Imatges de pàgina
PDF
EPUB

ministracion la competencia suscitada entre el Jefe político de Santander y el Juez de primera instancia de Villacarriedo, sobre cerramiento de un terreno comunero del pueblo de Puenteviezgo; y se resuelre: | 1.° Que siendo la remocion de los eslorbos é impedimentos para el disfrute de los aprovechamientos comunales parte sustancial de su arreglo, la providencia de un ayuntamiento dirigida á remover uno de aquellos estorbos, está en el círculo de sus atribuciones.

Y 2.° que no puede sostenerse en estos casos como procedente el iuterdicto restitutorio (Coleccion legislativa.—1847.–Tomo 40, número 7.)

Vistos el espediente y los autos respectivamente remitidos por el Gele político de Santander y el Juez de primera instancia de Villacorriedo, de los cuales resulta: Que en 3 de diciembre de 1815 D. Manuel Corral, vecino de Puenteviezgo, ofreció á dicho Juez y dió sumaria infrinacion de la posesion en que estaba por mas de año y dia de una pieza de tierra sita en aquel término, y del despojo que habia sufrido de parte de su convecino D. Joaquin del Mazo, quien habia dispuesto se arrancase el vallado con que aquella estaba cerrada, dejándola isi á merced de los ganados: Que proveido en su vista por el Juez el auto restitutorio que Corral solicitó, le osició el alcalde de dirlo pueblo manifestándole que Mazo no habia hecho mas que llevar á efecto un acuerdo del Ayunlamiento, y que en consecuencia debia suspender las actuaciones: Que continuadas, sin embargo, reclamó el negocio el Gefe político diciendo al Juez que la pieza de tierra en cuestion pertenecia al comun de Puerteviezgo, y se hallaba acotada por el Ayuntamiento, segun el acuerdo de 8 de febrero de 1840 de que acompañó copia: Que no obstante el Juez rehusó la inhibicion, resultando la competencia de que se trata :

Visto el art. 80, párrafo 2 de la ley de organizacion y atribuciones de los Ayuntamientos de 8 de enero de 1845, segun el cual loca á estos cuerpos el arreglo de los pastos y demás aprovechamientos comunes:

Vista la Real órden de 8 de mayo de 1839 que no permite á la autoridad judicial la reforma por medio de interdictos , de providencias de los Ayuntamientos en asuntos de su legal atribucion:

Consideraddo: Que el remover los estorbos é impedimentos para el disfrute de los aprovechamientos comunales, es parte sustancial de su arreglo; por lo cual la providencia del Ayuntamiento de Puenleviezgo que llevó á ejecucion D. Joaquin del Mazo, como dirigida á remover uno de estos estorbos, estaba en el círculo de sus atribuciones, segun la cila la ley, y no puede sostenerse como procedente conforme á la Real órden tambien citada el interdicto restitutorio admitido por el Juez de primera instancia de Villacarriedo:

Se decide esta competencia a favor de la Administracion; y devolviéndose el espediente con los autos al Gefe político de Santander, dése conocimiento á dicho Juez de esta decision y sus motivos

MINISTERIO DE LA GOBERNACION DEL REINO.--Seccion de GobiernoExcmo. Sr.: .Dada cuenla á S. M. la Reina del espediente de competencia suscitada entre el Gefe político de Santander y el Juez de primera justancia de Villacarriedo, sobre cerramiento de un terreno comunero del pueblo de Puenteviczgo , se ha dignado resolver como parece al Consejo. De Real Orden lo digo á V. E. para conocimienio del Consejo y demás efectos.

15 ΤΟΜΟ Ι.

Dios guarde á V. E. muchos años. Madrid 23 de febrero de 1847.-Saijat -Sr. Vicepresidente del Consejo Real.

83.

