Imatges de pàgina
PDF
EPUB

tencia ordinaria en reclamacion de los autos, si se cree autorizado además como Juez especial de Hacienda para serlo en dicho pleito:

Oido el Consejo Real, vengo en decidir esta competencia con la limitacion espresada, á favor de la Administracion. Dado en Palacio á 3 enero de 1849.-Está rubricado de la Real mano.-El Ministro de la Gobernacion del Reino, el Conde de San Luis.

248. Arbitrios.-Teatros.-Se de decide á favor de la autoridad judicial la competencia suscitada entre el Gefe político y uno de los jueces de primera instancia de Madrid, sobre el arbitrio de 8 maravedis por billete de entrada en los teatros de la Cruz y del Príncipe, establecido á favor de la casa Galera de esta corte; y se resuelve:

1.° Que el artículo 8.o párrafo 2.° de la ley de 2 de abril de 1845 sobre atribuciones de los Consejos provinciales, no tiene aplicacion, cuando por una parte no se trata de una carga municipal que admita repartimiento, sino de un arbitrio que escluye por su naturaleza esta operacion, y por otra la cuestion no es relativa á la exaccion individual del arbitrio, cuyo pago está ya realizado, sino á la entrega de su producto detenido por las empresas demandadas;

Y 2.° que el derecho de la casa Galera al producto del arbitrio, de que las empresas son depositarias, es un derecho particular suyo de igual naturaleza al que gozaria respecto á las pensiones de un cenzo ó la renta de una finca de su pertenencia, siendo por ello contencioso-ordinaria la cuestion (Coleccion legislativa.-1849.Tomo 46, núm 6.).

En el espediente y autos de competencia suscitada entre el Gefe politico y uno de los jueces de primera instancia de Madrid, de los cuales resulta: Que en 1816 se estableció á favor de la casa Galera de esta córte el arbitrio de ocho maravedís por billete de entrada en los teatros de la Cruz y del Principe, y habiéndose verificado el cobro de varios modos, quedó últimamente al cuidado de las empresas como carga de justicia en virtud də la condicion 3.o del arriendo de los mismos, que este Ayuntamiento les otorgó en 9 de agosto de 1841: Que negándose aquellas å hacer entrega del producto de este impuesto, la exigió ante el referido Juez la Junta de gobierno de la espresada casa; y pendiente el litigio, promovió la competencia de que se trata el Gefe político, fundándose principalmente en el artículo 8.'. párrafo 2.o, y artículo 9.o de la ley de 2 de abril de 1845 sobre organizacion y atribuciones de los Consejos provinciales:

Vistas estas disposiciones, por la primera de las cuales toca á dichos Consejos oir y fallar cuando pasan á ser contenciosas las cuestiones relativas al repartimiento y exaccion individual de toda especie de cargas municipales y provinciales, cuya cobranza no vaya unida a la de las contribuciones del Estado, correspondiendo por la segunda á los mismos todo lo contencioso de los diferentes rainos de la adıninistracion civil, para los cuales no establezcan las leyes juzgados especiales:

Considerando: 1.° Que el citado artículo 8.°, párrafo 2.°, de la espresada ley no tiene aplicacion al presente caso, porque por una parte no se trata en él de una carga municipal que admita repartimiento, sino de un arbitrio que escluye por su naturaleza esta operacion, y por otra la cuestion entablada por la casa Galera no es relativa á la exaccion individual de este arbitrio, cuyo pago está ya realizado, sino á la entrega de su producto, detenido por las empresas demandadas:

2.° Que el artículo 9.o de la citada ley, contraido manifiestamente a las cuestiones contencioso-administrativas, cuyo conocimiento no esté atribuido por las leyes á un juzgado especial, tampoco tiene aquí aplicacion; porque el derecho de la insinuada casa al producto del arbitrio de que las empresas son depositarias, es un derecho particular suyo, de igual naturaleza al que gozaria respecto a las pensiones de un censo ó la renta de una finca de su pertenencia, siendo por ello contencioso-ordinaria la cuestion pendiente sobre el primero de estos derechos, así como indudablemente lo seriar las cuestiones análogas que se suscitiren acerca del segundo:

Oido el Consejo Real, vengo en decidir á favor de la autoridad judicial esta competencia. Dado en Palacio á 3 de enero de 1849,-Está rubricado de la Real mano.-El Ministro de la Gobernacion del Reino, el Conde de San Luis.

