Imatges de pàgina
PDF
EPUB

y embargados bienes á Manuel Mañé, presunto reo, se mandó en 27 de setiembre de 1845 remitir al Gefe político el espediente: Que reclamado por el referido Juez on este estado, y remitido al misino por el alcalde, poniéndolo en noticia de dicho Gefe, promovió este la competencia de que se trata :

Visto el título V de las ordenanzas de 22 de diciembre de 1833, y el Real decreto de 2 de abril de 1835, segun los cuales corresponde a la Jurisdiccion ordinaria el conocimiento de las causas sobre danos causados en los montes:

Considerando: Que esta disposicion, vigente aun, hace ver que es fundada esta competencia de parte de la autoridad judicial:

Se decide å su favor; y devolviéndose los autos con el espediente al Juez de primera instancia de Medinasidonia, dése conocimiento al Gefe político de Cádiz de esta decision y sus motivos.

MINISTERIO DE LA GOBERNACION DEL REINO. —Direccion de Administracion.-Excmo. Sr.: Dada cuenta á la Reina (Q. D. G.) del espediente de competencia suscitada entre el Gefe político de Cádiz y el Juez de primera instancia de Medinasidonia, sobre el conocimiento de una denuncia de montes en la villa de Alcalá de los Gazules, se ha servido S. M. resolver como parece al Consejo. De Real órden lo digo á V. E. para conocimiento del Consejo y efectos correspondientes. Dios guarde à V. E. muchos años. Madrid 24 de marzo de 1847.-Seijas.-Sr. Vicepresidente del Consejo Real.

102.

Patronato.-Se decide a favor de la Administracion la competencia suscitada entre el Gefe político de Huelva y el Juez de primera instancia de Moguer, sobre rendicion de cuentas del patronato del Socorro en la villa de Rosiana; y se resuelve:

1.° Que la declaracion judicial obtenida por los parientes del fundador de un patronato no dispensa al administrador del mismo de la obligacion de dar cuentas al Gefe politico, que es el único á quien toca exigirlas;

2.° Que la insinuada declaracion no puede privar å dicho Gefe de la facultad que le compete, de dejar cumplidas las atenciones de la Administracion del patronato hasta la época en que de derecho deba comenzar á tener efecto la declaracion ;

Y 3.o que no pueden suponerse colativas las capellanias que se fundaron sin intervenir la autoridad pontificia ni la del ordinario diocesano, y se han poseido siempre sin colacion y canónica institucion prévia (Coleccion legislativa.—1847.— Tomo 40, núm 27.).

Vistos el espediente y los autos respectivamente remitidos por el Gefe político de Huelva y el Juez de primera instancia de Moguer, de los cuales resulta: Que en la villa de Rosiana èxistia un patronato llamado del So-, corro, fundado en 26 de diciembre de 1589 por el licenciado D. Pedro Martino Calvo, el cual en la última parte de su disposicion, que fué la que tuvo lugar, fundó dos capellanías para sus parientes, previniendo que su

cediesen en ellas segun su mayor proximidad, con obligacion de decir por si los que las obtuviesen veinte misas cada mes en la iglesia precisamente de Nuestra Señora del Socorro, y de residir para servir las capellanias persopalmente, de manera que faltando á este servicio por dos meses las perdiesen: Que además dispuso se distribuvese en dotes para doncellas pobres, prefiriéndose á las de su familia el residuo de las rentas despues de satisfecha la limosna que señaló para las misas, salario del sacrislan y gastos de reparacion de la iglesia y casa: Que habiéndose declarado de libre disposicion conforme á la legislacion vigente, los bienes comprendidos en este patronato, y adjudicado á D. Francisco Perez Quintauilla y otros, previno el Gefe político al Ayuntamiento de la espresada villa hiciese saber al administrador del patronato que á nadie entregase cantidad alguna sin su órden, por corresponder a su autoridad el tomarle las cuentas que debia dar de su administracion, dejando cumplida la voluntad del fundador hasta la declaracion obtenida por los parientes: Que dirigida órden á peticion de estos por el Juez al mismo administrador para que les entregase el importe de los gastos de toma de posesion y demás ocurridos á los mismos ó á sus representantes, entraron en contestaciones ambas autoridades, resultando la competencia de que se trata, promovida por el Gefe político:

