Imatges de pàgina
PDF
EPUB

PÁGINAS.

[merged small][ocr errors]

dencia del alcalde se estienda á algunas aberturas de ace-
quias que se hallen fuera de su término jurisdiccional, si
ha sido aprobada por el Gefe politico (Competencia, nú-

mero 229.).

(Véase Inicrdictos y Policia rural.)
Acequia de Carcagente.-La facultad que sus ordenanzas

conceden a la Junta administrativa y de gobierno de la
misma, debe entenderse otorgada dentro de la esfera
propia de la indole administrativa, en la cual no cabe la
expropiacion de un particular en favor de oro particular

(Competencia, núm. 272.).
Acotamiento.-La autorizacion general y directa concedida por

el decreto de las Córles á los dueños de terrenos particu-
lares, hace supérflua la especial de las Diputaciones pro-

vinciales (Competencia, núm. 38.).
- Limitada antes la atribucion de las diputaciones provinciales á

resolver lo conveniente sobre el acotamiento ó adeliesa-
miento de terrenos públicos que hubiesen sido siempre de
aprovechamiento coinun de uno ó mas pueblos, no puede
estenderse al acotamiento de terrenos sujetos á dominio

particular (Competencia, núm. 38.).
- (Véase Caminos, Montes y Terrenos.)
Aereedores.-( Véase Deudas de los pueblos y Contabilidad

municipal.)
Acreedores censualistas.-Cuando los agrarios que suponen

haber recibido en sus derechos en virtud de reforma in-
troducida en un arbitrio afecto al pago de sus créditos, se
dirigen á provocar la modificacion de las disposiciones le-
gislativas y ejecutivas que las establecen, no puede su co-
nocimiento ser de la incumbencia de la autoridad judicial,

encargada solo de aplicarlas (Competencia, núm. 273.).

(Véase Arbitrios.)
Actas de Ayuntamiento.-Por mediar una órden del Gefe

político mandando relenerlas, no se inliere que dicho Gefe
esté en el caso de reclamar el conocimiento del negocio,
correspondiendo solo que el procesadu oponga ante el Juez
de la causa la oportuna escepcion, y pida, fundado en

en ella, el sobreseimiento (Competencia, núm. 239.). Actos administrativos.- No pueden ser anulados, reformados

ni interpretados sino por la Adininistracion gubernativa ó
contenciosamente, siendo contraria al art. 66 de la Cons-
titucion y á la independencia de aquella la intervencion de
los tribunales civiles para decidir sobre la validez ó nuli-

dad de tales actos (Competencia, núm. 291.).
Para reformar los que sean injustos ó arbitrarios, las leyes

han establecido los recursos ante el superior gerárquico
en la línea de la adıninistracion activa, y ante los tribu-
· nales administrativos por la vía contenciosa, cuando se

[ocr errors]

PÁGINAS.

[ocr errors][merged small]

alega que hay derechos vulnerados (Competencia, núme

ro 294.).
Autos administrativos.-El reconocer en la autoridad judicial

facultades para anularlos, no solo seria contrario a la
Constitucion, y confundiria las distintas atribuciones del
poder público, sino que producicia graves conflictos para
el gobierno, y opondria sérios obstáculos á su accion libre

y desembarazada (Competencia, núm. 294.).
Cuando un particular cree que le perjudica y debe revocarse,

es necesario que esponga las razones en defensa de sus
derechos ante el Gefe político, ó ante el Consejo provin-

cial en su caso (Competencia, núm. 294.).
-- (Véase Correccion disciplinaria.)
Actos criminosos.-(Véase Código penal.)
Actos religiosos. -Es ajena a todas luces de la autoridad judi-

cial la cuestion que se reduce i determinar el carácter
y preeminencias que debe darse á una autoridad civil en
los actos religiosos á que como tal concurra (Competencia,

número 313.).
Actuaciones.—No debe el Juez suspenderlas, cuando el Gefe

político no se arregla en su comunicacion al misino á lo
prescrito en el Real decreto de 6 de junio de 1844 (Com-

pelencia, núm. 206.).
- (Véase Competencia.)
Acuerdo administrativo.-En el caso de reclamarse contra él,

debe acudirse á los Gefes politicos en concepto de supe-
riores inmediatos, y si la cuestion se hace contenciosa, á

los Consejos provinciales (Competencia, núm. 65.). Acuerdo municipal.-Cuando un particular trata de poner en

tela de juicio la justicii intrinseca del mismo en su parte
de aplicacion , debe acudir a la Administracion misnia y
no al Juez de primera instancia por medio de un interdic-