249.

Prensamiento de ganados.---Se declara mal formada, y que no ha lugar á decidir, la competencia suscitada entre el Gefe político de Leon y el Juez de primera instancia de Sahagun, con motivo de haber prendado dos vecinos de Villamizar por mandato del alcalde pedáneo los ganados de Castroañe, Santa María del Rio y otros pueblos; y se resuelve:

Que produce un vicio sustancial en las actuaciones la contravencion del Juez de primera instancia no comunicando á lus partes el oficio de inhibicion que le ha dirigido el Gefe politico, y cuando en su comunicacion á esta autoridad no inserta el dictámen del promotor fiscal, ni acompaña copia del mismo para suplir esta insercion (Coleccion legislativa.—1849.- Tomo 46, núm. 7.).

En el espediente y autos de competencia suscitada entre el Gefe politico de Leon y el Juez de primera instancia de Sahagun, de los cuales resulta: Que habiendo en noviembre del año último prendado dos vecinos de Villamizar por mandato del alcalde pedáneo los ganados de Castroane, Santa María del Rio y otros pueblos al conducirlos por el término de Valdejudios á pastar al de Foncabada, se creyeron dichos pueblos despojados por ello del derecho a este tránsito é intentaron el correspondiente interdicto ante el referido Juez: Que sabedor el Gefe político promovió la competencia de que se trata, notándose en la sustanciacion de la misma, entre otras cosas: 1.° Que el Juez no comunicó a las partes el oficio de inhibicion, que le dirigió dicha autoridad: Y 2.° Que en su comunicacion manifestando á la misma que se habia declarado competente, no insertó el dictámen del promotor fiscal, ni acompañó copia del mismo para suplir esta insercion:

Visto el artículo 8.o del Real decreto de 4 de junio de 1847 en que se dispone que el Juez ó tribunal requerido de inhibicion por el Gefe político

TOMO 1.

comuniquen su exhorto al ministerio fiscal por tres dias á lo mas, y por igual término á cada una de las partes:

Visto el artículo 12 del del mismo Real decreto, que previene se inserte el dictámen del ministerio fiscal en el exhorto que el referido dirija, cuando se declare competente, al Gefe político:

Considerando que la contravencion en el presente caso á estas disposiciones produce un vicio sustancial en lo actuado:

Oido el Consejo Real, vengo en declarar mal formada este competencia y que no ha lugar á decidirla. Dado en Palacio á 3 de enero de 1819.-Está rubricado de la Real mano.--El Ministro de la Gobernacion del Reino, el Conde de San Luis.

250. Dehesas sujetas á la servidumbre de pasto.Se declara mal formada y que no ha lugar a decidir la competencia suscitada entre el Gefe político y el Juez de primera instancia de Badajoz, con motivo de suponer el Ayuntamiento de dicha ciudad que la dehesa de Loriana estaba grabada con la espresada servis dumbre; y se resuelve:

Que siendo el objeto del Real decreto de 4 de junio de 1847, evitar competencias infundadas, no puede menos de calificarse de vicio sustancial la inobservancia de los artículos 12 y 13 del mismo (Coleccion legislativa.—1849.— Tomo 46, núm. 8.).

