal formada la que no se sujete a esta regla (Competencia, núm. 163.). 22*.

Competencia*.—No puede decirse bien formada, cuando « \ promovida por una Diputacion provincial (Competencia num. 164.). 'El hecho de acudir al Gefe político antes que al Juez los agraviados , y mandar aquel que suministren la informacion de los escesos denunciados, no puede darle un conocimiento preventivo que no cabe ni puede caber cuando media el conocimiento privativo que á los tribunales corresponda (Competencia, núm. 196.). 2Cí Si un Gefe político se cree autorizado para conocer del negocio en que está entendiendo un Juez de primera instancia, debe provocarle la competencia, y no abstenerse de esta provocacion, contentándose con manifestar al Juez las razones que tiene para estimarle incompetente en el asunto, y su derechoá reclamar de su autoridad la inhibicion; en cuyo caso no debe jamás el Juez provocarla, desconociendo el derecho que le asiste de continuar el procedimiento mientras el Gefe político no le promueva la competencia en debida forma (Competencia, núm. 198.). 2gr. Cuando el Juez de primera instancia la provoca, tanto este al hacerlo, como el Consejo provincial aconsejando su aceptacion al Gefe político, incurren en equivocacion (Competencia, núm 198.). 2(J7

Cuando la causa formada á un Alcalde no se halla en ninguno de los dos casos de escepeion que comprende el art. 3.° párrafo 1.° del Real decreto de 4 de junio de 1847, no puede en su virtud corresponder le el conocimiento de ella ni preliminar ni definitivo, al Gefe político; ni tampoco puede este reclamarle, por no haber precedido su autorizacion , aun siendo incuestionable la necesidad de este requisito, cuando el Alcalde procedió gubernativamente, é impuso alguna correccion como incidente de este procedimiento (Competencia, núms. 196 y 208.). 264 y 278 Está mal formada la que promueven los Gefes políticos en materia criminal fuera de los casos del art. 3.° del Real decreto de 4 de junio de 1847 (Competencia, núms. 190 y 233.). 257 v 3ct Está mal formada la que suscite el Diputado general de cualquiera de las Provincias Vascongadas (Competencia número 190.). . 267 Produce un vicio sustancial en las actuaciones la contravencion del Juez de primera instancia no comunicando á las partes el olicio de inhibicion que le ha dirigido el Gefe político, y cuando en comunicacion á esta autoridad no inserta el dictamen del promotor fiscal, ni acompaña copia

del mismo para suplir esta insercion (Competencia, número 249.).

apeteneias.—Es un trámite sustancial de la misma el dar traslado al ministerio fiscal y á cada una de las partes del requerimiento de inhibicion que haga el Gobernador de la provincia (Competencia, núm. 338.).

La omision de dicho trámite sustancial respecto de cualquiera de las partes, no puede menos de producir la nulidad desde la providencia en que, dando el Juez por completa la instruccion de la competencia, procede á resolverla (Competencia, núm. 338.).

Son infundadas con respecto á la Administracion, cuando la cuestion promovida por el Gefe político se reduce á si, omitida la solemnidad de pedirle autorizacion en la causa contra un alcalde, procede ó noel Juez con arreglo á derecho, y ha incurrido ó no en responsabilidad (Competencia, núm. 108.).

No puede fundarse por parte del Gefe político en la falta de requisito de la autorizacion que deben los jueces obtener previamente del mismo para proceder contra los agentes subalternos de la Administracion (Competencia, núm. 157.).

Siendo el objeto del Real decreto de 4 de junio de 1847 evitar las que sean infundadas, no puede menos de calificarse de vicio sustancial la inobservancia de los arts. 12 y 13 del mismo (Competencia, núm. 250.).

Si en las contiendas de esta clase la autoridad judicial requerida por el Gefe político no comunicase la reclamacion á las partes, quedarían estas privadas de la única intervencion que en las mismas se les concede (Competencia, número 251.). En esta clase de contiendas el trámite de comunicar á las partes la reclamacion del Gefe político, prescrito por el Real decreto de 4 de junio de 1847, debe mirarse como sustancial y como nulas en su consecuencia las actuaciones posteriores á esta omision (Competencia, núm. 251 )

Cuando el hecho que motiva la querella contra un Alcalde no es una falta sujeta á la potestad disciplinaria de la Administracion, ni se halla comprendido en ninguna de las dos escepciones contenidas en el párrafo 1.°, art. 3.° del Real decreto de 4 de junio de 1847, es evidente que lo está en la regla general que prohibe á los Gefes politicos suscitar contiendas de competencia en los juicios criminales (Competencia, núm. 255.).