Amparo en la posesion de pastos.-Se decide à fa. vor de la Administracion la competencia suscitada entre el Jefe politico de Huesca y el Juez de primera instancia de Barbastro, sobre amparo en la posesion de los pastos del monte de Hoz, en que estaba el vecindario de Coscojuela de Fontova; y se resuelve: .

1.° Que son administrativas las cuestiones promovidas por un alcalde sobre comunidad con otro pueblo de pastos, silos en el término de éste, contrayéndose á la posesion en su actual estado, sin tratar de la propiedad; 'Y 2.• quie bajo este concepto, como contenciosas, corresponden al Consejo provincial, debiendo solo reservarse á la autoridad judicial la cuestion de propiedad. (Coleccion legislativa.—1847.-Tomo 40, núm. 8.).

Vistos el espediente y los autos respectivamente remitidos por el Gefe político de Huesca y el Juez de primera instancia de Barbastro, de los cuales resultar: Quie en 16 de marzo de 1846 el alcalde de Coscojuela de FonLova pidió á dicho Juez en nombre de su vecindario amparase á este en la posesion de ciertos pastos del monte de Hoz en que iba a ser turbado por los vecinos de este pueblo, para lo cual ofreció y le fué admitida la correspondiente informacion sumaria: Que amparado en su vista por el Juez y librado despacho al alcalde de Hoz para el cumplimiento de su providencia, recurrió este al Gefe politico, que proinovió la competencia de que se trata, despues de haber reclamado el conocimiente directamente el Consejo provincial:

Vistas la disposicion 1., 2.y 3.a de la Real órden de 17 de mayo de 1838, por las cuales se previene á los Gefes políticos hagan entender i los Ayuntamientos que las demarcaciones de limiles entre provincias, piir tidos o términos municicipales, no alteran los derechos de mancomunidad de los pueblos en los prados, pastos, abrevaderos y demas usufructos que siempre hin poseido en comun: Que interin no se promulgue la ley que anuncia el Real decreto de division territorial de 30 de noviembre de 1833, se mantengi la posesion de los pastos públicos y demás aprovechamientos de una sierra, ó de la tierra de ciudad ó villa, ó del sesmo, o de otro distrito comun de cualquiera denominacion, tal como ha existido de antiguo, hasta que alguno de los pueblos comuneros ha intentado novedades en perjuicio de los demás, y finalmente, que al Ayuntamiento de cualquiera de tales pueblos que pretenda corresponderle el usufructo privativo para sus vecinos, en el loilo ó parte de su término municipal, se le reserve su derecho, de que podrá usar en tribunal competente, pero sin alterar la tal posesion y aprovechamiento comun, hasta que judicialmente se declare la cuestion de propiedad:

Visto el artículo 9.o de la ley de 2 de abril de 1845 que atribuye en general á los Consejos provinciales todo lo contencioso de los diferentes ram

inos de la Administracion civil, para los cuales no establezcan las leyes juzgados especiales:

Considerando: 1.° Que la cuestion promovida por el alcalina de Cosco. cojuela de Fontova, versa sobre comunidad con el pueblo de Hoz de pastos sitos en el término de este, contrayéndose á la posesion en su actual estado:

2.° Que mientras se trate solo de esta y no de la propiedad, es intudablemente administrativa dicha cuestion, conforme à la cilada Real 614 den; y en el conceplo de contenciosa corresponde al Consejo provincial, segun la ley tambien citada, debiendo solo reservarse á la autoridad judis. eial la cuestion de propiedad:

Se decide esta competencia a favor de la Administracion; y devolvién dose el espediente con los autos al Gefe político de Huesca, dése conocimiento al Juez de primera instancia de Barbas!ro de esta decision y sue motiros.

