Imatges de pàgina
PDF
EPUB

PÁGINA6.

159

300

disposiciones de la autoridad administrativa, no puede ser
otro el resultado del juicio que la calilicacion de un acto

administrativo (Competencia, núm. 265.).
Bienes comunales.-(Véase Aprovechamientos comunes.)
Bienes de capellania.—(Véase Capellanias.)
Bienes de Instruccion pública. Cuando haya de hacerse

reclamacion de bienes de esta clase, debe recurrirse á la
vía gubernativa, ó entablar desde luego el correspondien-
te juicio plenario de posesion ó propiedad ante la autori-
dad judicial, única competente para decidir las cuestiones
sobre la inteligencia, el valor y los ef'ctos de las últimas

voluntades (Competencia, núm. 113.).
Bienes de propios.-(Véase Propios.)
Bienes de religiosas.-(Véase Comunidad de reliyiosas.).
Bienes de un Colegio.- Cuando están destinados esclusiva-

mente a los alimentos de determinada clase de individuos
durante sus estudios universitarios, no puede ponerse en
duda que son bienes destinados a la instruccion pública,
por mas que esia no se dé en el mismo Colegio á que per-

tenecen (Competencia, núm. 224.).
En el caso de creerse algun particular perjudicado en sus de-

rechos sobre dichos bienes, deben acudir al Gobierno con
la oportuna reclamacion, ó bien promover desde luego
contra la universidad, á que esté agregado el Colegio,
el juicio plenario de posesion ó el petitorio ante el tribunal
ordinario competente, mas no un interdicto (Competencia,

núm. 224 ).
es Nacionales.-En los espedientes de escepcion debe re-

currirse al Intendente de la provincia, y no al Juez del par-
tido por medio de un interdicto que resiste por su natura-
leza la prueba documental indispensable en estos casos

(Competencia núm. 48.).
-Correspondiendo a las oficinas de Hacienda la declaracion pré-

via gubernativa de estar ó no comprendidos en alguna es-
cepcion los bienes nacionales sobre que se promuevan du-
das ó reclamaciones, les toca tambien la rectificacion de
las equivocaciones que puedan padecerse en la aplicacion
de la orden de la Regencia del Reino de 9 de febrero de
1842, contra que reclame un tercero que se tenga con

ellas por perjudicado (Competencia, núm. 48.).
-- Si los Intendentes tuvieran derecho para conocer de esta cla-

se de negocios despues de consuinada la venta, seria como
Jueces de Hacienda, careciendo de él como autoridades ad-

ministrativas (Competencia, núm. 172.).
El conocimiento gubernativo de los Intendentes cesa en estos

negocios, cuando la venta se consuma, ó lo que en el efecto
tanto vale, cuando la cosa vendida pasa á la pertenencia del
que la compra, cuyo tránsito se verifica en las ventas á

[merged small][ocr errors][ocr errors]

PÁGINAS.

[merged small][merged small][ocr errors]

plazo segun la ley de Partida, luego que la cosa se entrega

al comprador (Competencia, núm. 172.).
Bienes Nacionales.-Si los Jueces de primera instancia do

puerien admitir reclamacion alguna iocante á los inismos
hasta que sus compradores estén en plena y efectiva po-
sesion de ellos, es evidente que no pueden dar lugar á in-
terdictos restitutorios para privarles de la que les de la
Hacienda pública, y que tampoco deben adinitirlos aten-
diendo a que la posesiuni conferida gubernativamente en
estos casos por disposicion de los Intendentes un acto
propio de su autoridad administrativa (Competencia, nú-

mero 214.).
-- La posesion dada de una finca, no puede considerarse plena y

efectiva mientras no sea dado al coinprador ejercer en
toda su estension el dominio absoluto, y por lo tanto las
diligencias necesarias para conseguir este resultado forman
parie naturalmente del espediente de la subasta y venta

de la finca en cuestion (Competencia, núm. 278 ).
-- Para la posesion no debe el comprador dirigirse al Juez or-

dinario de primera instancia, sino que debe dejarse es-
pedila la accion del Intendente, para que en la vía guber-
nativa haga que sea plena y efectiva la de la finca compra-

da (Competencia, núm. 278.).
En el caso de alegarse respecto de los mismos escepciones

y agravios contra el Gobierno, debe promoverse el nego

cio en la vía contenciosa (Competencia, núm. 278.).
Las diligencias de demarcacion de servidumbre de tránsito o

de cualquier otra que tenga una linca de esta clase, prac-
ticadas por el Inten lente ó un subdelegado suyo, no tienen
ni puude suponérseles mas objeto que el de determinar gu-
bernativamente los limites y con liciones de la posesion
que de dichas fincas nacionales se haya dado al coin prador