Aunque los jueces de primera instancia no pueden dirigir válidamente contra los Alcaldes el procedimiento incohado en virtud de querella sin la autorizacion del Gefe político, cuando se trata de un hecho relativo á las funciones administrativas, nunca puede servir de fundamento á tales conSAGINAS.

tiendas la omision de esta formalidad (Competencia, nú-
mero 235.). 343

Competeneias.—Está mal formada, cuando el Gefe político no
solo prescinde de examinar, pesar las razones en que el
Juez fundó su competencia, y de oir al Consejo provmcial,
sino que confunde este acto con ei requerimiemo de in-
hibicion (Competencia, núm. 263.). 353
— Se infringe el Real decreto de 4 de junio de 1847, cuando re-
querido de inhibicion el Juez de primera instancia oye so-
lamente al ejecutante y al promotor fiscal, sin dar á la par-
te ejecutada la intervencion que el mismo decreto la re-
serva (Competencia, núm. 274.). 374

Obra de lleno la prohibicion de provocarlas, cuando no hay

ley alguna que reserve á la Administracion el castigo de un hecho, ni media tampoco cuestion prévia y esencial que á la misma corresponda decidir (Competencia, número Í75.). 374 Para poder dirimir los conceptos de jurisdiccion y atribuciones entre las autoridades administrativas y los tribunales ordinarios y especiales, es indispensable que en ellos se dispute á un tribunal el ejercicio de su jurisdiccion contenciosa (Competencia, núm. 279.). 382

Cuando el Alcalde ha remitido las diligencias al Juez, no hay

otro medio de trasladar el conocimiento á la Administracion, sino la inhibicion del Juez ó la decision del correspondiente conflicto á favor de aquella con motivo de insistir en la competencia ó provocarla de nuevo, si lo considera oportuno (Competencia, m'iro. 287.). 393 —— No pueden ser objeto de ella los procedimientos de un Juez contra un Alcalde y su pedaneo, aunque contrarios á la garantía de independencia establecida á favor de la Administracion, así como á la inmunidad absoluta que la misma concede á sus agentes subalternos (Competencia, número 287.). 393

No puede considerarse como cuestion previa del procedimiento criminal la competencia que, despues de incohada, abandona el Gefe político, sustituyendo malamente á este único medio legal el de dar providencias directas sobre el asunto objeto de la misma (Competencia, núm. 287.). 394

•— Las que los Intendentes susciten, deben tener el requisito esencial de que el Juez ó tribunal á quien requieran de inhibicion esté actualmente conociendo del negocio que se reclame (Competencia, núm. 288.). 399

— Es infundada de todo punto su provocacion, cuando el Gefe político se entromete á sustanciar y fallar como causa criminal la que instru/e el Juez de primera instancia y no se halla comprendida en el caso previsto por el Real decreto de 4 de junio de 1847 (Competencia, núm. 297.). 419

Es impertinente la alegacion de mcompetencia dirigida por el

PÁGINAS.

Gefe político contra el Juez de primera instancia, cuando no se trata de ninguno de los dos casos de escepcion en que es lícito á la autoridad administrativa provocar conflicto á los tribunales en materia penal, y cuando la negativa de la autorizacion, caso de ser confirmada, produce los efectos de impedir la continuacion del proceso y dejar espeditas las facultades disciplinares de la Administracion (Competencia núm. 299.). 423 Competeneias.—No estando permitido á la autoridad judicial

Íirovocar en ningun caso competencias de jurisdiccion á as autoridades administrativas, y sí solo á los interesados emplear los medios que se indican en el art. 2.° del Real decreto de 4 de junio de 1847, los Intendentes de Rentas, así como los Gefes políticos, deben repeler desde luego el requerimiento del Juez (Competencia, núm. 303.). 432 La relativa á si el Alcalde y sus tenientes pueden ó no proceder en razon de la forma, no corresponde nunca estimarla á los tribunales de justicia, sino al Juez del fondo, que es la Administracion, ante la cual deben deducírsélas quejas sobre este particular y sobre cualquiera otro, inclusa la injusticia de la resolucion (Competencia, núm. 317.). 458 , . (Véase Accion administrativa, Actuaciones, Autorizacion, Cofradia, Contratos, Delitos, Espedientes fenecidos, Gefes políticos, Inhibicion, Intendentes, Presidios, Prestaciones señoriales, Procedimiento verbal, Reclamaciones y Términos improrogables.) Coman.—(Véase Alcaldes.)

Comunidad de religiosas.—Atribuidas á la Hacienda pública todas las pertenencias de las mismas, la toma de posesion de las que notoriamente lo fueron, es un acto de mera administracion, que no puede ser combatido por medio de interdictos posesorios (Competencia, núm. 270.). 307

Coneesion.—Cuando la hecha por un Ayuntamiento envuelve por su naturaleza la cláusula de sin perjuicio del derecho de tercero que la hace condicional, es evidente que el Juez, declarando con la admision del interdicto que existe semejante perjuicio, no decide sobre la concesion, sino sobre la condicion con que fué otorgada, y que es preciso se verifique para que aquella tenga efecto (Competencia, número 143.). 199

Coneordia.—Aunque el objeto de una concordia de parte de los ganaderos fuese el paso de un puente, y de parte del Ayuntamiento la percepcion de un derecho, no puede decirse que la concordia se celebró para una obra pública (Competencia, núm 174.). 237

—— Cuando media una antigua, y se trata solo de decidir si han cesado ya los efectos de ella, si obliga ó no, si dá ó no derecho, entonces se agitan cuestiones distintas á las de de

« AnteriorContinua »