En el espediente y autos de competencia suscitada entre el Gefe político y el Juez de primera instancia de Badajoz, de los cuales resulta: Que según las ordenanzas de aquella ciudad, aprobadas por el antiguo Consejo de Castilla en 1767, todas las dehesas de su término, escepto las de Aldea del Conde y los Arcos, están sujetas a la servidumbre de pasto que disfruta el ganado yeguar: Que partiendo aquel Ayuntamiento del supuesto de estar dentro de dicho término la dehesa de Loriana, la considera gravada con esta servidumbre; mas habiendo concedido su uso en 1824, dejó el dueño de aquella sin efecto la concesion mediante un interdicto á que con citacion de dicho cuerpo se dió lugar: Que concedido por este nuevamente el indicado uso en 1839, se recurrió al mismo inedio del interdicto; proveido igualmente el reintegro por el Juez, se mandaron entregar los autos al Ayuntamiento para el uso de su derecho en el juicio plenario de posesion ó en el de propiedad: Que entregados en efecto los autos al mismo, no consta que propusiese accion alguna en ello, y sí que se guardaron en su archivo: y como en 1847 volviese á acordar la insinuada concesion, dió márgen con ello á un nuevo interdicto, que motivó la competencia de que se trata, en cuya sustanciacion se observa: 1.° Que en el oficio en que el Juez manifestó que aceptaba la competencia, no se insertó el dictámen del promotor fiscal, ni se acompañó copia del mismo á dicho oficio, como equivalente á esta insercion; y 2.° Que el Gele político, sin oir al Consejo provincial, insistió en la competencia, avisando al Juez la remision del espediente á la superioridad:

Visto el artículo 12 del Real decreto de 4 de junio de 1847, segun el cual declarándose competentes el Juez ó tribunal requeridos deben insertar en el exhorto que en consecuencia dirijan al Gefe político el dictámen deducido por el Ministerio fiscal:

Visto el artículo 13 del mismo decreto, que para insistir ó no el Gefe político en estimarse competente, le prescribe que oiga al Consejo provincial:

Considerando: Que por ser manifiestamente el objeto de estas disposiciones evitar competencias infundadas, obligando a las autoridades contendientes á proceder en las que ocurran con todo el conocimiento y la madurez que la brevedad imprescindible de la sustanciacion de ellas permita, no puede menos su inobservancia de caliticarse de vicio sustancial en el presente caso:

Oido el Consejo Real, vengo en declarar mal formada esta competencia, y que no ha lugar á decidirla. Dado en Palacio á 3 de enero de 1849.

Está rubricado de la Real mano.--El Ministro de la Gobernacion del Reino, el Conde de San Luis.

251.

Amojonamiento de un monte comun de varios pueblos.-Se declara que no ha lugar á decidir la competencia suscitada entre el Gele politico de Segovia, y el Juez de primera instancia de Sepúlveda con motivo del amojonamiento practicado de orden del alcalde de Encinas en un monte comun de este pueblo y los de Navares de Ayuso y Aldeonte; y se resuelve:

1.° Que si en las contiendas de competencia la autoridad judicial requerida por el Gefe politico, no comunicase la reclamacion á las partes, quedarian estas privadas de la única intervencion que se les concede en esta clase de contiendas;

Y 2.o que este trámite prescrito por el Real decreto de 4 de junio de 1817, debe mirarse como sustancial, y como nulas en su consecuencia las actuaciones posteriores á esta omision (Coleccion legislativa.-1849.–Tomo 46, núm. 9.).