MINISTERIO DE LA GOBERNACION DEL REINO.-Seccion do Gobierno.Excmo. Sr. : Dada cuenta á S. M. la Reina del espediente de competencia suscitada entre el Gefe político de Huesca y el Juez de primera instancia de Barbastro, sobre amparo de la posesion de los pastos del monte de Hor, en que estaba el vecindario del pueblo de Coscojuela de Fontova, se há dignado resolver como parece al Consejo. De Real órden lo digo á V. E. para conocimiento del Consejo y demás efectos. Dios guarde á V. E muchos años. Madrid 23 de febrero de 1847.-Seijas.-Sr. Vicepresidente del Consejo Real.

84.

Deslinde de un camino cordel de ganados estantes.-Se decide á favor de la Administracion la competencia suscitada entre el Gife politico de Toledo y el Juez de pris mera instancia de Orgaz, sobre rectificacion de servidumbres pecuarias en aquel partido; y se resuelve:

Que las diligencias de reconocimiento y deslinde de cordeles de los ganados estantes se hallan comprendidas minifiestamente en el encargo hecho á los Gefes politicos por la Real órden de 13 de octubre de 1844 (Coleccion legislativa.--1847.--Tomo 40, número 9.).

Vistos el espediente y los autos respectivamente remitidos por el Gefe político de Tole to y el Juez de primera instancia de Orgaz, de los cuales resulta: Que á instancia del procurador fiscal de la asociacion general de Ganaderos del Reino en aquel partido se procedió por el espresado Juez en noviembre último al reconocimiento y deslindte del camino cordel de los ganados estantes, como se habia practicado respecto á los trashumantes con anterioridad, á solicitud del mismo procurador: Que noticioso el Gefe político de esta operacion por la consulta que le hizo el Ayuntamiento de Yébenes interesado en ella, relativamente a la conducta que deberia observar en este negocii, ageno á su parecer de las atribuciones judiciales, le reclaró directamente resultando la competencia de que se trata: .

Vista la Real órden de 13 de octubre de 1844 que encarga á los Gefes

políticos cuiden con todo el esmero y vigilancia posible de que se observen y cuniplan todas las disposiciones que declaran á favor de la ganaderia el Jibre uso de las cañadas, cordeles, abrevaderos y demás servidumbres pecuarias establecidas para el tránsito y aprovechamiento comun de los ganados de toda especie, impidiendo por todos los medios que están al alcance de su autoridad que las locales, ni otra persona pongan obstáculo de ninguna especie para el goce de los derechos declarados á esta importante industria:

Considerando: Que la diligencia pedida al Juez de primera instancia de Orgaz por el procurador fiscal de la asociacion general de Gana.leros del Reino en aquel partido, está comprendida maniliestamente en el encargo hecho á los Gefes politicos por al citada Real órden:

Se decide esta competencia a favor de la Administracion; y devolviéndose al Gefe político de Toedo su espediente con los autos, dése conocimiento á dicho Juez de esta decision y sus motivos.

MINISTERIO DE LA GOBERNACION DEL REINO.-Seccion de Gobierno. -Excmo. Sr.: dada cuenta á S. M. la Reina del espediente de competencia suscitada entre el Gefe político de Toledo y el Juez de primera instancia de Orgaz sobre rectificacion de servidumbres pecuarias en aquel partido, se ha dignado resolver como parece al Consejo. De Real órden lo digo á V. E. para conocimiento del Consejo y demás efectos. Dios guarde á V. E. muchos años, Madrid 23 de febrero de 1847.-Seijas.--Sr. Vicepresidente del Consejo Real.

85.

Intrusion en un camino público. -Se decide à favor de la Administracion la competencia suscitada entre el Gere político de Zaragoza y el Juez de primera instancia de Egea de los Caballeros, sobre rectificacion de lioderos del pueblo de Pradilla; y se resuelve:

Que estando encargada á los Ayuntamientos lu conservacion y policia de los caminos y veredas vecinales, están por lo mismo autorizados para adoptar medidas sobre la comprobacion del ensanche de un campo limitrofe á olras tierras de propiedad particular y consiguiente rectificucion de linderos (Coleccion legislativa .1847.- Tonno 40, núm. 10.).