Vista la Real órden de 2 de julio de 1833 que, suprimiendo el juzgado privativo de patronatos de legos, con régimen administrativo anejo, creado en el antiguo reino de Sevilla por Real cédula de 2 de abril de 1829, encargó los negocios gubernativos pendientes al Gobierno civil y los puramente litigiosos á los juzgados locales de la situacion de cada pa: tronato:

Vista la ley de 19 de agosto de 1841 sobre adjudicacion de los bienes de capellanías colativas a los individuos de las respectivas familias llamadas á su goce por la fundacion :

Considerando: 1.° Que la declaracion judicial obtenida por los parientes del fundador del patronato del Socorro no dispensa al administrador del mismo de la obligacion de dar cuentas, las cuales solo al Gefe político de la provincia Locó exigir, segun la terminante disposicion de la citada Real órden:

2.° Que tampoco la insinuada declaracion puede privar á dicho Gefe de la facultad que, segun la misma Real orden le compete, de dejar cumplidas las atenciones de la administracion del patronato hasta la época ea que de derecho deba comenzar á tener efecto la declaracion:

3.° Que no hace contra esto la ley tambien citada en que el Juez y los referidos parientes se fundan para desconocer las facultades espresadas del Gobierno político, suponiendo que las capellanías del patronato Socorro eran colativas; porque esta calificacion es manifiestamente equivocada, habiéndose fundado aquellas sin intervenir la autoridad pontificia ni la del ordinario diocesano, y poseido siempre sin colacion y canónica institucion prévia:

Se decide esta competencia a favor de la Administracion; y devolviéndose el espediente con los autos al Gefe político de Huelva, dese conocimiento al Juez de primera instancia de Muguer de esta decision y sus motivos.

MINISTERIO DE LA GOBERNACION DEL REINO.-Direccion de Administracion.-Excmo. Sr.: Dada cuenta á la Reina (Q. D. G.) del espediente de competencia suscitada entre el Gefe político de Huelva y el Juez de primera instancia de Moguer, sobre rendicion de cuentas del patronato lla

mado del Socorro en la villa de Rosiana, so ha servido S. M. resolver corno parece al Consejo. De Real órden lo digo i V. E. para conocimiento del Consejo y efectos correspondientes. Dius guarde á V. E. muchos años. ' Madrid 26 de marzo de 1847.-Seijas.-Sr. Vicepresidente del Consejo Real.

103.

Terrenos de propios.-Se decide á favor de la autoridad judicial la competencia suscitada entre el Gefe político de Sevilla y el Juez de primera instancia de Utrera, con motivo de la posesion acordada à Juan Pinto de sesenta fanegas de tierra de los propios de dicha villa; y se resuelve:

1Que los Ayuntamientos deben acudir al tribunal donde corresponda, para la resolucion de las cuestiones contenciosas á que den lugar las enagenaciones de bienes de propios ;

Y 2. que este tribunal no puede serlo el Consejo provincial respectivo, porque el objeto inmediato de dichas enagenaciones no es un servicio, ú obra pública, sino la traslacion del dominio absoluto ó limitado de los bienes que comprenden (Coleccion legislativa.-1847.—Tomo 40, núm. 28.).