to (Competencia, núm. 321.).
Administracion.-Incumbe á la inisma por medio del Gefe po-

lítico solamente provocar las competencias (Competencia,

núm. 7.).
(Véas, Alcaldes, Caminos, Consejos provinciales , Hecho

criminoso, Patronatos, Gefe politico y Gobernador de

provincia.)
Administrador.-(Véase Instruccion pública.)
Administrador de ermita.-En el caso de que acerca de su

nombramiento haya alguna limitacion que no respete el
Ayuntamiento, solainente habrá un abuso, que toca cor-
regirlo al superior inmediato en el orden adıninistrativo,
y de ningun modo al Juez del partido por medio de inter-

dicto restitutorio (Competencia, núm. 52.).
Cuando no interviene la autoridad eclesiástica en el nombra-

miento y posesion del cargo de adıninistrador de una er

PÁGINAS.

mita, es visto que en el derecho que tiene y ejerce el
Ayuntamiento de acordar uno y otro de por sí, se encier-
ra la facultad de remover á su arbitrio el noinbrado (Compe-

tencia, núm. 52.).
Administrador de patronatos.-(Véase Patronato.)
Aforadores.-(Véase Propios.)
Agricultura.-Corresponde á la Administracion examinar y de-

cidir si existe perjuicio, y hacerle cesar si es efectivo,

cuando se trata de un derecho, de un interés colectivo de

·la agricultura (Competencia, núm. 130.).
Aguas.-Cuando los Ayuntamientos dictan acuerdos sobre apro-

vechamiento de las mismas, y no hay un régimen especial
autorizado competentemente, son improcedentes los inter-

dictos restitutorios (Competencia, núm. 16.).
Siendo atribucion de los Ayuntamientos, y en caso de queja

de los Gefes políticos, arreglar su disfrute por medio de
acuerdos , no deben los Geles políticos remitir al juzgado
ordinario á los interesados reclamantes, para que usen en
él de su derecho, sino que deben dictar desde luego pro-
videncia sobre el fondo de la cuestion (Competencia, nú-

mero 30.).
- Acerca de su distribucion , debe mirarse como hecho por el

Ayuntamiento, y por consiguiente como un acuerdo suyo
todo lo practicado por una comision nombrada por el mis-

mo (Competencia, núm. 144.).
- Los acuerdos de un Ayuntamiento aprobando lo practicado por

una comision nombrada por el mismo, recaen sobre cosa de
atribucion municipal, contra la que no caben interdic-
tos (Competencia, núm. 144.).

200 - En el caso de que la comision indicada para la distribucion de

aguas cometa algun esceso, debe acudirse en queja al
Ayuntainiento, y en su caso al Gefe político, como supe-

rior inmediato de este (Competencia , `núm. 144.). 200 . Nada importa que el comisionado de un Ayuntamiento para

Ja distribucion de aguas se muestre parte en un juicio en-
tablado con motivo de dicha distribucion, porque no pro-
cede como representante del Ayuntamiento, no siendo al-
calde y obteniendo la autorizacion prévia (Competencia,
núm. 144 ).

200 Cuando media concordia entre dos Ayuntamientos para el

aprovechamiento de las aguas que en comun les pertenecen, no pueden acordar providencias sino con sujecion estricta á lo estipulado, y por lo misino lo que sin esta sujecion el uno de ellos decrete con perjuicio del otro, no tiene ni puede tener otro carácter que el de despojo de particular á particular (Competencia, núm. 186.).

253 Cuando la cuestion versa sobre un derecho procedente de un

convenio entre particulares, no toca á la Administracion determinar su validez y efectos, y mientras subsista el

200

PÁGINAS.

274

290

293

293

convenio, que por su naturaleza tiene fuerza de régimen
especial, no puede alterarse la forma de la distribucion
de aguas establecida en virtud del mismo (Competencia,

número 204.).
Aguas.-Cuando de los antecedentes de un negocio resultan dos

cuestiones , la una de órden público, y la otra sobre pro-
piedad de aguas, corresponde al Gefe político el conoci-
miento de la primera, y al Juez de primera instancia el
de la segunda, por ser ordinaria (Competencia, número