(Competencia, núm. 288.).
-- Las diligencias que corresponden al acto de poner al compra-

dor de bienes nacionales en la posesion plena y efectiva
del prédio adquirido, deben calificarse de acto puramen-
te gubernativo, contra el cual son improcedentes los in-

terdictos (Competencia, núm. 288.).
Cuando no hay duda alguna sobre la cabida y linderos de un

terreno vendido de bienes nacionales, ni por consiguiente
diligencias que aclarar ó delerminar en el espediente de
subasta, es perfecta y completa la posesion que se dá al
comprador en virtud del pago del primer plazo y otor-
gamiento de la escritura, quedando por este acto consuma-
do el contrato y correspondiendo a la autoridad judicial re-
solver las cuestiones que en tal estado se susciten entre
el comprador y otro tercero sobre la pertenencia ó esten-

sion del dominio de la finca (Competencia, núm. 320).
El interés notorio que en los mismos tiene la Hacienda por la

[ocr errors][ocr errors]

PÁGINAS,

[ocr errors]

eviccion y saneamiento á que está sujeta, es solamente
una razon para que se reserve á un juzgado privativo el
conocimiento y fallo del pleito que pueda suscitarse, y el
cual podrá reclamar el lotendente como subdelegado, mas
no resolverlo por la via gubernativa (Competencia, núme-

ro 320.).
Bulas.—Es indisputable la obligacion que tienen los Ayuntamien-

tos y Alcaldes de concurrir a la distribucion y recauda

cion de las mismas (Competencia núm. 316.). - Teniendo este ramo una organizacion especial y su autoridad

superior provincial separada, dependen de ella los Alcal

des, y'no del Gefe politico (Competencia, núm. 316.). (Véase Subdelegacion de Cruzada.).

[merged small][ocr errors]

Caminos. Cuando un Ayuntamiento autorizado por el Gobierno

político manda ejecutar una providencia sobre aseo y lim-
pieza de los caminos, no puede ser obligado al abono de
daños, ni á responder de las resultas de las servidum-
bres, ni el Ayuntamiento ni el que ejeculó su providencia

(Competencia, núm. 64.). - Como su conservacion está encomendada por la ley al cuidado.

de los Ayuntamientos bajo la vigilancia é inspeccion su-
perior de los Gefes políticos, toc: evidentemenle á eslos y
no al Juez de primera instancia corregir los abusos que
comelan (Competencia , núin. 121.).

174 -- Al poner la ley á cargo de los Ayuntainientos el cuidado, con

servacion y reparacion de los caminos vecinales, parte de
Ja existencia indubitada del camino vecinal, y por lo tanto
no se aquella aplicable a los casos en que se pone en duda
esta existencia (Competencia, núm. 134.).

188 - Cuando se pone en duda su existenciil, no por medio de un

interdicto restitutorio, si no proponienilo una accion ordi- .
• naria que tiene que resolverse segun los principios del de-

recho comun, debe solo ejercitarse ante la autoridad ju-
dicial (Competencia, núm. 131.). ..

188 - La idea de camino público é vecinal, y la de camino destina

do al uso de una ó algunas personas particulares, se esclu-
yen mútuamente, y solamente comprende los primeros el
párrafo 3.', art. 80 de la ley de 8 de enero de 1845, cuan-
do encargir su conservacion y cuidado á los Ayuntamien-
tos (Competencia, núm. 147.).

204 - Como encargados los Ayuntamientos de la conservacion de

los caminos, veredas, puentes y pontones vecinales, pue-
den adoplar la medida de suspeuder un acotamiento, man-
dándole arrasar bajo apercibiiniento de multa y de derribo

á costa de los que lo rehusaren (Competencia, núm. 231.). 310 Conlea la providencia de los Ayuntamientos mandaudo sus

[ocr errors][ocr errors]

pender dicho acotamiento, no se admiten interdictos, sino
el recurso á la Administracion superior en el órden ge-
rárquico, ó el juicio plenario de posesion o el de propie-

dad ante los tribunales (Competencia, núm. 231.). Caminos.-La Real órilen de 27 de mayo de 1846, aunque se

concreta a hablar de las usurpaciones cometidas en la carreteras generales, hace estensivas sus disposiciones, así como la aplicacion de las ordenanzas de caminos, á todos 'aquellos que deben ser coinprendidos en unas y otras al

tenor de la legislacion del raino (Competencia, núm. 264.). -- Al establecer el principio de que los públicos son imprescrip

tibles, la ley de Partida no hace entre ellos distincion al

guna (Comp-tencia, núm. 264.).
- Las leyes de la Nov. Recop. desvanecen cualquiera duda que

pudiera haber, en razon de que además de establecer la
accion adıninistrativa directa para reparar las usurpacio-
nes cometidas en las carreteras generales, la declaran
aplicable á toilo cainino ó carretera por donde se acos-
tumbre conducir viandas con bestias ó carretas, ó llevarlas