Vistos el espediente y los autos respectivamente remitidos por cl Gefo político de Sevilla y el Juez de primera instancia de Utrera, de los cuales resulta: Que en 27 de noviembre de 1842 acordó el Ayuntamiento de dicha villa se pusiese á Juan de Pinto en posesion de sesenta fanegas de tierra de propios, sitas en la Gavia y Cerroblanquillo, adjudicadas al mismo anteriormente por aquel cuerpo: Que en 18 de octubre de 1844 acudieron Juan de la Fuente y otros á dicho Juez, y suponiéndose dueños enfiteuticarios de varias suertes de tierras situadas en el Palmar Gordo y Cerroblanquillo, segun los documentos que presentaron espedidos por la secretaría del espresado Ayuntamiento, pidieron se les admitiese la informacion que ofrecian de haberlas cultivado hasta el año anterior de 1843, "en que se apoderó de ellas el dicho Pinto, y en su vista se proveyese it su favor el correspondiente auto restitutorio: Que desechada por el Juez esta solicitud, y revocada su providencia en apelacion por la Audiencia del territorio, se dió lugar al interdicto, y ocasion con él á la competencia de que se trata promovida por el Gefe político:

Visto el artículo 8.', párrafo 3.o de la ley de organizacion y atribuciones de los Consejos provinciales de 2 de abril de 1845, que dá á estos cuerpos, como a tribunales, el conocimiento de las cuestiones contenciosas sobre contratos celebrados con las administraciones municipales para toda especie de servicios y obras públicas:

Considerando: 1.° Que los Ayuntamientos para la resolucion de las cuestiones contenciosas á que den pie las enagenaciones de bienes de propios, tienen que acudir al tribunal donde corresponda:

2.° Que no siendo el objeto inmediato de estas enagenaciones un servicio ú obra pública, sino la traslacion del dominio absoluto ó linnitado de los bienes que comprenden, no es el mencionado tribunal el Consejo provincial respectivo, puesto que por el mismo caso de contraerse la disposi

cion referida de la citada lev á los contratos celebrados por la Administracion para obras ó servicios de la clase dicha, escluye los demás que se celebran con distinto objeto:

Se decide esta coinpetencia á favor de la autoridad judicial; y devolviéndose los autos con el espediente al Juez de primera instancia de Utrera, dése conocimiento al Gefe político de Sevilla de esta decision y sus motivos.

MINISTERIO DE LA GOBERNACION DEL Reino.—Direccion de Administracion.—Excmo. Sr.: Dada cuenta á la Reina (Q. D. G.) del espediente de competencia suscitada entre el Gefe político de Sevilla y el Juez de primera instancia de Utrera, con motivo de haberse acordadado poner en posesion á Juan Pinto de sesenta fanegas de tierra de los propios de dicha villa, se ha dignado S. M. resolver como parece al Consejo. De Real órden lo digo á V. E. para conocimiento del Consejo y efectos correspondientes. Dios guarde à v. E muchos años. Madrid 26 de marzo de 1847.-Seijas.Señor Vicepresidente del Consejo Real.

104.

Indemnizacion del daño causado por unos facciosos.-Se decide a favor de la auloridad judicial la competencia suscitada entre el Gere político y el Juez de primera instancia de Ciudad-Real, con motivo de la indemnizacion acordada á Ramon Sanchez Escobar del espresado daño; y se resuelve:

Que siendo la base adoptada por el Real decreto de 24 de setiembre de 1836 para la insinuada indemnizacion gubernativa la nota pública de desafeccion al Gobierno legitimo, no debió ni debe servir para reclamarla una obligacion individual emanada de un hecho ilicito que no puede establecerse ni calificarse legalmente, como es indispensable para dicho fin, sino mediante un juicio contradictorio (Coleccion legislativa.-1847.— Tomo 40, núm. 29.).