217.).
Cuando la denuncia de un acequiero no se funda en in-

fraccion del acuerdo del Ayuntamiento, sino en que el uso
del agua hecho por los denunciados es una usurpacion del
derecho que á la misma tiene el riego de las tierras, la re-
clamacion de estos y el aulo del Juez proveido á su favor,
tienen por objeto la reparacion de un despojo (Compe-

tencia, núm. 219.).
El acuerdo de un Ayuntamiento fijando turno para el riego

con imposicion de inultas á los contraventores, está induda-
blemente dentro del círculo de sus atribuciones, aunque
aquel no se haga con sujecion á ordenanza (Competencia,

número 219.).
-- No puede decirse que un Juez reforma directa ni indirecta-

mente el tal acuerdo del Ayuntamiento, cuando el efecto
principal de su providencia se reduce á restituir á los de-
nunciados en una posesion que él mismo reconoce y res-
pela en el hecho de limitarse en lo acordado á regularizar
en interés comun el uso del derecho a que la posesion

se refierc (Competencia, núin. 219.).
El alcalde pedáneo puede ejecutar en uso de la autorizacion

concedida por el Ayuntamiento, una medida de policía de
aguas, que como parte de la policía rural corresponda á

la autoridad municipal (Competencia, núm. 222.).
- Puede ejecutar el pedáneo una medida de policía de aguas

adoptada por el Ayuntamiento, aun en la hipótesis de per-
tenecer indisputablemente en posesion y propiedad el ter-
reno en cuestion á dueños particulares, si bien estos esta-
rian en su derecho recurriendo a la autoridad judicial por
medio de un interdicto, en el caso de que el pedáneo hu-
biera ejecutado un acto puramente de dominio, pero de
ningun modo siendo un acto puramente administrativo

(Competencia, núm. 222.).
- Cuando el permiso de utilizarlas concedido por un Ayunta-

miento lleva envuelta la cláusula de sin perjuicio de ter-
cero, el auto restitutorio dictado por el Juez de primera
instancia, que no hace mas que declarar la existencia de
este perjuicio, no puede decirse que es opuesto al insi-
nuado permiso en sí mismo, ni que le modifica (Com-
petencia, núm. 230.).

[merged small][merged small][merged small][ocr errors]

PÁGINAS.

[merged small][ocr errors][merged small][ocr errors]

Aguas.-Los propietarios, que creyendo violado su derecho con la

providencia declaratoria de un Ayuntamiento acerca del
aprovechamiento de aguas, como consecuencia de una
venta otorgada por el mismo, acuden al Juez del partido,
no intentan ante él un interdicto sino una accion or-
dinaria para obtener el entero cumplimiento del contrato ó

su rescision (Competencia , núm. 236.).
Al calificar el Gefe político de aprovechamiento comun las

aguas destinadas al riego de una vega, hace una aplica-
cion acertada de las disposiciones vigentes en el ramo

(Competencia, núm. 241.).
-- Para que sean de aprovechamiento comun, no es necesario

que pertenezcan al comun de vecinos de una villa , sino
que basta que pertenezcan a los propietarios de un pago

de su vega (Competencia, núm. 241.).
La prohibicion dictada por un Ayuntainiento de llenar las bal-

sas sitas en huertos de particulares al tiempo do usar el
agua para el riego, ora se considere como aplicacion de las
ordenanzas rurales, ora como medida de precaucion á fa-
vor del comun de regantes, es una providencia compren-
dida notoriamente en las facultades de la Administracion,
que no puede ser combatida por medio de un interdicto po-

sesorio (Competencia, núm. 269.)
No es competente el Juez de primera instancia para conocer

de los negocios relativos a las ordenanzas de aguas, des-
pues de establecidos los Consejos provinciales (Compe-

tencia, núm. 271.).
El ordenar su distribucion para el riego es notoriamente

atribucion de los Ayuntamientos, cuando no consta que
haya en el pueblo un régimen especial autorizado com-
petentemente para la referida distribucion (Competencia,

núm. 292.).
- Aun cuando la distribucion que haga el Ayuntamiento se su-

ponga desacertada, y se dé á la preferencia que alega un
particular el carácter de derecho de propiedad, es siempre
improcedente el interdicto ante el Juez de primera instal-

cia (Competencia, núm. 292.).
Tienen carácter de policía rural las disposiciones de los Al-

caldes en el mero hecho de tener por objeto impedir toda
novedad en el curso y distribucion de las aguas, y de re-
caer sobre obras hechas por un riberiego limítrofe en el

cauce de un rio (Competencia, núin. 295.).
No es aplicable la Real orden de 22 de noviembre de 1836,

cuando no se trata de ordenanzas, reglamento é disposi-
cion superior sobre el uso de las aguas de una fuente, cuya

observancia se deba procurar (Competencia, núm. 300.).
Siendo de mera policía las facultades que por el art. 74, párra-

fo 5.o de la ley de Ayuntamientos se cometen á los Alcal-
des, no pueden traspasar los límiles de hacer respetar de-
rechos reconocidos, á lo cual se concretan tambien las atri-

[ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors]
« AnteriorContinua »