ó traerlas de un lugar á otro (Competencia , núm. 264.).
- La circunstancia de que la usurpacion del camino sea total y

'no parcial, no produce la menor alteracion en el carácter

de imprescriptibilidad (Competencia, núm. 264.).
- Siendo de la competencia de la Administracion el tomar me-

didas de conservacion y policía acerca de los caminos pú-
blicos, no pueden los procedimientos que dicte dejarse sin
efecto en virtud de un interdicto posesorio (Competencia,

número 264.).
- Es atribución del Alcalde, contra la cual no proceden los in-

terdictos, el restablecer de un moito rápido y directo el
uso de un camino täpiado al tieinpo de cerrar una propie-
dad de dominio particular, o cualquiera otra servidum-
bre pública que se halle en 'igual caso (Competencia, nú-

mero 280.).
- Los Ayuntainientos pueden conceder permiso para aprove-

char la tierra de los caminos, con la condicion de dejar-
Tos en buen estado, y aun mejorarlos a juicio de peritos

(Competencia , núm. 308.).
Véase (Deslinde , Inspectores de caminos, Senda y Servi-

dumbre.).
Canteras.—(Véase Espropiacion forzosa.)
Cañadas.-(Véase Deslinde.)
Capataces.—(Véase Inspectoros de caminos.)
Capellanias. -No pueden suponerse colativas las que se funda-

ron sin intervenir la autoridad Pontificia "ni la del Ordi-
nario Diocesano, y se han poseido siempre sin colacion y

canónica institucion prévia (Competencia, núm. 102.).
La ley de 19 de agosto de 1841 no tiene aplicacion alguna

Servi. 442

141 PÁGINAS.

289

cuando se trata de un establecimiento de beneficéncia, que
aunque de patronato particular está sometido a la autori-
dad adıninistrativa en la forma prescrita por la ley de este
ramo, y cuyas disposiciones no pueden ser contrariadas
con menoscabo de esta autoridad por la de los tribunales

y jueces (Competencia, núm. 215.).
Capellanias.-Cuando la dacion á censo de una casa de cape-

Hanía, verificada por el Juzgado eclesiástico, se funda en
que la Capellania á que corresponde la casa está com-
prendida en la escepcion del art. 6.° de la ley de 2 de se.)
tiembre de 1841, queda escluida la accion de dicho juz-
gadu, mientras no recaiga la resolucion gubernativa pré-
via que exige la Real orden de 9 de febrero de 1842
(Competencia, nú!n. 267.)

360 Cuando la dacion á censo de una casa de capellania se

funda en que obraba respecto de ella la ley de 3 de
abril de 1845 , al Gobierno solo toca desvanecer las du-
das que ocurran acerca de su cumplimiento, no pu-
diendo en el entretinto disponerse de los bienes de la ca-
pellanía, que por el hecho de la incorporacion se hallan
bajo el doininio y administracion del Estado (Competen-
cia, núin. 267.).

361 No pulliendo de ninguno de los dos espresados conceptos ser

eficaz la dacion à censo decretada por el Juez eclesiástico,
el de primera instancia carece de facultad para hacer efec-
tivas las consecuencias de aquel título, y la sentencia
dada por el inismo declarando la pertenencia de los bie-
nes de la capellanía es impertinente, entre otras razones
por ser diverso el objeto del litigio, las personas interesa-

das y el fondo del asunto (Competencia, núm. 267.).. 361 -- (Véase Funduciones piadosas, Bienes de capellanias y Pa

tronalos.) Carroteras.-(Véase Caminos , Expropiacion forzosa y Obras

públicas.)
Casa-Galera.- El derecho de la misma al producto de un arbi-

trio, de que sea depositaria una empresa, es un derecho
particular suyo de igual naturaleza al que gozaria res-
pecto a las pensiones ile un censo ó la renta de una finca
de su pertenencia, siendo por lo mismo una cuestion con-
tencioso-ordinaria (Competencia, núm. 248.).

336
Causa.-(Véase Autorizacion, Competencia y Delilos.)
Caza.-(Véase Superintendente de minas de Almaden.)
Celador.--Es providencia administrativa la dictada por el Gefe

político, nombrando un celador interino para la observan-
cia de las ordenanzas de una acequia (Competencia, nú-

mero 63.).
Censos.-Sus réditos deben incluirse en el presupuesto municipal

como gastos obligatorios (Competencia, núm. 5.).

« AnteriorContinua »