En el espediente y autos de competencia suscitada entre el Gefe politico de Seg ovia y el Juez de primera instancia de Sepúlveda, de los cuales resulta: ( ue segun costumbre antigua se reunieron como en todos los años en 20 de marzo del corriente los representantes de los Ayuntamientos de Encinas, Navares de Ayuso y Aldeoute, con el objeto de reconocer y reno. var el ainojonamiento de un monte comun de dichos pueblos: Que suspendida esta operacion por falta de conformidad entre las partes, y continuada despues de órden del alcalde de Encinas, intentó el Ayuntamiento de Na. vares ante el Juez referido un interdicto restitutorio á que este dió lugar: Que en consecuencia compareció el alcalde de Encinas pidiendo la nulidad de lo actuado, y al mismo tiempo en nombre de aquel Ayuntainiento solicitó y obtuvo de! Gefe político que reclamase el negocio requiriendo de inhibicion al Juez, el cual sin oir mas que al promotor fiscal se declaró competente, resultando la competencia de que se trala:

Visto el artículo 8.o del Real decreto de 4 de junio de 1847, segun el cual en las contiendas de competencia la autoridad judicial requerida por el Gefe político debe comunicar la reclamacion de este por tres dias á lo mas al ministerio fiscal, y por igual término á cada una de las partes:

Considerando: Que si no se guardase esta terminante disposicion quedarian privados los particulares interesados de la única iutervencion que se

les concede en esta clase de contiendas, por lo cual el trámite prescrito por aquella y omitido por el Juez de primera instancia de Sepúlveda, debe mirarse como sustancial, y como nulas consiguientemente las actuaciones posteriores á esta omision:

Oido el Consejo Real, vengo en declarar que no ha lugar a decidir esta competencia. Dado en Palacio á 3 de enero de 4849.-Está rubricado de la Real mano.-El Ministro de la Gobernacion del Reino, el Conde de San Luis.

252.

Fondos de propios, y fondos destinados al equi. po de la Milicia Nacional.-Se decide á favor de la autoridad jndicial la competencia suscitada entre el Gefe politico de Cordoba, y el Juez de primera instancia de Montilla, con motivo de haberse don Manuel Cabello, depositario de ambos fondos, datado en las cuentas de los primeros una partida de los segundos; y se resuelve:

Que aunque la depositaria de propios y la de los arbitrios destinados en ella al equipo de la Milicia Nacional están á cargo de una misma persona, son sin embargo distintas por su objeto, por el destino de sus fondos, y por las autoridades á quienes toca examinar y aprobar las cuentas respectivas, no exigiendo el extimen y aprobacion de las de la primera de estas depositarias, el exámen y aprobacion de las de la segunda (Coleccion legislativa.-1849. — Tomo 46, núm. 10).

En el espediente y autos de competencia suscitada entre el Gefe político de Cordoba y el juez de primera instancia de Montilla, de los cuales resulta: Que don Manuel Cabello, depositario de los fondos de propios de dicha viMa, y de los destinados al equipo de la Milicia nacional, se dató en las cuentas de los primeros 26,231 rs. 18 mrs., importe del 20 por 100 de los mismos correspondientes a la Hacienda pública, pero sin justificar esta partida porque no se habia pagado: Que exigida en consecuencia por la Diputacion de la provincia á los concejales de los años 1840 y 1841, y satisfecha en efecto por ellos, reclamaron el reintrego ante el referido Juez contra Cabello: Que este, sin reconocer como competente al mismo, hizo presente que teniendo un crédito de mayor suma á su favor, segun las cuentas relativas a la Milicia nacional, debia procederse por compensacion en vista del espediente que habia mandado formar sobre ellos el Gefe político, el cual, sabedor de la reclamacion de dichos concejales, promovió la competencia de que se trata:

Considerando: Que la Depositaría de propios de Montilla, y la de los arbitrios destinados en ella al equipo de la Milicia nacional, aunque á cargo de una misma persona, son entre si distintas por su objeto, por el destino de sus fondos, y por las autoridades a quienes toca examinar y aprobar las cuentas respectivas, por lo cual el exámen y aprobacion de las de la primera de estas depositarías no exigen el exámen y aprobacion de las de la segunda, como lo supone equivocadamente el Gefe político para reclamar el conocimiento de este asunto:

Oido el Consejo Real, vengo en decidir en favor de la autoridad judicial

« AnteriorContinua »