Vistos el espediente y los autos respectivamente remitidos por el Gele político de Zaragoza, y el Juez de primera instancia de Egea de los Cabaileros, de los cuales resulta: Que denunciarla al Ayuntamiento de Pradilla por su regidor síudico la intrusion verilicada en un camino público por don Vicente Emperadur, vecino de aquel pueblo, con el ensanche que dió á las márgenes de un campo limítrofe de su pertenencia, se procedió por acuerdo de dicho cuerpo de 23 de abril de 1846 á la comprobacion de este hecho y consiguiente rectificacion de linderos: Que practicada esta acudió Emperador al espresado Juez por medio de interdicto restitutorio, á que este dió lugar motivando la coinpetencia de que se trata, promovida por el Gefe político:

Visto el artículo 80, párrafo 3.o de la ley de 8 de enero de 1845 que

pone á cargo de los Ayantamientos el cuidado, conservacion y reparacion de los caminos y veredas, puentes y pontones vecinales: - Vista la Real órden de 8 de mayo de 1839, segun la cual no son procedentes los interdictos restitutorios contra providencias de los Ayuntamientos sobre cosas comprendidas en sus atribuciones segun las leyes. . Considerando: Que la citada de 8 de enero de 1845 encarga á estos cuerpos la conservacion y policía de los caminos y veredas vecinales, y los autoriza por el mismo caso para adoptar medidas como la del Ayuntamiento de Pradilla, reclamada ante el Juez del partido por D. Vicente Emperador contra lo que dispone la dicha Real órden:

Se decide esta competencia á favor de la Administracion; y devolviéndose el espediente con los autos al Gefe político de Zaragoza, dése conocimiento al espresado Juez de esta decision y sus motivos.

MINISTERIO DE LA GOBERNACIOS DEL REINO.-Seccion de Gobierno. -Excmo. S.: Dada cuenta á S. M. la Reina del espediente de competencia suscitada entre el Gefe político de Zaragoza y el Juez de primera instan- cia de Egea de los Caballeros sobre rectificacion de linderos del pueblo de Pradilla, se ha dignado resolver como parece al Consejo, De Real órden to digo á V. E. para conocimiento del Consejo y demás efectos. Dios guarde á V. E. muchos años. Madrid 23 de febrero de 1847.-Seijas.-Sr. Vicepresidente del Consejo Real.

86.

Construccion de una noria en predio de propiedad partieular.-Se decide a favor de la Administracion la competencia suscitada entre el Gefe político de las islas Baleares y el Juez de primera jostancia de Palma de Mallorca, sobre construccion de una noria cercana á la fuente de villa de esta ciudad; v se resuelve:

1.° Que cuando las providencias de un Ayuntamiento se limitan en su objeto á precaver el perjuicio que la obra de un particular puede acarrear al caudal de la fuente de un pueblo, solo dan lugar á una cuestion relativa al uso de un aprovechamiento comunal, como todas las que versan sobre menoscabo de los aprovechamientos de esta clase;

Y 2. que estas cuestiones, como contenciosas, corresponden á

número 11.).

Vistos el espediente y los autos respectivamente remitidos por el Gere político de las islas Baleares y el Juez de primera instancia de Palma de Mallorca, de los cuales resulta: Que empezada por el Marqués de Bellpuig la construccion de una noria en un predio de su pertenencia, cercano á la fuente de la villa en aquella ciudad, dispuso el Ayuntamiento de la misma se suspendiese la obra hasta averiguar si, como se presuinia, perjudicaba o no al caudal de la indicada fuente: que reclamado en balde este acuerdo por el Marqués, ya ante el mismo Ayuntamiento, ya ante la Audiencia del territorio, ya en fin ante el espresado Juez por interdicto restitutorio, abandonó este medio, y propuso en su lugar demanda ordinaria para que

« AnteriorContinua »