Vistos el espediente y los autos respectivamente remitidos por el Gese político y el Juez de primera instancia de Ciudad-Real, de los cuales resulla: Que en 1.o de mayo de 1837 el alcalde de Miguelturra, en cumplimiento de órden que dirigió dicho Gefe á aquel Ayuntamiento, formó espediente para indemnizar á Ramon Sanchez Escobar del daño que le causaron José Gonzalez y Gerónimo Sanchez, facciosos, con otros, robándole una jaca y una carga de ropa: Que recibida informacion sobre ello, hecha por los testigos, valuacion de lo robado, y justipreciadas las fincas que en vista de su resultado se embargaron á los espresados Gonzalez y Sanchez, quedaron rematadas en pública subasta a favor de Miguel Corral, mandándose que con su producto se hiciese efectiva la indemnizacion de Escobar, sin que acerca de ella resulte del espediente mas que lo indicado; que en 1843, muertos ya los insinuados facciosos, Mariana Céspedes, viuda del primero, y Ramona Sanchez, hermana del segundo, comparecieron ante el juzgado militar de Ciudad-Real reclamando dichos bienes, de que Escobar estaba en posesion, fundando su solicitud: Primero: En el indulto último de aquella época: Segundo: En que lo robado á aquel fueron géneros de contrabandio. Tercero: En que su importe se exageró en la valuacion. Y cuarto: En que el uno de los indicados facciosos era falso que hubiese concurrido al hecho, no habiendo tenido el otro en él mas que una intervencion paramente pasiva: Que reclamado en consecuencia el espediente de indemmizacion al Gefe político, rehusó su reinesa; y habiéndose inhibido el juzgado militar, despues de algunas contestaciones, remitió al referido de primera instancia los autos, en los cuales inanifestó Escobar que disfrutaba los bienes en cuestion en virtud del insinuado espediente: Que reclamado este de nuevo por el Juez, promovió el Gefe político la competencia de que se trata:

Visto el Real decreto de 24 de setiembre de 1836, y en especial sus artículos 15, 16 y 17 que establecieron el inodo de verilicar los Gefes politicos la indemnizacion de danos causados por los facciosos al invadir los pueblos, haciéndola recaer sobre los desafectos al Gobierno legitimo, pero contrayéndose á los casos especiales de imponer aquellos contribuciones á los pueblos invadidos y repartirse con esceso á los defensores de la libertad, de causar á los mismos en sus bienes daños efectivos, y maltratarlos de hecho 6 quitarles la vida:

Considerando: Que el citado Real decreto, principal apoyo del Gefe político de Ciudad-Real, mandando hacer la insinuada indemnizacion gubernativa, no legitimó la de que aquí se trata, ni pulo comprenderla, porque la base que para aquella se adoptó era la nota pública de desafeccion al Gobierno legítimo, y la que debió y debe servir para la del presente caso, es una obligacion individual emanada de un hecho ilícito que no puede establecerse ni calificarse legalmente, como es indispensable para dicho fin, sino mediante un juicio contradictorio:

Se decide esta competencia á favor de. la altoridad judicial; y devolviéndose los autos con el espediente al Juez de primera instancia de Ciudad-Real, dése conocimiento al Gefe politico de aquella provincia de esta decision y sus motivos.

MINISTERIO DE LA GOBERNACION DEL REINO.—Direccion de Administracion.-Excmo. Sr.: Dada cuenta á la Reina (Q. D. G.) del espediente de competencias suscitada entre el Gefe politico y el Juez de primera instancia de Ciudad-Real, con motivo de la indemnizacion acordada á favor de Ramon Sanchez Escobar, vecino de Miguelturra, del valor de varios efectos robados por los facciosos, se ha servido S. M. resolver como parece al Consejo. De Real órden lo digo á V E. para conocimiento del Consejo y efectos correspondientes. Dios guarde á V. E muchos años. Madrid 26 de marzo de 1847.-Seijas.-Sr. Vicepresidente del Consejo Real.

105.

Aprovechamiento de pastos y leñas.--Se decide å favor de la Administracion la competencia suscitada entre el Gefe polilico de Teruel v el Juez de priinera instancia de Calamocha, sobre dicho aprovechamiento en un monte del pueblo de Tornos; y se resuelve:

Que no pueden adinitirse los interdictos que se propongan contra providencias de los Ayuntamientos, acordadas en el circulo de sus atribuciones y en uso de sus facultades (Coleccion legislativa. -1847.-Tomo 40, núm. 30.). Vistos el espediente y los autos respectivamente remitidos por el Gefe TOMO I.

19

« AnteriorContinua »